SEMILLERO DE IDEAS; CALIDAD RURAL AGROALIMENTARIA

Uno de los objetivos que nos planteamos cuando iniciamos el proyecto SERRANOS Y RURALES es que fuera también un escaparate de buenas prácticas y que éstas – si nos vienen de fuera – puedan ser trasladadas a nuestra comarca.

El Collado, Alpuente

Por ello nos hacemos eco de las PRIORIDADES DE DESARROLLO RURAL 2014-2020 del FONDO EUROPEO AGRÍCOLA DE DESARROLLO RURAL. En él se enumeran las seis prioridades de desarrollo rural de la UE para el período 2014-20120. Son las siguientes:

1.- Transferencia de conocimientos e innovación.

2.- Viabilidad y competitividad de las explotaciones.

3.- Organización de la cadena alimentaria.

4.- Mejora de los ecosistemas.

5.- Eficiencia de los recursos.

6.- Desarrollo territorial equilibrado.

Dentro de este último punto e incluído en el Marco de la Red Rural Nacional se engloba el Proyecto Calidad Rural: Señas de identidad de los Territorios Rurales, que constituye un ejemplo interesante del aprovechamiento del potencial agroalimentario de las zonas rurales. Este proyecto nos muestra una forma diferente de concebir la ampliación de la economía rural más allá de la actividad agrícola convencional encuandrándola bajo una marca de calidad.

ASOCIACIÓN INTERMUNICIPAL PARA EL DESARROLLO LOCAL EN LA COMARCA DE SANTA MARÍA LA REAL DE NIEVA (AIDESCOM)

El sector agroalimentario juega un papel primordial en el desarrollo de los territorios rurales, ya que contribuye a la creación y mantenimiento del empleo en esas zonas, así como a la diversificación agropecuaria y al aprovechamiento innovador y sostenible de los recursos del medio rural. Observando la creciente demanda de productos agroalimentarios de calidad por parte de los consumidores, AIDESCOM puso en marcha el proyecto Calidad Agroalimentaria, cuya última finalidad era identificar los productos locales con una imagen comarcal, reforzando su vínculo territorial, de forma que las producciones agroalimentarias se convirtieran en una seña  de identidad para los territorios rurales.

Los cambios en los hábitos alimenticios requieren de productos sanos, naturales y dotados de una identidad vinculada a un territorio. El avance significativo en la definición de sistemas de valorización, protección y seguridad alimentaria, requiere trabajar en favor de una mayor competitividad, de una mejor organización de la oferta y de mejores prácticas en la comercialización.

Este proyecto de cooperación está liderado por la Asociación AIDESCOM centrado en el desarrollo de la Campiña Segoviana; pero participan grupos de acción local de Andalucía (Córdoba, Jaén), Castilla-La Mancha (Cuenca, Guadalajara), Castilla y León (Ávila, León, Salamanca, Segovia, Valladolid, Zamora), Galicia (La Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra), Madrid y Comunidad Valenciana (Castellón).

Entre los objetivos específicos que se pretenden alcanzar con el desarrollo de este proyecto, se pueden destacar: abrir nuevos canales de comercialización y mejorar la capacidad de producción de la industria agroalimentaria a través del aumento de la competitividad, y el incremento de las ventas por medio de la articulación de sistemas de promoción conjunta. En este sentido, se ayuda a las pequeñas empresas de ámbito rural en el proceso de creación de instrumentos conjuntos y en el uso de herramientas que faciliten su posicionamiento en el mercado, fomentando las estructuras asociativas de carácter local y supralocal, capaces de favorecer la comercialización y venta de los productos agroalimentarios. Asimismo, se quiere fomentar la actividad agroalimentaria a través del empleo de materia prima local, recuperando los métodos de producción y transformación tradicionales. A pesar de ello, también se trabaja para incorporar las nuevas tecnologías y las “nuevas formas de hacer” en el caso de los productores emergentes.

El proyecto considera importante fomentar una actividad agroalimentaria que asuma prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Se pretende ofrecer a los territorios que forman parte del proyecto de cooperación, un plan de comunicación que permita dar a conocer las producciones locales en otros ámbitos geográficos. Por último, y como un punto clave del proyecto, se quiere conseguir a través de los productos agroalimentarios, una imagen identitaria de calidad del territorio para darle un valor añadido. Para alcanzar con éxito estos objetivos, el proyecto plantea distintas actividades de diferente tipología.

Se han diseñado, de forma conjunta, las auditorías de calidad para, en un futuro, realizarlas en las industrias agroalimentarias, así como implantar planes de mejora en las pymes y micropymes agroalimentarias. Las acciones de difusión se desarrollan para lograr la promoción conjunta y eficaz de los productos, minimizando las dificultades que presentan algunas pymes y micropymes en dar a conocer y comercializar sus productos más allá del ámbito local o comarcal. En este sentido, se ha creado una imagen de marca conjunta para todos los territorios, y se ha editado material gráfico promocional. Además, está contemplado el desarrollo de un escaparate virtual de los productos agroalimentarios, y la participación conjunta en eventos promocionales. Se organizará un seminario final del proyecto en el que, además de presentar los resultados del mismo, se pueda constituir un foro de debate y análisis sobre la temática del presente proyecto. De la misma manera, el seminario podrá resultar un encuentro de profesionales en el que poder debatir sobre las tendencias actuales de la industria agroalimentaria y las posibles acciones de mejora de la competitividad de la misma.

La última acción ejecutiva será la publicación de una memoria final del proyecto, junto con la realización de una campaña de comunicación de los productos, para dar a conocer tanto el resultado del proyecto ejecutado como la metodología aplicada. Así se pretende trasmitir las experiencias acumuladas, tanto por el conjunto de los grupos de acción local participantes como, de manera individual, por cada uno de ellos.

REFERENCIAS:

 

 

SERRANIA DEL TURIA, FINCA LA SALADA

En esta nueva colaboración para Serranos y Rurales quisiera retomar el tema de la agroalimentación como motor económico de La Serranía del Turia. Y qué mejor forma que dando a conocer a una empresa especialista en la producción, la transformación y la distribución de frutas y verduras: FRUILOMAR S.L.

(1) Logo FRUILOMAR S.L.Se trata de una empresa del sector hortofrutícola cuya actividad abarca la producción, la transformación y la distribución de frutas y verduras. Con más de 40 años de recorrido. Nació en la década de 1970 como una pequeña empresa hortofrutícola situada en el antiguo Mercado de Abastos de Valencia, abarcando en su actividad desde la producción hasta la comercialización de frutas y verduras, pasando por la recolección y manipulación de las mismas.

(2) Antiguo Mercado de AbastosEl 16/09/1997 se constituye legalmente con el nombre de FRUILOMAR, S.L., bajo la actividad CNAE (6431) de “comercio al por mayor de frutas y hortalizas”, estableciendo su domicilio fiscal y oficinas en MERCAVALENCIA, la mayor plataforma de distribución agroalimentaria de la Comunidad Valenciana. Su objeto social es <<La compra, venta, importación y exportación de toda clase de frutas y verduras. El cultivo y la producción, transformación y almacenamiento de frutas y verduras>>.

(3) MERCAVALENCIACuenta además con un moderno almacén hortofrutícola ubicado en el término municipal de Villar del Arzobispo (Valencia), y próximo a las Bodegas de Vanacloig (Chulilla), centro neurálgico de la actividad económica de la empresa. Y para la venta minorista FRUILOMAR, S.L. cuenta en la calle Maximiliano Thous de Valencia con Fruterías del Túria, un establecimiento de dedicado a la venta al consumidor de frutas, verduras, hortalizas y demás productos agroalimentarios, tanto de producción propia como de terceros. Además, Fruterías del Túria ofrece también reparto a restauración.

(4) Fruterías del TuriaEntre sus productos habría que destacar los cítricos (clementina, naranja); el kaki; y fruta de hueso (paraguayo, albaricoque y melocotón); además de sus apreciadas calabazas. FRUILOMAR, S.L. los comercializa bajo sus propias marcas, bastante conocidas dentro y fuera de nuestras fronteras, gracias a su esfuerzo continuo con la calidad: Mica© para las calabazas, Diamond© para el kaki y Tyris© para las frutas.

(5) MARCASEn la actualidad, FRUILOMAR, S.L. ha iniciado la comercialización directa de sus frutas de hueso ya envasadas en supermercados (personalmente los he podido comprar en CONSUM, desconozco si en otros establecimientos también estarán a la venta). Hasta el momento se están comercializando con un atractivo envoltorio melocotones y paraguayos con un peso neto de 900 gramos, y donde entran varias piezas de fruta según tamaño de las mismas.

(6) PESO y ENVASELos envases son pequeños cestillos cubiertos con una hoja de plástico transparente. En cada una de sus cuatro esquinas aparece impresa en colores la frase “Del campo a su mesa”, el nombre de “Serranía del Turia – FINCA LA SALADA”, la marca “Tyris” y un dibujo con la Senyera.

(7) ILUSTRACIONESLos he probado, y puedo asegurar que su calidad es excelente, notándose claramente que el tiempo entre la recolección y la puesta a disposición del consumidor final es corto, con lo que la fruta se ha recolectado en su punto de madurez. Se cumple con su eslogan “Del campo a su mesa”.

(8) MelocotonesHoy en día en que la globalización impone sus reglas en los mercados, y parece que los únicos canales de comercialización deben ser a nivel mundial y siempre por grandes corporaciones, también hay lugar para empresas, medianas y pequeñas, que apuestan además de por la exportación por los clientes de proximidad. Los productos locales comienzan a estar de moda y su utilización como marca resulta interesante comercialmente hablando.

(9) Paraguayos
Para concluir, hacer mención de que lo más importante de todo esto es el hecho de que una empresa comercial ya consolidada como FRUILOMAR, S.L. , decida dar valor añadido a parte de su producción de fruta utilizando el nombre de SERRANIA DEL TURIA como reclamo para vender sus productos al consumidor final. Ese es el camino a seguir…

Por
Juan Antonio Fernández Peris

MARCA DE CALIDAD “LA SERRANÍA”

MARCA CALIDAD

En SERRANOS Y RURALES estamos trabajando en relanzar la Marca de Calidad Territorial común para toda la comarca, homologada por la Marca de Calidad Territorial Europea (“Calidad Rural”) e incorporada a dicha red, basada en la calidad económica, social y medioambiental de este territorio, reforzando su identidad y sentido de pertenencia.
Nuestro objetivo es apoyar a las empresas de La Serranía, basándonos en la calidad de sus productos y servicios, mejorando su acceso a los mercados a través de esta marca, que a su vez es garantía de producto o de servicio.

Afianzar el concepto de Calidad Territorial como aspecto aglutinador para el desarrollo equilibrado y armonioso de nuestra comarca.