POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS

Oyes crujir las ventanas de madera, que dejan entrar levemente el aire, debido al paso de los años. Te levantas pensando que la mañana será fresca pero cuando el día avance “hará bueno”, llegas al comedor y todavía queda calor de la noche anterior. Te calzas las botas, le pones el collar al perro que te mira con cara de alegría y de sueño, pero mueve el rabo porque sabe donde vas.

1

Ves que la noche aun domina, bajas andando hasta llegar al principio del barranco, sueltas al perro que empieza a correr sin control, las patas traseras se le encogen, el culo se le agacha y el perro en sí se alarga… cruza las patas delanteras y traseras en su objetivo de coger la máxima potencia y desaparece.

Empieza a romper la mañana y ves como las piedras están mojadas, los romeros, la leña de los almendros y la tierra están llenos de pequeñas gotas de agua que irán desapareciendo con el dominio del sol.

Te cruzas un par de tractores, te saludan con ganas, se alegran al verte y, al ver que, como ellos madrugas….no sé por qué en los pueblos nos alegramos de ver que otros también madrugan, brevemente te dicen, sin parar , dónde van y a qué…y tú más o menos haces lo mismo.

2

Metido de lleno en la umbría y con el perro ya en tus pies después de la exhibición de fuerza, empiezas a andar, terminas el camino de piedra y bajas a otro que te lleva hasta la Seca, una vez allí ves una imagen totalmente contrapuesta.

A una parte tenemos Valencia su ajetreo y su actividad, de otra parte el pueblo, ves las casas, los pinos que quedan en la parte de los molinos, el monte quemado del fondo que ya verdea, las granjas y todos los bancales de labor. La tranquilidad domina la imagen, es una forma distinta de vivir que cada vez menos gente elige. Empiezas a recordar las casas que hay vacías, la elevada edad de gran parte de las personas que viven allí, los pocos niños que hay en el colegio… ¿realmente, cada vez hay menos gente que quiera esta forma de vida?
La agricultura y las granjas son las que mantienen gran parte de familias, gracias al trabajo duro y constante sobrevive la actividad en el pueblo, pero piensas dónde estaremos de aquí a veinte años. La palabras son mucho más fáciles de escribir que los hechos, pero sigo pensando que aún nos quedan oportunidades, al final un pueblo no tiene que perder la esencia que lo caracteriza y que hace que estés encantado de estar allí, pero tiene que buscar no ser dominado por la tranquilidad absoluta.

Es aquí donde te sientes parte de algo. Desde donde estoy oigo las campanas y sé que me llaman a mí y a la necesidad de hacer algo, cada familia de este pueblo es un pedazo de esta forma de vida, que cuando nos pase algo a alguno de nosotros es como si nos pasase a todos, que este mal, de una forma u otra, antes o después nos afectará , que cualquier pérdida nos disminuye como pueblo ya que estamos ligados a él, así que, no preguntes a quién va dirigido este artículo, porque todos de una forma u otra pertenecemos al pueblo y tenemos bastante que perder.

por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti (J.D y E.H).

3

Vuelves por los mismos pasos, pensando que podrías hacer para que la tranquilidad no domine en exceso, y la verdad es que no lo sabes, pero si sabes que estarías dispuesto a hacer algo. Te resignas a que sea un pueblo de fin de semana. Al final estas líneas serán simplemente una entrada en un blog, que alguien leerá y sabrá lo que son estas sensaciones, y ya está, como siempre nos quedamos en palabras frente al avance de lo que sucede.

Reflexiones anónimas de un joven alcublano

LA CHELVANA

Alfons Cervera.

Decía Robert Walser que uno es pobre de verdad cuando ha de ir a la escuela con la chaqueta rota. Escribía eso en 1904, cuando era poco más que un adolescente y todavía no se había vuelto loco. No sé si ahora podríamos decir que uno es pobre de verdad cuando en vez de ir a escuelas decentes recibe las clases en barracones como los que habitaban los buscadores de oro en las montañas de Alaska.

Chelvana Liria Aras

Seguramente podríamos decir eso y tendríamos razón. Al fin y al cabo el gobierno de la Generalitat se gasta los dineros en lo que quiere y hace tiempo que decidió gastárselos en barcos y autos de lujo en vez de mirar cuál es el paisaje desolador que se va generando por sus alrededores. Les da igual, a los gobiernos de Camps y Rita Barberá, que convivan con una impunidad que apesta los rugidos agresivos de los motores millonarios y el ricrac incesante de las ratas mordiendo las madrugadas de los barrios sombríos que dibujan el mapa de las periferias urbanas.

Chelvana Aras
Pero no pasa eso sólo en las ciudades. En mi tierra, tan lejos del bramido que atruena las cercanías del puerto de Valencia en los días de fanfarria, hay una tradición atávica de abandono incalculable. Ahora con el PP y antes con los gobiernos socialistas hemos pagado caro ser lo que somos: una comarca con pocos votos. Ésa es la clave. No hay manera de que la Serranía sea en el plano siempre incompleto del progreso algo más que una cagadita de mosca, el punto insignificante que ni pincha ni corta a la hora de repartir lo que a cada uno le toca para no tener que ir a la escuela con la chaqueta rota. Por no haber, ya casi no hay en mi tierra escuelas ni quien las abra cada día para enseñar a los críos cómo va el mundo fuera de la pantalla del televisor.
Cuando aquella mierda de posguerra, la gente iba de un pueblo a otro andando o en carro. Luego llegaron los primeros y escasos camiones y unos autobuses que tardaban en llegar a Valencia más que los barcos que llevaban a Concha Piquer a cantar en las Américas. Entre aquellos autobuses estaba La Chelvana. Recorría los pueblos de la Serranía desde Valencia hasta Ademuz y su imagen de hojalata blanca se convirtió en una referencia entrañable como lo fueron para el viejo Oeste las diligencias que siempre se salvaban de los ataques indios porque iban custodiadas por John Wayne. Pero un día el servicio de autobuses cayó en picado. Primero fue la privatización del transporte público y enseguida la reducción de sus horarios hasta límites de subdesarrollo. Y así seguimos. A ese cambio también se sumó La Chelvana. Somos muchos pueblos y muy distantes unos de otros. La gente de Alpuente, Aras de los Olmos, Andilla, Higueruelas, La Yesa y Titaguas tiene todo el derecho del mundo a que se tiendan puentes entre esos pueblos y los otros de la Serranía y el Rincón de Ademuz hasta Valencia. Y ese derecho es el que ahora, según contaba Levante-EMV hace unos días, se borra de su ya mermado servicio de transporte. Casi nadie podrá viajar usando ese servicio, ya que ha disminuido su horario hasta extremos que casi lo convierten en inexistente. Al perro flaco se lo comen las pulgas.
Desde la Generalitat no sé qué hacen: parece que poco. Los de la empresa esgrimen escasa rentabilidad. Y en medio está la mirada de una gente, una mirada que es una mezcla de rabia y de impotencia. Algo habrá que hacer, si no arreglan la cosa los del gobierno y la empresa, para que no sean siempre los mismos quienes tengan que fregar los platos sucios de eso que con engolada grandilocuencia llaman progreso o algo parecido. Ser pobre es en mi tierra no tener escuelas adonde ir ni siquiera con una chaqueta recién comprada. Y también quedarte esperando La Chelvana días enteros antes de sentir su traqueteo tan antiguo y entrañable rodar por los montes de la Serranía. Algo habrá que hacer para impedir esa desgracia permanente que nos aqueja, ¿no? Algo habrá que hacer. Algo.

Noviembre 2009

http://www.levante-emv.com/opinion/2009/11/29/chelvana/655841.html

EMPRENDIMIENTO,STARTUPS Y LA SERRANÍA

El próximo cinco de febrero en Titaguas, en su Centro Social, tendrá lugar a las 17,30 horas el Startup Europe Week.

cartel

Startup Europe Week es un evento impulsado por la Comisión Europea para fortalecer el ecosistema de emprendedores y startups, que desde el 1 hasta el 5 de Febrero de 2016 unirá a todas las regiones europeas participantes para ayudar a los emprendedores y mostrarles los recursos que hay a su disposición en su ciudad.
 Los encuentros tienen diferentes formatos pero un mismo objetivo: ofrecer información práctica sobre las acciones y programas de apoyo a startups mediante la participación de autoridades locales, además de promover las conexiones entre emprendedores y dar a conocer la iniciativa Startup Europe.
 En principio este será el guion del evento: Vamos a tratar las posibilidades que los emprendedores tienen a nivel local, regional y europeo, se ofrecerán consejos y se ayudará a los participantes a tener información de acceso a ayudas y apoyo local y se dedicará un tiempo al  Meetup y networking que consiste en poner en contacto a todos los actores dedicados al emprendimiento con los emprendedores.
 Para realizar este evento contaremos con la presencia de un representante de la Universidad de Valencia.

DÍAS DE VENDEMA EN LA SERRANÍA

Era viernes por la noche y mientras estábamos cenando al calor del foguer mi padre nos contaba los planes para la mañana siguiente.

En la radio se escuchaba De España para los españoles, un programa musical que el viejo
Telefunken emitía en onda media al que mis padres eran asiduos por su afición a Manolo Escobar y a Sara Montiel.

Los planes para el día siguiente eran claros concisos, había que madrugar puesto que nos esperaba un día duro de vendema tanto a mi hermano como a mí, a pesar de tener los dos menos de doce años en aquella época ya eramos todo unos hombres.

Prácticamente a las nueve de la noche ya estábamos durmiendo con los cual a la mañana siguiente escuchábamos el trajín que se formaba mucho antes de amanecer, el sonido del macho comer garrofas mientras mi padre le ponía los aparejos antes de salir al pajar para
engancharlo al carro, os preguntaréis, ¿cómo el mulo en casa?, pues sí era lo más común junto con un cerdo que teníamos en una pequeña porcatera al cual se engordaba con sobras de la comida para luego la matanza. Supongo que también os preguntaréis, ¿donde estaba el servicio en tan acogedor palacete?, pues ya os lo podéis imaginar, nuestras necesidades las depositábamos en un hueco que hacíamos entre la paja del corral casero y todo mezcladito con los excrementos del macho y del puerco abonaban nuestros campos.

Sonaba el carro por la calle de ripio mientras mis tíos y mi abuelo ya habían llegado a casa, mi madre preparaba las fiambreras con embutido de la matanza y patatas, muchas patatas, mientras nos gritaba, ¡chiquillos arriba que ya está el padre con el carro!, suponéis bien el desayuno de leche con Cola-Cao era corto.

Ya de camino hasta el bancal mi padre iba andando delante de la caballería mientras mi abuelo todo eufórico él llevaba los ramalillos como si de capitán de barco al timón se pusiera. ¿Encima del carro?, mi abuelo, mi madre, mis dos tíos, mi hermano y yo, hora y media de camino hasta el bancal y también hasta ver los primeros rayos de Sol de octubre.

Una vez llegábamos había que encender una buena hoguera para entrar en calor y mantenerla encendida hasta bien entrada la mañana puesto que la escarcha o en el mejor de los casos el rocío hacían que la uva te mordiese los dedos como negándose a ser arrancada de la cepa. Mi abuelo se encargaba de organizar la logística poniendo tres lonas en diferentes sitios del bancal donde abocamos la uva de nuestras cestas de mimbre que la mayoría de veces nos chorreaba el mosto pegajoso por los hombros.

Hasta que al fin llegaba el mediodía, bueno eso según decía mi abuelo que miraba el Sol y colocando los dedos de una forma extraña en el horizonte exclamaba, ¡chiquillos es la una y no me voy ni cinco minutos!, aquello era una fiesta, mi madre sacaba las fiambreras
para calentarlas en el rescaldo del fuego que estaba ardiendo durante todo el día, un pan sabroso eso si negro que ella misma masaba y luego cocía en el horno la Valenciana y las sardinas que a mi no me gustaban porque estaban muy saladas pero que mi abuelo se ponía como un kiko al mismo tiempo que se empinaba la bota de vino y de vez en cuando a escondidas de mi madre nos daba un trago, luego normalmente por las tardes acababa cortandose con el oncete pero como tenía soluciones para todo se meaba la herida y la taponaba con una hoja de la cepa mientras se reía enseñando los tres dientes que le quedaban, se hizo de ochenta y nueve años.

Estaba atardeciendo y el bancal vendemado, la uva en los tres montones y las porsaqueras de las abejas revoloteando para degustar el rico mosto, mi abuelo ya ha enganchado el macho al carro y se van a casa con mi madre y mis tíos, seguro que llegarán bien entrada la noche, mi padre mi hermano y yo nos quedamos a esperas de que venga el tractor de la bodega, no recuerdo sí era un Fordson o un Ebro de lo que estoy seguro es que era azul.

Cuando llega ya bien entrada la noche el tractorísta le dice a mi padre, ¡sí no se pisa no cabe toda en el remoque!, con lo cual es el mejor momento de la jornada, mientras ellos están cargando el remolque yo estoy encima de él pisando la uva a la luz de la Luna y de los tristes faros del tractor.

No sé a que hora descarguemos en la bodega ya que ni estaba mi abuelo ni había Sol y en aquella época los relojes solo estaban en Suiza, lo que sí sé es que como al día siguiente era domingo mi madre nos bañaba en una cerrá con agua calentica del foguer, estrenemos pantalón de pana con rodilleras de unos primos míos que se les habían quedado pequeños.

  • Texto anónimo enviado por un colaborador de Alcublas.

REFLEXIONES GASTRONÓMICAS SERRANAS

Luis Ernesto Yuste de Miguel, cocinero serrano, ha abierto en su localidad, Chulilla, una casa de comidas, 9C+. Prometemos ir, pero mientras llega ese momento, os dejamos con una reflexión sobre gastronomía que nos dejó tiempo atrás…

12301694_10153351274337399_9041560830064657356_n

Restaurante 9C+, Chulilla

 

¿ACTUALIZACIÓN DE LA GASTRONOMÍA?
Hay veces que me da la sensación que en esta época en la que nos ha tocao vivir, todos los campos profesionales tienen derecho a evolucionar y actualizarse sin ser objeto de críticas, excepto la gastronomía.

La mayor parte de la sociedad apuesta por una cocina tradicional de toda la vida, pero eso si, con la última tecnología en telefonía móvil en el bolsillo, el último modelo de coche aparcau en la puerta de casa, y un PC ultima generación en la oficina. Supongo que habría que buscar una explicación en el campo de la psicología industrial del por qué somos reacios a experimentar nuevos sabores y texturas resultantes de la aplicación de técnicas coquinarias actuales y productos fruto de la evolución de la cocina, la cual también tiene derecho a el progreso tecnológico. O quizá sea por que la desconocemos por completo y nos consolamos diciendo que esas “Mariconas” no nos van.
En ningún momento estoy en contra del recetario tradicional, tan escaso por nuestra comarca, sobre todo en reposteria “húmeda”. Al contrario, personalmente apuesto por la modernización y puesta al día de los platos tradicionales, aligerándolos en el paladar , haciéndolos bellos a la vista, hacer participar de ellos al olfato y dotarlos de texturas diferentes añadiendo el sentido del tacto a la boca.

Es de lo que se trata, de que interactúen todos los sentidos para disfrutar comiendo. Y que un plato como la olla de Carne o “Churra” que por si sola es una comida en si, pueda formar parte de un menú gastronómico de 10, 11 ó 12 platos, haciendo mayor el disfrute. Con esta forma de pensar en ningún momento estoy a favor de que desaparezca la cocina tradicional, pueden convivir juntas en este medio rural en el que alguno se cree que atamos los perros con longanizas, es simplemente una opción mas a tener en cuenta, dejando de vez en cuando un poco de lao esas palabras mágicas que son el entrecot y el arroz Meloso de Bogavante, tan prostituidos en algunos garitos, y abrir las papilas a nuevas experiencias.

Güeno, hoy no me enrollo mas, la fotografía del plato es un ejemplo de la olla de carne aligerada, este en concreto forma parte de un menú gastronómico de 10 platos.

lentiscar1lentiscar2

Primero hay que hacer una olla de carne tradicional con todos sus ingredientes, se separa el caldo por un lao y se desgrasa, se deshuesa la carne y junto con parte de las alubias y las diferentes morcillas, Gueñas, morcilla de pan, de arroz de cebolla, se pican en Brunoise y se ligan con una bechamel pa hacer la croqueta, por un lao se cuecen unas alubias pintas pa dar mas colorido al plato, y se emplata la croqueta con unas poquitas de alubias pintas y una yema de huevo de corral criogenizada (cocinada con frío) ,con el cardo se elabora una reducción del mismo después de blanquearlo y se le hacen unas rayitas en el fondo del plato, el caldo de la olla muy caliente se sirve en la mesa delante del comensal.

SALUT¡¡¡¡

EL ANTIGUO VALOR DE LA PALABRA EN LA SERRANÍA

“Se hace saber a todos los pastores que mañana hay Salva, a las cuatro de la tarde en la Plaza de los Olmos. Están citados Manuel el Chirra, Salvador el del Molino y Rafael Cañada. El pastor que no acuda será dañador de la partida.” 

En Alcublas, en la comarca de Los Serranos, funcionó hasta principios de los setenta un tribunal que resolvía y mediaba en los conflictos entre agricultores y ganaderos. Su nombre era La Salva. 

SCAN0206

Pastor de Alcublas

El tribunal de La Salva comenzó a resolver conflictos antes del siglo XVII. La Salva era presidida por el justicia o regidor mayor de la villa y con el paso de los años pasó a ocupar dicho cargo el presidente de la Cámara Agraria. La lucha de intereses entre agricultores y ganaderos es un hecho histórico en la gran mayoría de las comarcas. Siempre han existido estos problemas.

LA TRILLA EN ALCUBLAS

Jornada de trilla en Alcublas

En Alcublas, pueblo con una gran tradición ganadera, estos conflictos eran habituales. En los primeros años del siglo pasado existían más de 150 pastores desarrollando una importante actividad ganadera en la localidad. Con el paso de los años, el número disminuyó, llegando a ser unos cincuenta en la década de los setenta. Al tratarse de un municipio con un escaso término, debían cruzarlo para que sus animales pastasen en los lindantes de Jérica, Sacañet, Andilla y Altura.
Semejante número de pastores, con sus consiguientes cabezas de ganado, originaron enfrentamientos con los agricultores. Entonces, todo estaba bien reglado: los campos de cultivo se marcaban con mojonadas, que eran piedras de buen tamaño pintadas con cal que indicaban la prohibición de entrada del ganado. En los campos con vides a las que se les ataban unas cañas altas que señalaban al pastor que no debía entrar con su ganado.
Por otra parte, para delimitar las lindes entre las propiedades agrícolas, se empleaban las hitas, unas piedras altas que cumplían la función de marcadores territoriales.
Pero ¿quién vigilaba el cumplimiento de estas normas? Para ello se creó la figura del veedor. Existían dos, uno defendía los derechos de los ganaderos y el otro el de los agricultores. Visitaban conjuntamente los campos y negociaban, pactando la multa o indemnización.

Reunión mensual 

La Salva se reunía con carácter mensual y a ella asistían exclusivamente los ganaderos que, conjuntamente con veedores y el presidente de la institución llegaban al acuerdo económico correspondiente. No siempre imperaba la cordialidad.

“Se hace saber a todos los pastores que mañana hay Salva, a las cuatro de la tarde en la Plaza de los Olmos. Están citados Manuel el Chirra, Salvador el del Molino y Rafael Cañada. El pastor que no acuda será dañador de la partida.” 

PASTOR EN ALCUBLAS AÑO 1969

Pastor de Alcublas. Año 1.969

Cuando los veedores conocían la identidad del ganadero infractor, la cosa era mucho más sencilla. Pero en ocasiones no había testigos directos y ningún pastor asumía los daños causados. En estos casos, los veedores acordaban con el presidente de La Salva que todos los ganaderos que frecuentaban con sus rebaños la partida en cuestión, debían hacer frente a los gastos ocasionados.
En los conflictos en los que no habían testigos era preciso iniciar algún tipo de investigación. Si un pastor afirmaba que su ganado no había pastado en un determinado bancal, negando la acusación del agricultor, el veedor lo comprobaba de una manera muy sencilla. Si el rebaño había pastado anteriormente en el bancal, volvía a hacerlo. Si no era así, el ganado nunca rebasaba la linde. Una forma muy curiosa de encontrar al infractor.

La Salva es una forma ya extinguida de administrar justicia. Se utilizaba un procedimiento rápido, oral, directo y sin derecho de apelación. Los conflictos se resolvían con las palabras. Se buscaban mediadores, para que las soluciones fuesen justas y asumidas por todas las partes. Las palabras tenían mucho valor, todo su valor. Se podría hacer un símil con el Tribunal de las Aguas de la Vega Valenciana, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Lamentablemente, el descenso de la actividad ganadera en Alcublas y el cambio en el estilo de vida llevó a la desaparición de La Salva hace ya más de treinta años.

E. Domingo

LAS 15 PROPUESTAS DE DESARROLLO RURAL

Desde el Foro de Acción Rural, se quiere hacer llegar a los partidos políticos de ámbito estatal, de cara a las próximas elecciones generales, la importancia del medio rural, de sus necesidades, de su población, de las actividades económicas y productivas que alberga y de los servicios y valores propios que aporta y puede aportar a la sociedad en su conjunto.

7b2e1d122cbdccb1447670015

La importancia del medio rural y su indiscutible aportación al bienestar del conjunto de la ciudadanía se traduce en la gestión del territorio, en la producción de alimentos, en el cuidado y conservación del medio natural, de su patrimonio cultural y arquitectónico, de su historia y tradiciones, que constituye buena parte de nuestra identidad.
De la experiencia de los cuarenta últimos años, se concluye que el despoblamiento, envejecimiento y masculinización de la población rural es un problema de todos y tiene que ver con la falta de políticas que garanticen unos servicios y un adecuado desarrollo de las nuevas tecnologías, que promuevan la generación de empleo de calidad y la incorporación de jóvenes bien formados y con iniciativas de crear riqueza y empleo.

Por todo ello, se solicita a los partidos que incorporen en sus programas electorales de cara a las próximas elecciones generales, propuestas que materialicen esta importancia y reconozcan a los territorios rurales un papel similar al de las zonas urbanas, afrontando sus necesidades y facilitando que puedan también contribuir al desarrollo socioeconómico, la sostenibilidad ambiental y la innovación, de manera que se avance hacia el equilibrio territorial en España y sus regiones.

La Yesa

En concreto se plantean las siguientes propuestas:

  1. Mejorar el entorno rural, a través de “Estrategias de fomento de desarrollo rural y de ordenación territorial” con objeto de facilitar la calidad de vida, la residencia y la actividad económica sostenible en las poblaciones rurales, frenando e incluso revirtiendo el despoblamiento, en particular de jóvenes. Para ello es necesario promover las siguientes actuaciones:
  • Mejorar los servicios, transportes, comunicaciones y equipamientos, y la oferta educativa, cultural y asistencial en el medio rural.
  • Fomentar la formación y en particular la Formación Profesional y el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en el medio rural.
  • Garantizar la conexión rural-urbana y. potenciar el papel de las zonas periurbanas, por su importancia para la agricultura local, el paisaje, la gestión del medio ambiente, el empleo y la cohesión social.
  • Apoyo a la diversificación de actividades en el medio rural a través de medidas que la incentiven y la revisión del marco legal que regula las explotaciones que desean diversificar.
  1. Defender un modelo de ayuntamientos y entidades locales menores con servicios públicos garantizados y competencias esenciales, mejorando las deficiencias actuales para garantizar la calidad de vida, que evite la reducción de municipios, entidades locales, número de concejales y competencias y promueva un uso eficiente de los recursos públicos.
  2. Promover las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático, a través, entre otros, de inversiones en incremento y mantenimiento de la gestión sostenible de las masas forestales, así como programas agrarios de adaptación y de reducción de gases de efecto invernadero. Fomentar el desarrollo de energías renovables, en especial en forma de autoconsumo en edificios públicos y privados, así como en instalaciones productivas.
  3. Apostar por el Desarrollo Local Participativo con base en LEADER, más allá de las políticas de agricultura, considerando al menos lo siguiente:
  • Garantizar una representatividad adecuada de los Grupos de Acción Local y el empoderamiento de la población, con canales eficaces de gobernanza y participación.
  • Promover una estrategia territorial innovadora en base a un proceso endógeno de concertación público-privada para la aplicación de los Fondos Estructurales, FEADER y FEMP, y otros recursos públicos, que facilite la diversificación económica y la cooperación entre empresas y territorios.
  • Utilizar otros Fondos Estructurales para financiar las estrategias de Desarrollo Local participativo con unos recursos económicos e instrumentos financieros adecuados.
  1. Fomentar un sector agrario sostenible, a través de:
  • Establecimiento de indicadores ambientales, sociales y económicos objetivos que permitan el desarrollo de políticas agrarias realistas y eficaces y su aplicación en la cadena agroalimentaria.
  • Valorización de la multifuncionalidad a través de “contratos territoriales” y otras herramientas como la custodia del territorio o los bancos de tierras, especialmente en las zonas protegidas (Natura 2000, ENP, etc.).
  • Garantizar la aplicación efectiva de la nueva normativa sobre uso sostenible de fitosanitarios.
  • Aprobar una Ley Estatal de conservación de suelos.
  1. Impulsar un modelo de agricultura familiar sostenible. Constituido por una agricultura familiar que reside y trabaja en el medio rural y cuya principal renta y dedicación proviene de la actividad agrícola y ganadera, que aplica métodos de producción ambientalmente sostenibles y conserva el patrimonio natural y cultural. Para ello debe asegurarse al menos:
  • Reconocimiento de la Agricultura Familiar a través de normativas específicas, para establecer prioridades de apoyo y otras medidas de fomento diferenciadas.
  • Apoyo efectivo a la incorporación de jóvenes en la agricultura y otras medidas complementarias que fomenten el rejuvenecimiento del sector, con especial esfuerzo para aquellas explotaciones y modelos de mayor valor socio-ambiental.
  • Establecimiento de medidas en favor de la ganadería familiar en el sector lácteo con métodos de producción sostenible y ligadas al territorio.
  • Incentivos para la Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias (según recoge la Ley) y al refuerzo del papel de la mujer agricultora.
  1. Equilibrar la cadena agroalimentaria y reforzar el peso de las pequeñas empresas agroalimentarias y la agricultura familiar, a través de, entre otras, las siguientes medidas:
  • Etiquetado de origen obligatorio para los productos agroalimentarios (lácteos, miel,…) con el fin de ofrecer mayor transparencia e información a los consumidores y fomentar el consumo de productos locales.
  • Mejorar la aplicación en España de los “criterios de flexibilidad” que los reglamentos higiénico-sanitarios ponen a disposición de los Estados Miembros para la protección y defensa de las pequeñas empresas agroalimentarias.
  • Actuaciones encaminadas a potenciar y valorizar el papel de la agricultura familiar en la cadena alimentaria, con especial incidencia en fomentar y garantizar la relación contractual de los productos agroalimentarios y en la disminución de los márgenes existentes entre productores y consumidores,   así como impulsar el asociacionismo y el cooperativismo.
  1. Apoyar la producción y la alimentación ecológica y las producciones de calidad con criterios de sostenibilidad, a través de planes y programas específicos:
  • Elaborar o reforzar los planes de acción existentes para la expansión y consolidación de la producción, transformación y consumo de alimentos  ecológicos.
  • Apoyar los productos de calidad, locales y de temporada, ligados al territorio, incluyendo facilidades para venta directa y cadenas cortas de comercialización.
  1. Impulsar la aplicación con dotación presupuestaria del Plan de Activación Socioeconómica del Sector Forestal con el objetivo de promover la gestión forestal responsable, el incremento del número de montes que cuentan con un proyecto de ordenación, u otro instrumento de gestión equivalente, el asociacionismo y la apuesta por el mercado de productos forestales sostenibles. A través, entre otras, de las siguientes acciones:
  • Fomentar el asociacionismo y la agrupación de productores forestales para la movilización de productos maderables y no maderables, que hoy no son suficientemente puestos en valor. Así como una estrategia orientada a la mejora de la competitividad de la cadena monte-industria con el objetivo de generar mayor valor añadido a sus productos.
  • Favorecer el aprovechamiento sostenible de la biomasa forestal, implicando a la población rural.
  • Rediseñar la estrategia de lucha contra los incendios forestales, priorizando su aplicación en zonas de medio/alto riesgo de incendios y apostando por medidas de prevención activa basadas en dinamizar el medio rural (ej. ganadería extensiva), incrementando las inversiones para la gestión y los trabajos forestales, y actuaciones previstas contra los incendios forestales. Asimismo, mantener los recursos humanos y materiales para la vigilancia y extinción de incendios.
  • Promover la cultura forestal a través de la divulgación y sensibilización a la sociedad sobre la importancia de nuestra superficie forestal y capital natural y realizar campañas para promocionar el uso de madera y productos forestales locales (regionales/nacionales)
  • Valorizar la actividad cinegética compatible con la conservación de la biodiversidad y sus beneficios socio-económicos para el medio rural.
  1. Asegurar la correcta gestión de la Red Natura 2000 y los demás espacios protegidos, mediante unos planes de gestión y financiación apropiados, que se integren adecuadamente con las distintas políticas y planes sectoriales (agricultura, caza, turismo, etc.) para el medio rural y se garantice así la compatibilidad entre aprovechamientos y usos y conservación y fomento de la biodiversidad, con apoyos diferenciados para los agricultores, ganaderos, selvicultores y otros gestores del territorio que practiquen una gestión favorable para la conservación en estas zonas.
  2. Garantizar que las políticas y medidas para el desarrollo rural generen empleo estable y de calidad en actividades económicas sostenibles e impulsar la mejora de la situación de los asalariados agrícolas y forestales, evitando la precariedad y mejorando su protección social, con especial incidencia en jóvenes y mujeres.
  3. Promover una reforma fiscal basada en principios ambientales y sociales, incluyendo una redefinición de los impuestos según los principios de quien contamina paga y quién conserva recibe, que permita un apoyo efectivo a la gestión sostenible de las explotaciones agrarias y forestales y el mantenimiento de aquellas prácticas de mayor valor ambiental. Las medidas deben incluir incentivos fiscales con objeto de fomentar dichas actividades, que en el caso del sector forestal se dirigirán, entre otros, a fomentar la gestión forestal sostenible, la prevención de incendios, plagas y enfermedades y el aumento del valor de los productos forestales.
  4. Reactivar la Ley 45/2007 de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, dotándola de un adecuado presupuesto, y elaborando un nuevo Programa de Desarrollo Sostenible del Medio Rural que complete las actividades recogidas en la programación con cargo a FEADER, asegurando la sostenibilidad de las actividades y la calidad de la vida en el medio rural.
  5. Aprobar un Plan Estatal para la Ganadería Extensiva, con medidas específicas de apoyo para un sector clave, social, económica y ambientalmente en el medio rural y aprobar una Ley para la Dehesa que fomente un nuevo modelo de gestión, en aras a asegurar el futuro del sector ganadero extensivo y, con ello, el de los sistemas adehesados que dependen del desarrollo responsable de esta actividad.
  6. Asegurar una participación real y efectiva de la sociedad civil en el diseño, aplicación, seguimiento y evaluación de las políticas relacionadas con el medio rural.