LA CHELVANA

Alfons Cervera.

Decía Robert Walser que uno es pobre de verdad cuando ha de ir a la escuela con la chaqueta rota. Escribía eso en 1904, cuando era poco más que un adolescente y todavía no se había vuelto loco. No sé si ahora podríamos decir que uno es pobre de verdad cuando en vez de ir a escuelas decentes recibe las clases en barracones como los que habitaban los buscadores de oro en las montañas de Alaska.

Chelvana Liria Aras

Seguramente podríamos decir eso y tendríamos razón. Al fin y al cabo el gobierno de la Generalitat se gasta los dineros en lo que quiere y hace tiempo que decidió gastárselos en barcos y autos de lujo en vez de mirar cuál es el paisaje desolador que se va generando por sus alrededores. Les da igual, a los gobiernos de Camps y Rita Barberá, que convivan con una impunidad que apesta los rugidos agresivos de los motores millonarios y el ricrac incesante de las ratas mordiendo las madrugadas de los barrios sombríos que dibujan el mapa de las periferias urbanas.

Chelvana Aras
Pero no pasa eso sólo en las ciudades. En mi tierra, tan lejos del bramido que atruena las cercanías del puerto de Valencia en los días de fanfarria, hay una tradición atávica de abandono incalculable. Ahora con el PP y antes con los gobiernos socialistas hemos pagado caro ser lo que somos: una comarca con pocos votos. Ésa es la clave. No hay manera de que la Serranía sea en el plano siempre incompleto del progreso algo más que una cagadita de mosca, el punto insignificante que ni pincha ni corta a la hora de repartir lo que a cada uno le toca para no tener que ir a la escuela con la chaqueta rota. Por no haber, ya casi no hay en mi tierra escuelas ni quien las abra cada día para enseñar a los críos cómo va el mundo fuera de la pantalla del televisor.
Cuando aquella mierda de posguerra, la gente iba de un pueblo a otro andando o en carro. Luego llegaron los primeros y escasos camiones y unos autobuses que tardaban en llegar a Valencia más que los barcos que llevaban a Concha Piquer a cantar en las Américas. Entre aquellos autobuses estaba La Chelvana. Recorría los pueblos de la Serranía desde Valencia hasta Ademuz y su imagen de hojalata blanca se convirtió en una referencia entrañable como lo fueron para el viejo Oeste las diligencias que siempre se salvaban de los ataques indios porque iban custodiadas por John Wayne. Pero un día el servicio de autobuses cayó en picado. Primero fue la privatización del transporte público y enseguida la reducción de sus horarios hasta límites de subdesarrollo. Y así seguimos. A ese cambio también se sumó La Chelvana. Somos muchos pueblos y muy distantes unos de otros. La gente de Alpuente, Aras de los Olmos, Andilla, Higueruelas, La Yesa y Titaguas tiene todo el derecho del mundo a que se tiendan puentes entre esos pueblos y los otros de la Serranía y el Rincón de Ademuz hasta Valencia. Y ese derecho es el que ahora, según contaba Levante-EMV hace unos días, se borra de su ya mermado servicio de transporte. Casi nadie podrá viajar usando ese servicio, ya que ha disminuido su horario hasta extremos que casi lo convierten en inexistente. Al perro flaco se lo comen las pulgas.
Desde la Generalitat no sé qué hacen: parece que poco. Los de la empresa esgrimen escasa rentabilidad. Y en medio está la mirada de una gente, una mirada que es una mezcla de rabia y de impotencia. Algo habrá que hacer, si no arreglan la cosa los del gobierno y la empresa, para que no sean siempre los mismos quienes tengan que fregar los platos sucios de eso que con engolada grandilocuencia llaman progreso o algo parecido. Ser pobre es en mi tierra no tener escuelas adonde ir ni siquiera con una chaqueta recién comprada. Y también quedarte esperando La Chelvana días enteros antes de sentir su traqueteo tan antiguo y entrañable rodar por los montes de la Serranía. Algo habrá que hacer para impedir esa desgracia permanente que nos aqueja, ¿no? Algo habrá que hacer. Algo.

Noviembre 2009

http://www.levante-emv.com/opinion/2009/11/29/chelvana/655841.html

Anuncios

MEMORIA GRÁFICA DE LA SERRANÍA

                                ALCUBLAS 1959                           

Una parte importante de nuestro pasado próximo está desapareciendo ante nuestros ojos. Por ello, es muy importante preservarlo. Esta nueva colaboración en Serranos y Rurales es una pequeña aportación al respecto. En concreto a la memoria gráfica de Alcublas.

(1) PORTADA
Se trata de un pequeño cuaderno formado por una portada y contraportada en cartulina y cuatro páginas en papel, no numeradas, con nueve interesantes fotografías originales pegadas. La portada con el título “Alcublas” – “Vista panorámica” presenta una fotografía apaisada de la población de Alcublas.

(2) FOTOGRAFIA PORTADA
La Página 1 con dos fotografías de la Fuente de San Agustín.

(3) PAGINA 1
Una, la Fuente de San Agustín desde lejos.

(4) FOTOGRAFIA 1-A
La segunda, una foto de una familia, cuya identidad desconozco, junto a la Fuente.

(5) FOTOGRAFIA 1-B
La Página 2 presenta dos fotografías de dos zonas diferentes de Alcublas.

(6) PAGINA 2
La primera una vista del depósito y “Fuente de San Isidro”.

(7) FOTOGRAFIA 2-A
La segunda, la “Torre de la Iglesia desde la calle del Villar del Arzobispo”.

(8) FOTOGRAFIA 2-B
La Página 3 presenta otras dos fotografías de dos zonas diferentes de Alcublas.

(9) PAGINA 3
Una, la “Plaza de la fuente”, pudiéndose observar al fondo el monte de los molinos y la silueta de ellos.

(10) FOTOGRAFIA 3-A
La otra, con una fotografía de la Iglesia. En la misma se puede ver la figura de San Antón sobre la puerta de entrada.

(11) FOTOGRAFIA 3-B
La página 4 presenta las dos últimas fotografías, pues la contraportada no tiene fotografías, de dos zonas cercanas a Alcublas.

(12) PAGINA 4
Una panorámica de “La peña Ramiro”.

(13) FOTOGRAFIA 4-A
Y la última, unos niños, de los que también desconozco su filiación, “En la fuente de Nª Sª de la Salud”. Y la fecha (19-IX-1959)

(14) FOTOGRAFIA 4-B
Una verdadera delicia que nos transporta 56 años atrás…

Por   JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS

SEPTIEMBRE SERRANO

El reloj es insaciable. Hace nada los pueblos serranos bullían con niños, turistas y serranos de vacaciones y sin darnos cuenta estamos ya en septiembre. Este año, la climatología estival ha hecho que uno de nuestros visitantes otoñales adelante sus fechas y ya esté entre nosotros.

Lactarius_deliciosus

Rebollón

El rebollón será el principal motivo para que nuestros pueblos revivan, aunque sea sólo ya los fines de semana. Un día tendremos que analizar cual es el extraño hechizo que hace que semejante seta atraiga a miles y miles de personas en su busca por el monte. Pero ahora nos quedamos con el recuerdo de la fiesta, de los días de fiesta que nuestros pueblos serranos han tenido en este pasado agosto y que incluso alguno todavía las disfruta.

10422120_821980117923408_2881264431141859758_n 11866446_819043218217098_7912955550507474982_n 11880344_1015706325129949_4205919402106839320_n 11885215_10204881865462803_5032345900065684049_n 11889543_1066702693354031_2427609183091562755_n 11889611_10203229224331421_8366010106919482340_n 11892169_10153110676748511_5234275367560604650_n 11896045_1468558533469461_7347709685342954903_n 11896076_864958210262487_2357395932145282258_n 11898768_821980341256719_7461483767901083888_n 11902430_10204881869062893_7584431616574393769_n 11902494_10203229224491425_7269129688359953008_n 11903701_451978701672929_4976961970154682265_n 11924545_10153110678238511_722829031665831181_n 11940715_10153894998112289_5415918610291817675_n

Todo pasa, y ahora son los tractores quienes sustituyen por las calles a las carrozas y las procesiones. Tractores cargados de almendras en unos pueblos, y camino de la vendimia en otros. No en vano se ha dicho “Cuando en Septiembre acabes de vendimiar, ponte enseguida en octubre a sembrar.”

Pero dejamos octubre para más adelante. Ahora queremos mostraros otra faceta más de Serranos y Rurales. Además del activo grupo de facebook SERRANOS Y RURALES hemos abierto un álbum de fotos virtual en FLICKR. Hay ya unas 200 fotografías subidas y nuestra intención es ir aumentando el número con vuestras aportaciones. Pulsando en el siguiente enlace tendréis acceso: https://www.flickr.com/photos/135875149@N03/albums

Pues nada serranos!! Os dejamos para que las difrutéis.

DIEZ LUGARES DE LA SERRANÍA QUE VISITAR ESTE VERANO

La Serranía tiene muchos lugares que descubrir. Hemos querido seleccionar diez de ellos que, por encontrarnos en verano, te recomendamos que visites:

1.- ANTICLINAL DE SOT DE CHERA
Sot de Chera, anticlinal

Anticlinal de Sot de Chera

En la localidad serrana de Sot de Chera podemos visitar y contemplar el “Anticlinal de Sot de Chera“. El Anticlinal “Hito geológico” es de gran importancia en el ámbito de la geología debido al plegamiento casi perfecto que se produce entre las dos fuerzas rocosas y que hace que Sot de Chera sea muy conocido en lo que a nivel geológico se refiere. Debido a su importancia es visitado anualmente por cientos de personas que llegan hasta el municipio, exclusivamente, para ver de cerca la serie de anticlinales y sinclinales que se suceden entre si. Os recomendamos su visita, y además podréis disfrutar del baño en sus piscinas naturales en el mismo núcleo urbano.

2.- LA PEÑA CORTADA DE CALLES
La Peña Cortada, Calles

Acueducto de la Peña Cortada, Calles

Hablar de Calles, es hablar de historia, es hablar de Romanos, el acueducto romano de la Peña Cortada es uno de los más singulares de la Comunitat Valenciana. Con el objeto de abastecer de agua a la ciudad de Sagunto, se inicia su construcción en el Azud del río Chelva a 600 metros sobre el nivel del mar, de donde se recogía el agua. Para salvar el barranco de la Cueva del Gato, se levanto un acueducto de 36 metros de longitud con una altura máxima de 33 metros.
Formado por tres arcos sobre pilares escalonados, cimentados directamente sobre la roca viva del cauce del barranco y construido con bloques de piedra cortados minuciosamente a escuadra, según la técnica romana del opus quadratum, tiene una anchura de 2,10 metros en una parte alta.

Para visitar el acueducto de la Peña Cortada tenemos una ruta a pie perfectamente señalizada que sale desde Calles. El realizar esta ruta supone un esfuerzo físico perfectamente recompensado tanto por el disfrute del entorno por el que andamos y que culmina con la llegada al acueducto. También hay acceso con coche desde la vecina localidad de Chelva.

3.- LOS MOLINOS DE ALCUBLAS
Alcublas, molinos de viento

Los Molinos, Alcublas

En la cima del cerro que lleva su nombre se encuentran los Molinos de Alcublas, antiguos molinos de viento reconstruidos. Desde aquí se puede admirar un bello paisaje que hará las delicias de los aficionados a la fotografía. En la última reconstrucción se ha instalado un merendero en la cima donde se puede disfrutar de una atractiva jornada. Se puede acceder a los molinos paseando por la ermita de Santa Lucía o bien en coche por el camino que sale de la Balsilla.

4.- EL CHARCO AZUL, CHULILLA
Chulilla, Charco Azul

El Charco Azul, Chulilla

Se trata, y con mucha diferencia, de la ruta con más afluencia de público y una de las más bonitas y con más historias que contar de Chulilla. Al parecer,el charco azul toma su nombre del término de orígen árabe azud, que indica la presencia de una pequeña presa en la zona, utilizada para regar la huerta adyacente al pueblo.

El camino es fácil de recorrer y está bastante bien señalizado con lo que no es fácil perderse. Existen dos posibles caminos uno que empezaría en la parte sur del pueblo, el cual es el más recomendable para los que no quieren andar mucho, ya que pueden aparcar cerca (abajo en el río) y se ahorran la subida de vuelta. Este camino nace de una carretera que se encuentra pasando la piscina municipal y antes de llegar al cementerio. Nos encontraremos en la parte baja del pueblo conocida como barranquillo. Podemos seguir hacia delante y bajar casi hasta el nivel del rio, el sitio idóneo para aparcar nuestro vehículo. Una vez allí, tenemos que seguir el camino que se encuentra a nuestra derecha. El otro camino baja por la cara norte del pueblo hacia el río y podemos cogerlo por una calle cercana a la plaza del pueblo. Se encuentra perfectamente indicado su recorrido por las calles del pueblo y despues no hay pérdida, siempre hacia abajo y río arriba.  http://chulilla.net/chulilla-excursion-charcoazul.php

5.- ERMITA DE SANTA CATALINA, ARAS DE LOS OLMOS
Ermita de Santa Catalina, con su fuente. Aras de los Olmos

Ermita de Santa Catalina, Aras de los Olmos

El santuario de Santa Catalina se encuentra a 5 km de Aras de los Olmos, ubicado a 1.100 metros de altura, en la muela de Santa Catalina. Hasta allí podemos llegar en coche o bien eligiendo una preciosa ruta a pie o en bicicleta. En este lugar nos encontramos con un paraje dominado por un conjunto formado por dos edificaciones, la Ermita de Santa Catalina y la Hospedería, además de una fuente de aguas manantiales que nacen en la propia montaña. Junto a ésto se encuentra la explanada, con un paellero y con mesas y bancos donde podemos disfrutar de una agradable comida a la sombra de los árboles, mientras los niños y niñas se divierten en el parque que se encuentra en la explanada.

6.- PINO DEL SOMBRERO, LA YESA
La Yesa, pino del sombrero

Pino del Sombrero, La Yesa

Apostado a 1040 metros de altitud, La Yesa, es un pueblo serrano rodeado de montañas y de parajes naturales de gran belleza. Frondosos pinares entre los que se puede descubrir parajes con gran valor natural y cultural, y descubrir los rincones más recónditos y entrañables del pueblo, como el monumental Pino del Sombrero.

Caminar por La Yesa es una excelente oportunidad para que los valencianos que aún no conocen la Serranía del Turia se den cuenta de los tesoros que encierra y que el sendero de gran recorrido GR-37, como gran itinerario senderista que tiene en la Yesa final y principio de la tercera y cuarta etapa de este recorrido por las vías pecuarias.

7.- EL VALLE DE AHILLAS
Ahillas, camino de La Yesa

Ahillas, camino de La Yesa

El Valle de Ahillas, se encuentra entre las poblaciones de Chelva y La Yesa, teniendo acceso también por pistas forestales desde Tuejar, Alpuente o Alcotas.

La altitud del valle de Ahillas varía entre los 820 y los 1150 m. de altitud, y su superficie es inferior a las 1.500 Ha. Accediendo desde Chelva, subiremos de 400 a 900 m. en tan solo 11 Km. viendo un paisaje muy montañoso de cortados y piedra madre. A mitad del trayecto, se encuentra la Ermita del Remedio, con unas vistas de marco inigualable.

La vegetación que rodea esta subida se comprende de pinares, carrascas y diferentes tipos de arbustos y hierbas aromáticas. Desde que los antiguos musulmanes ocuparan la península ibérica, se cultiva la tierra del Valle de Ahillas.

8.- EL REMEDIO, CHELVA
El Remedio, Chelva

Santuario de la Virgen del Remedio, Chelva

El Santuario de la Virgen del Remedio está situado en el Pico del Remedio, es el lugar donde se encuentra la Virgen del Remedio, la cual es bajada desde allí hasta el pueblo cada año, durante las fiestas grandes de Chelva.

Frente al conjunto del Santuario se abre una amplia plaza arbolada con fuente, paelleros y terraza-merendero que sirve de excelente balcón sobre la comarca. Existen servicios de cafetería y restaurante, tienda de recuerdos, etc., todo ello en un entorno agradable y cuidado. La hospedería, construida en 1880, se halla adosada a los pies, y posee un amplio porche con arcadas y balcones en su fachada que mira al valle. En sus dependencias se han acondicionado pequeños apartamentos que pueden ser alquilados por particulares.

La ermita es una amplia construcción en mampostería de altos muros reforzados por contrafuertes con tejadillo, entre los cuales hay una entrada lateral, con la fecha de 1913. La entrada principal se realiza a través de los soportales de la hospedería. En la fachada adosada a ésta se abre un gran óculo y sobre él, en el vértice del tejado a dos aguas, se levanta un pequeño campanario cuadrado de un solo cuerpo con arco de medio punto.

9.- EL AZUD, TUEJAR
El Azud, Tuejar

El Azud de Tuejar, nacimiento del río Tuejar

Este es el sugerente nombre con el que se conoce la pequeña laguna que se encuentra en el paraje del Nacimiento del río Tuéjar, ubicado en la localidad del mismo nombre.
Esta piscina natural se llama el Pozo de las Escaleras, y es todo un lujo bañarse en sus aguas cristalinas y puras que, por cierto, tienen la peculiaridad de mantenerse durante todo el año a la ideal temperatura de 18ºC. ¡Ya no hay excusas para darse un buen chapuzón nada más empezar el buen tiempo! No es de extrañar que los vecinos y viajeros que visitan la zona se acerquen hasta aquí para disfrutar de este especial rincón con una pequeña cascada incluida. La laguna forma parte del área recreativa El Azud, el cual ha pasado de ser una antigua presa a ser una explanada de tierra con abundante vegetación donde podrás pasear o jugar con los niños con total tranquilidad. Además, aquí encontraréis una Micro-reserva de Flora que alberga chopos, sauces, juncos, baladres, adelfas y álamos blancos, todas ellas especies vegetales propias de la ribera del río. Aunque también hay hueco para alguna variedad exótica, como las secuoyas.

10.- ACUEDUCTO LOS ARCOS, ALPUENTE
Alpuente, Acueducto Los Arcos, por Chusa

Acueducto Los Arcos, Alpuente

El Acueducto Los Arcos se sitúa en el municipio de Alpuente. Se trata de una infraestructura hidráulica de estilo medieval construida entre los siglos XVI y XVII.
El acueducto Los Arcos se encuentra a 2,50 kilómetros al norte de la villa, en la carretera de Alpuente a la Yesa. Conducía el agua procedente de las Fuentes Nueva y Marimacho, utilizándose para abastecer las necesidades de la villa y riego de su huerta; la arquería salva el desnivel que ocasiona la cuenca del río Reguero y tiene una longitud de 265 metros de trazado recto, excepto a unos catorce metros del inicio donde presenta una pequeña curvatura. Se aprecian todavía restos del canal que desde las fuentes conducía el agua hasta la arquería.

La arquería del acueducto consta de trece arcos apuntados de trazado regular, de ellos diez arcos son similares y situados a la derecha del río (orientación sur), son arcos rebajados. El arco que cubría el río ha desaparecido, era el principal de la arcada con unos 11 metros de luz y unos 6,50 metros de flecha, fue arrastrado por una avenida de agua en 1880 que causó también desperfectos en los arcos próximos.

En una rehabilitación efectuada en los años 1986-1988 se han construido aquí dos arcos de hormigón en ambos frentes del muro, con directriz similar a la anterior. Podemos aprovechar la visita al acueducto para posteriormente acercarnos a la localidad de Alpuente, villa medieval, rodeada de un entorno natural de gran belleza, que ha sido enclave histórico y cultural de enorme importancia a lo largo de los siglos, y conserva evidencias de algunos de los momentos más destacados de la historia de nuestro país, desde la prehistoria hasta nuestros días.

LAS ALDEAS DE ALPUENTE. ¿SABÍAS QUÉ…?

¿Sabías qué…?

La actividad eminentemente agrícola y ganadera de Alpuente y la dificultad que antiguamente suponía desplazarse a los lugares de trabajo, llevaron a la formación de numerosas aldeas, dispersas por todo el término: Corcolilla, La Almeza, Baldovar, Benacatácera, Campo de Abajo y Campo de Arriba, la Canaleja, el Collado, la Cuevarruz, las Eras, la Carrasca y el Hontanar.

Alpuente

Vista parcial de Alpuente

Alpuente y sus aldeas constituyen unos núcleos poblacionales con peculiaridades únicas dentro de la Comunidad Valenciana. Es momento, ahora en período vacacional, de visita por múltiples motivos: fin de semana fotográfico, ruta de los dinosaurios (con museo incluído), ruta de arte religioso, gastronomía…

Alpuente, Acueducto Los Arcos, por Chusa

Acueducto Los Arcos, Alpuente

La Almeza, Molino

Molino en la aldea de La Almeza

Para terminar nos desplazaremos a La Cuevarruz, a visitar su ermita de San José.

http://www.ermitascomunidadvalenciana.com/vsealp2.htm

Ermita de San José, La Cuevarruz

Se levanta en la plaza de la aldea, elevada sobre amplias gradas, y en perfecto estado de conservación. Es un bonito edificio de gruesa mampostería, coronado por ancha espadaña, a modo de campanario, con dos huecos desiguales que albergan sendas campanas, y remate de frontón triangular con cruz y veleta. Bajo ella se abre una ventana rectangular y, a su lado, hay un reloj de sol. La puerta es adintelada, enmarcada en dovelas con la fecha de construcción: 1745. En un azulejo se lee (sic)Hermita de S. José’, con un retablillo cerámico que representa al santo con el Niño. vsealp8b

El interior es rectangular, con piso de terrazo moderno. El techado tiene viga central y el espacio está dividido en tres cuerpos por dos arcos de medio punto apoyados en pilastras. Tiene coro alto a los pies, y bajo él, un poyo corrido de obra.
El altar del presbiterio es un sencillo retablo de obra, con una hornacina en la que se venera la imagen de San José, buena talla barroca atribuida a Ignacio Vergara. El resto de las imágenes son modernas.
Esta ermita contiene, sin embargo, un buen número de pinturas de gran importancia, varias de las cuales se remontan al siglo XVII y que urgen una pronta restauración.

PERO… ¿CONOCES LA SERRANÍA?

Llevamos ya unos días compartiendo fotografías serranas: panorámicas de sus poblaciones, rincones preferidos, arte religioso, etc. Las estamos organizando en carpetas y, la verdad, está quedando genial.

Desde aquí os lanzamos una pregunta: PERO… ¿CONOCES LA SERRANÍA?

La Almeza, Molino

La Almeza, Molino

De momento hemos confeccionado seis categorías:

1.- ÁRBOLES SERRANOS

2.- ARTE RELIGIOSO SERRANO

3.- CARRETERAS SECUNDARIAS

4.- NIEVE

5.- PERSONAS SERRANAS

6.- PUEBLOS SERRANOS

Pulsa sobre cada uno de los nombres y llegarás a los álbums correspondientes.