EL FUTURO SE ESCRIBE EN FEMENINO

La marcha progresiva de las mujeres de los territorios rurales de España, especialmente las más jóvenes, supone un grave problema para la sostenibilidad del medio rural. Desde un punto de vista económico, toda la literatura consultada coincide en que las mujeres son imprescindibles para conseguir un verdadero desarrollo rural sostenible y para evitar la lacra de la despoblación, quizá el mayor problema al que se enfrentan nuestros pueblos.

RRN ESTUDIO MUJER 2015_baja_Página_04

La presencia de las mujeres en el medio rural tiene un efecto cohesionador, y es el principal factor para luchar contra el gran envejecimiento de la población rural y la fuerte masculinización, dos causas directas de la despoblación, según todos los expertos. Los valores intangibles que aportan las mujeres en el medio rural van acompañados de su fuerte peso a nivel de diversificación económica. Este tipo de estudios sirven para empoderar, valorizar y dar una consideración justa al papel de las mujeres en el medio rural, imprescindible para el futuro de éste, pero solo son el comienzo de una verdadera conciencia de igualdad de género incondicional. Desde el punto de vista económico, ya hemos analizado el papel fundamental que cumplen las mujeres como dinamizadoras de los territorios rurales, a través de los Grupos de Acción Local y las Redes Territoriales, y por propia iniciativa. Entre los datos más relevantes, destaca que la inmensa mayoría de las empresarias rurales (79%, prácticamente 8 de cada 10), son autónomas que apuestan por desarrollar ideas de negocio que proporcionan servicios o bienes inexistentes en sus territorios, lo que tira por tierra todas las consideraciones sobre dependencia de la mujer emprendedora en el medio rural. Desde que comenzó LEADER hace más de 20 años, las emprendedoras rurales han contribuido a la diversificación de la economía del medio rural a través de iniciativas que han ayudado a la correcta consecución de las tradicionales labores agrarias, complementando éstas con otras actividades relacionadas, como la transformación y comercialización de productos locales, el turismo rural basado en las experiencias, etc. Las mujeres rurales innovan, y contagian esa innovación al medio rural. Ya hemos visto como el papel de las mujeres rurales empresarias crece cada vez más dentro de las economías rurales. En España, más de la mitad de los emprendedores rurales (el 54%) son mujeres, un dato llamativo si tenemos en cuentan que en el entorno urbano sucede lo contrario: el 70% de los emprendedores son hombres. ¿Qué podemos hacer para seguir poniendo en valor, dignificando y reconociendo el papel de las mujeres como agentes de cambio y de regeneración imprescindibles en el medio rural? En primer lugar, favoreciendo su ascenso a puestos de responsabilidad y facilitando su presencia en órganos de tomas de decisiones (en el anterior capítulo hemos detectado este desequilibrio). Es cierto que la mujer rural siempre va a tener que hacer frente a algunos obstáculos ya mencionados, como la conciliación laboral, pero esto no puede ser excusa para seguir negando su presencia a la hora de tomar decisiones.

RRN ESTUDIO MUJER 2015_baja_Página_01

Los datos de las pasadas elecciones municipales revelan que las mujeres querrían poder tener un mayor peso y una mayor participación en el ámbito de la política local en poblaciones con menos habitantes. Las pasadas elecciones municipales revelan que en los pequeños municipios españoles la proporción de mujeres en puestos de relevancia política, como alcaldías y concejalías, va en aumento. Por tanto, pese a algunos avances y mejoras en la situación de la mujer rural, este progreso es, a todas luces, insuficiente. Las mujeres del medio rural necesitan una legislación que las favorezca, que las visibilice, que las haga partícipes del desarrollo que ellas mismas lideran sobre el territorio, pero que no es patente en despachos y foros. Las mujeres rurales han de ocupar puestos de responsabilidad en órganos de gestión y de toma de decisiones; deben estar representadas de forma equilibrada en las mesas sectoriales, en las Juntas Directivas de los Grupos de Acción Local y Redes Territoriales, en los Comités de Seguimiento del Marco Nacional y de los Programas de Desarrollo Rural, así como en todas las instituciones vinculadas a la Red Rural Nacional; deben impulsar Grupos de Trabajo específicos, organizarse, sindicarse, hacerse oír; deben utilizar a su favor las nuevas tecnologías para ayudar a reducir esta brecha, así como formarse constantemente para tener así siempre herramientas para defenderse contra estas desigualdades estructurales e inherentes a las sociedades tradicionales e históricamente patriarcales. Conseguirlo es tarea de todos. El aumento progresivo de la participación de la mujer en puestos de toma de decisión ha influido y está influyendo positivamente en la dirección del cambio cultural y social en curso, de tal forma que la existencia de voces femeninas en el seno de los partidos políticos y en el sistema representativo tiende a romper con la diferencia acerca del papel de las mujeres en la vida pública (DIZ&LOIS). Del presente informe se desprende que todavía hay mucho trabajo que hacer y las propuestas son amplias y diversas para todos los agentes implicados en hacer que la participación generalizada de la mujer, tanto en dirección como en gestión, sea una realidad en nuestro país. Entre todos se puede conseguir un avance que será bueno para las mujeres, pero también para el sector empresarial, para la administración y para la sociedad.

Estudio de diagnóstico de situación y factores que inciden en el acceso de las mujeres a los órganos de decisión y gestión de los Grupos de Acción Local (GAL) asociados a la Red Española de Desarrollo Rural (REDR), en el periodo 2007-2014.

Anuncios

MUJERES EN EL MEDIO RURAL

“Entre noche y día no hay pared”. Este refrán indica que entre dos personas o cosas que son iguales, no hay motivo para establecer alguna diferencia.

Portada del libro Entre Noche y Día no hay Pared

Continuando nuestra línea de artículos sobre desarrollo rural destacamos la publicación de la Red Aragonesa de Desarrollo Rural conmemorando el Día Mundial de la Mujer Rural.

El libro “Entre noche y día no hay pared. Mujeres en el medio rural” nos hace ver a través de sus protagonistas cuán caducos y dañinos son los estereotipos de género. Dedicado a las mujeres de hoy y de mañana para que no olviden que entre la libertad de hacer algo y el poder hacerlo, no hay peor muro que el interior de cada una. A día de hoy, al menos en el terreno legal, las mujeres pueden conseguir cualquier meta que se propongan y en cualquier medio geográfico que decidan ya que no hay pared que nos lo impida. Con cierta dosis de empoderamiento y de autoestima, y un proyecto vital e ilusionante en mente, las mujeres están demostrando que con tan sólo no encontrar excesivas trabas (laborales, administrativas, sociales, familiares, etc.), son capaces de salir adelante incluso instalándose en el pueblo más pequeño y remoto del medio rural..

Las investigadoras que protagonizan esta publicación, nos reafirman lo expuesto con hechos, y nos hablan de la vital importancia de mantener vivo y cuidado el medio rural y a sus gentes; además, con cifras encima de la mesa, nos demuestran que otra forma de vivir es posible. Nos hacen ver cuán caducos y dañinos son los estereotipos de género y, frente a ellos, nos sugieren más amplitud de miras y eliminar todo tipo de prejuicios.
.
Así pues, los artículos de esta publicación están dedicados a ellas, a todas las mujeres cuyas vidas se podían condensar en siete palabras: entre noche y día no hay pared. Pero también a las mujeres de hoy y de mañana para que no olviden que entre la libertad de hacer algo y el poder hacerlo, no hay peor muro que el interior de cada una.
Os dejamos con el libro completo por si queréis leerlo.

//e.issuu.com/embed.html#2038829/30763716

MUJER, EMPRESA Y MUNDO RURAL

En septiembre, la UNIÓ DE LLAURADORS I RAMADERS organizan un curso para la creación de empresas por mujeres en el mundo rural.

11782427_10152937421510906_3278910270995194261_o

El curso tendrá lugar en Valencia, en C/ Mar 22 – 1ª, del dos al diez de septiembre del 2015.

Desde SERRANOS Y RURALES consideramos ésta una propuesta muy interesante y necesaria para nuestra comarca, y mostramos a la Unió todo nuestro apoyo en este tipo de iniciativas.

El proyecto pretende alcanzar los siguientes objetivos, vinculados con los objetivos del Programa Igualdad y Conciliación:
– Fomentar el emprendimiento y la consolidación de proyectos empresariales de las mujeres en el ámbito rural.
– Promover la actitud emprendedora de las mujeres.
– Fomentar el intercambio  de experiencias emprendedoras.
– Sensibilizar y motivar hacia el autoempleo.
– Ofrecer formación básica para el inicio de la empresa.
– Aumentar la participación femenina en la actividad empresarial.
– Elaborar materiales didácticos.
– Potenciar la imagen y visibilidad de las empresarias y emprendedoras consolidadas.
– Dotar a las personas emprendedoras de una formación en gestión empresarial y desarrollo de capacidades emprendedoras que les permita poner en marcha o consolidar  su idea en las mejores condiciones.

LA MUJER RURAL, LA MUJER SERRANA

El papel de una mujer activa en las zonas rurales es fundamental para la sostenibilidad y el desarrollo de espacios en los que las estructuras económicas requieren cambios. El emprendimiento femenino se presenta como una opción importante que fomentar desde las entidades que operan en los pueblos.

falta de mano de obra masculina a causa de la guerra, mujeres voluntarias reparan las carreteras en la serranía de la región valenciana, 1938

Mujeres de La Serranía arreglando una carretera durante la Guerra Civil

Facilitar la inserción de la mujer rural en el mercado de trabajo es un ejercicio de búsqueda de igualdad y de justicia social. Desde hace siglos la mujer serrana ha desempeñado tareas no reguladas en los hogares realizando faenas cotidianas en la casa junto al cuidado de los hijos, sacando tiempo, además, para ayudar en las labores agrícolas y ganaderas, aun a costa de no poder disfrutar de autonomía personal.

Os dejamos ahora con unos datos y valoraciones muy significativas:

  • En la Comunidad Valenciaba el medio rural abarca el 90% del territorio y en él reside el 20% de la población.
  • Las mujeres que viven en núcleos rurales y semiurbanos (menos de 10.000 habitantes) suponen
    el 22 % de la población valenciana.
  • La falta de oportunidades ha impulsado a muchas de ellas a la emigración, creándose un problema demográfico por déficit femenino en edades activas y fértiles.
  • Hoy día siguen existiendo diferencias de género que son más visibles en el medio rural.
    Por ello es necesario abordar algunos retos pendientes todavía hoy al objeto de ir consolidando
    la presencia de las mujeres en el medio rural.
  • Seguir reivindicando el Derecho al Desarrollo personal y local (territorial) como un derecho de la
    mujer.
  • Visibilizar la importancia de las mujeres en las actividades económicas (agropecuarias, de servicios, industriales…) y sociales de nuestra comarca.
  • Luchar contra el mito de que hay empleos femeninos y masculinos en el ámbito rural.
  • Concienciar a las diferentes administraciones, principalmente autonómicas, nacionales y europeas, y a la sociedad en general, del imprescindible papel que el medio rural desempeña en el equilibrio territorial, no sólo como lugar de esparcimiento y ocio sino como reserva agroalimentaria y territorio donde es posible la existencia del espíritu emprendedor, como motor de crecimiento y de diversificación económica, especialmente por parte de las mujeres.
  • Reclamar, por ello, una política de desarrollo rural integrada, que tenga en cuenta explícitamente a las mujeres, su necesidad de formación, sus puestos de trabajo, su capacidad de emprendimiento para que permanezcan en los pueblos.
  • Localizar los obstáculos que se oponen a la plena participación de las mujeres en la vida económica y pública local, para así crear iniciativas específicas en su favor.
  • Estimular el asociacionismo productivo y la creación de redes, en función de las necesidades de la dispersión de negocios, el aislamiento y el tamaño de las empresas.
  • Divulgar los logros conseguidos por las mujeres en el medio rural, tanto en sus negocios y trabajos como en la participación en la vida política de su entorno y la formación de capital social.
  • Sensibilizar a los medios de comunicación para que contribuyan en la visualización del trabajo desempeñado por las mujeres en el medio rural así como en la expansión y consolidación de este espacio como opción de vida sostenible y saludable tanto en el ámbito laboral como personal.
  • En suma, hay que dejar constancia de que el futuro del mundo rural depende en buena parte del papel que se otorgue a las mujeres y de las medidas que se les ofrezcan para ejercer su vida profesional y personal, sin limitaciones.

Y terminamos con unas reflexiones femeninas:

“En el medio rural, la toma de decisiones de las
mujeres está relacionada con el deseo de ser
independientes económicamente, de realizarse
como personas y de poner en valor lo que saben
hacer”.
Luisa Mª Frutos Mejías

“Si las mujeres abandonaron los pueblos, fue por
no sentirse cómodas con ellos. Por carecer de
expectativas personales de futuro”.
Lourdes Arruebo de Lope