EL TURISMO Y LAS COOPERATIVAS AGROALIMENTARIAS

El pasado 25 de octubre participé en una jornada organizada por la Federación Valenciana de Cooperativas agroalimentarias en Dénia. Se trata de una jornada de carácter anual bajo el título de Retos del cooperativismo agroalimentario.

Durante la jornada, se trataron temas de ayudas al cooperativismo y en general a la agricultura y ganadería valencianas y también se trató,- y ahí es donde yo participé-, la incorporación de las cooperativas agroalimentarias al sector turístico o dicho de otro modo, que el turismo se incorpore al cooperativismo agroalimentario.

Incorporar a la promoción turística el producto agroalimentario tiene ventajas

Además, la incorporación del turismo en nuestras cooperativas mediante la organización de visitas o actividades en torno a la misma, puede y debe ser considerado como una fuente de ingresos más de la cooperativa además de un amplio escaparate que puede llegar a nuevos mercados, además de al mercado interno, el valenciano, de forma que se conozca la amplia variedad de productos que ofrece nuestro campo, sus bondades…mejorar el posicionamiento de la marca.

El agroturismo entronca con el desarrollo rural, con el turismo rural, con la búsqueda de experiencias y emociones que nos llevan a elegir un destino u otro en nuestras vacaciones.

Qué hacer, qué visitar, qué comer o qué beber, son algunas de las preguntas que todos, o casi todos, nos hacemos cuando estamos decidiendo visitar un pueblo, una comarca, un destino turístico en definitiva.

La cooperativa agraria puede convertirse, por qué no, en el principal atractivo turístico de un municipio, y puede generar flujo de visitantes, ingresos por compras, comida en el restaurante o en el bar, alojamiento,… en definitiva, consumo turístico, actividad turística.

La visita interpretada a un paisaje agrario es o puede ser una oportunidad de empleo para, para alguien que conozca su tierra, su paisaje. Hacer de su conocimiento una fuente de ingresos, de su afición o de su tradición una empresa…

Pero volviendo a las cooperativas, durante la jornada de Dénia se presentó un práctico manual de creación y desarrollo de producto turístico agroalimentario donde se detallan las posibilidades de incorporar la actividad turística a la actividad de la cooperativa y que está disponible para todos aquellos que quieran, descargándolo de la web de la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de la Comunitat Valenciana.

No se trata de sustituir una cosa por la otra, pero sí de aprovechar los flujos de visitantes a nuestros municipios y de poder crear puestos de trabajo, que aunque fuera sólo uno, ya sería una razón suficiente.

Copio una de las frases de la introducción del manual que me parece muy elocuente:

Con las visitas (a las cooperativas), los turistas conocen a las personas que hay detrás de lo que consumen, algo que influye sin duda en el proceso de construcción de una mejor imagen, en una mayor predisposición para el reconocimiento y, por ende, a una mayor compra de los productos agroalimentarios de las cooperativas que han descubierto a través de las visitas.

El manual describe el producto, los públicos objetivo, los mercados objetivo, los principales productos para ofertar, las necesidades de infraestructuras para poder ofrecer visitas a las instalaciones, de normativa legal, de comunicación y comercialización…

Y por último una estructuración y descripción detallada de los productos que se pueden ofertar (visita estándar, visita superior, visita premium, eventos…) por parte de las cooperativas.

Eso sí, como concluye el manual, crear un producto turístico requiere de compromiso firme, diagnóstico previo y trabajo a corto y medio plazo.,

No defraudar al cliente potencial del producto agroalimentario, que es el principal objetivo de la cooperativa.

Rosa Molins

Anuncios

LA SERRANÍA Y LOS PLANES DE TURISMO

Rosa Molins Ten,

Técnico en Turismo

El pasado 12 de septiembre se celebró en L’Alcúdia un congreso organizado por la Universitat de València y la Agència Valenciana del Turisme cuyo eje central fue el dar a conocer y debatir las diferentes estrategias para el desarrollo turístico territorial valenciano. Estrategias planteadas tanto desde la administración como desde el sector turístico.

DSC00230

El Congreso resultó novedoso en cuanto a que reunió a todos los participantes de los diferentes Planes de gobernanza y dinamización turística que hay en marcha en estos momentos en la Comunitat Valenciana con la idea de, -creo yo-, contribuir a abrir la mente a otras estrategias, a otras maneras de trabajar, a mirar a nuestros vecinos y en ocasiones a aprender de ellos. Estos planes persiguen que el turismo sea uno de los motores económicos que contribuya a dinamizar el territorio mediante la implantación y desarrollo de estrategias y actuaciones turísticas, e involucran económicamente a diferentes administraciones; la municipal, a través de mancomunidades o asociaciones de municipios, la provincial, de mano de los Patronatos Provinciales de Turismo y la autonómica, a través de la Agència Valenciana del Turisme. Y es en esta triple participación donde se enmarca el otro objetivo de los planes: la gobernanza colaborativa* ya que también se incluye al sector privado en la planificación turística.

*Gobernanza: Arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.

Además, se presentaba una útil herramienta elaborada por la Universitat de València en forma de guía para la elaboración de planes de desarrollo territorial turístico. Un material elaborado y pensado para facilitar la toma de decisiones de todos aquellos que participan del desarrollo territorial turístico (ayuntamientos, mancomunidades, técnicos municipales, ADLs, etc).

Volviendo a los planes antes mencionados, nueve en total, por ahora, se vio cómo cada uno de ellos había desarrollado una diferente estrategia a la hora de abordar actuaciones para el desarrollo turístico.

Uno de los planes que está en marcha es el de la Mancomunidad del Alto Turia, formada por cinco municipios de la Serranía (Aras de los Olmos, Titaguas, Benagéber, Tuéjar y Chelva). Pocos, a mi parecer.

CARTEL CAMINO DEL SILENCIO

Camino del Silencio, Benagéber

La gerente del Plan, María Zúñiga, describió brevemente las actuaciones impulsadas desde que se puso en marcha (entre otras la señalización de una ruta Btt que recorre los diferentes municipios, la ruta el Camino del Silencio en Benagéber, el diseño del “Parque de los sentidos” en Benagéber y que tiene por objeto ser un recurso adaptado y accesible, o la puesta en valor del refugio antiaéreo en Chelva).

En definitiva, actuaciones, entre otras diferentes más dirigidas a la realización de eventos o a la promoción turística, que persiguen ubicar el Alto Turia entre los destinos turísticos del interior valenciano.

FotorCreated5

Refugio Antiaéreo Chelva. Fuente: ValenciaBonita.es

 

Del congreso extraigo varias conclusiones, obvias, pero no por ello menos importantes:

  • El desarrollo turístico de nuestras comarcas del interior pasa sí o sí por la colaboración de todos los municipios que forman la unidad territorial más lógica (histórica, comarcal o paisajística), de modo que se sumen las ofertas de cada uno de ellos y así se consiga crecer y hacerse un nombre como destino turístico; estoy pensando en el Matarraña o en la Garrotxa  o en el Maestrazgo turolense como referentes de destinos turísticos identificados por todos nosotros.
  • No todos los municipios tienen que optar por el turismo, no todos son turísticos, pero a veces son necesarios para reforzar a otros que sí que lo tienen como principal actividad.
  • Los planes y estrategias deben pensarse bajo la premisa de la sostenibilidad en el tiempo.
  • Para impulsar el desarrollo rural se deben aprovechar todos los recursos financieros que se pueda pensando en estrategias que trasciendan cada uno de los sectores económicos.
  • Para llevar a buen puerto las estrategias turísticas es necesario contar con la colaboración e implicación de la población (la que reside de continuo pero también la que sólo lo hace en periodos vacacionales), y también con el tejido asociativo y económico del municipio, aunque sean sectores ajenos al turístico.
  • Se debe involucrar al sector turístico de los municipios en la planificación turística y acompañarles en el cambio hacia las nuevas demandas.
  • Y, esto es importante: por parte de las administraciones: NO CREAR FALSAS EXPECTATIVAS.

Y entraríamos de lleno en cómo planificar actuaciones que se conviertan en productos turísticos atractivos ( si señalizamos senderos, pensemos en que se han de mantener, estudiar la capacidad de carga, la fragilidad de los espacios naturales por donde discurran,… que promuevan el consumo y gasto en las poblaciones, …)

Y por último una aportación de uno de los ponentes y una afirmación en la que creo firmemente: el turismo debe servir para mejorar la vida de la población rural.

Rosa Molins es Técnico en Turismo y trabaja en la Agència Valenciana del Turisme.

TITAGUAS A LA LUZ DE LAS VELAS

Este próximo sábado 29 de julio se celebra en Titaguas un evento singular que no te puedes perder. Ven a Titaguas a su Noche de las Velas.

Captura de pantalla 2017-07-27 a las 20.45.03

Titaguas celebra la 5ª edición de la Noche de las Velas el sábado 29 de julio de 2017, un evento que se celebra desde 2013 en la población serrana, donde en su primera edición se calculó la presencia de unas 3.000 personas que año tras año se ha ido superando.

Serán más 15.000 velas las que iluminen la localidad con dibujos y formas en cada calle, a la que se unirán actividades, música y rutas para conocer la población. Las velas se reciclarán en los días siguientes a la noche especial para venderlas como recuerdo de una noche tan mágica.

Captura de pantalla 2017-07-27 a las 20.45.18

La luz de las velas y la música son las protagonistas de la noche más bonica del año. Por último os dejamos con unas normas básicas para que todo transcurra como debe ser.

normativa velas
No te lo pierdas, vente a Titaguas este finde!!

PAISAJES DE LA SERRANÍA

LA PUENTE ALTA (CALLES)

Sin duda, uno de los parajes más bonitos de La Serranía es La Puente Alta de Calles.

(1) LA PUENTE ALTA

(2) LA PUENTE ALTA

La Puente Alta, en concreto, es uno de los pocos puentes existentes sobre el Turia en esta parte de la Serranía Alta.

(3) LA PUENTE ALTA-1

Bajo la Puente Alta discurre un tramo, casi virgen, de nuestro río por excelencia y que caracteriza a La Serranía: el río Blanco.

(4) Turia

Miremos donde miremos, siempre hay rincones de gran belleza.

(5) LATERAL

(6) LA PUENTE ALTA

Y que muestran una de las zonas más agrestes de La Serranía.

(7) LA PUENTE ALTA

(8) EL TURIA

Aguas abajo de La Puente Alta, las orillas del río Blanco están cubiertas por una exuberante vegetación.

(9) EL TURIA TRAS SU PASO POR LA PUENTE ALTA(10) EL TURIA(11) EL TURIA

En sus proximidades se encuentra una fuente y un área recreativa.

(12) FUENTE

Un rincón para disfrutar…

Por JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS

¿QUIERES CONOCER ALPUENTE?

Compartimos las actividades que se realizarán en Alpuente este próximo fin de semana de San Vicente.

12

SÁBADO 22, DOMINGO 23 Y LUNES 24
11:00h. Taller para los niños
12:00h. Visita por el Casco histórico
12:30h. Visita al Museo Paleontológico
13:30h. Visita al Museo Paleontológico

OUR PROGRAM FOR NEXT SATURDAY (22nd APRIL)
11:00h. Museum of paleontology (In English)
12:00h. Guided tour of the medieval village (In English)

NOTRE PROGRAMME DE DIMANCHE PROCHAIN (23 AVRIL)
11:00h. Musée des #dinosaures (En Français)
12:00h. Visite guidée du village médiéval (En Français)

3

En Alpuente podrán disfrutar de un agradable paseo entre sus calles y plazas con cierto aire medieval. Destacan las casas solariegas con portadas de sillerías decoradas con escudos nobiliarios, sus edificios defensivos, el Castillo (en lo alto del cerro sobre el barranco de El Reguero), las Torres y Muralla de la Villa.

En este recorrido descubrirán pequeños rincones y miradores desde los que observar distintas vistas del valle y los alrededores.

A lo largo del el Casco Histórico encontrarán diversos paneles explicativos sobre algunos de los edificios más emblemáticos de Alpuente.

¿Te vienes a conocer Alpuente?

AÑO DE NIEVES…

El temporal de estos días por fin ha traído la nieve a La Serranía y Rincón de Ademuz. Este acontecimiento cada vez más esporádico en nuestras comarcas ha venido acompañado de cortes en el fluido eléctrico, carreteras y teléfonos. Afortunadamente todo ha quedado ahí.

1

Se han suspendido las clases en la casi totalidad de los colegios de las dos comarcas y se registran problemas circulatorios (carretera cortada)en la CV-345, carretera que une Higueruelas con Alpuente. En Alcublas, en la mañana del viernes siguen sin luz e incomunicados por carretera. En Andilla se han suspendido las fiestas de este fin de semana en honor a Santa Inés pues la carretera de entrada al pueblo está impracticable. Están sin suministro eléctrico tanto Andilla como Artaj y Osset.

Por el momento la carretera que une Chelva con Tuejar  está en buen estado pero si viajas hacia Titaguas hay que poner cadenas. Permanece cortada la que une Casas Altas y Casas Bajas con Ademuz, así como el tramo de Torrebaja. Las carreteras del Rincón de Ademuz presentan problemas en casi toda su red. Todos los pueblos están a la espera de la llegada de máquinas quitanieves que, de momento, no han llegado.

El panorama es el que describimos. Muy bonito para contemplarlo por su belleza pero duro de llevar para sus habitantes. Esperemos que este fin de semana remita el temporal y puedan disfrutar de nuestras comarcas todas aquellas personas que quieran acercarse a pasar unos buenos ratos con nosotros.

EL HORNO MEDIEVAL DE ARAS DE LOS OLMOS.

El Horno Medieval de Aras de los Olmos estuvo funcionando más de seis siglos hasta el año 1975, pero hasta unos años antes de cesar su actividad se administraba de forma comunal.

José Ramón López Carceller

9

Es mi intención hablar hoy de la función que desarrollaron los HORNOS MEDIEVALES, de su historia, y de la elaboración del pan desde su descubrimiento. El trabajo es un poco más largo de lo habitual, pero creo que os gustará conocer su origen y funcionamiento a aquellas personas interesadas por la historia.
¿Y quién me ha despertado esta inquietud?
Pues el interés por conocer esta actividad tan importante para el ser humano me lo ha despertado el HORNO MEDIEVAL DE ARAS DE LOS OLMOS, edificio con una antigüedad que supera los 600 años, donde las mujeres del pueblo cocían el pan, además de hornear otros alimentos que complementaban la dieta alimentaria.

10
En la actualidad este edificio desempeña otra labor muy distinta a la que desarrolló antaño, pero no por eso ha dejado de ser un horno medieval, todo lo contrario, por las fotos de mi archivo que adjunto a esta publicación, podréis comprobar qué este recinto está en perfectas condiciones para continuar su verdadera función después de seis siglos.
El Ayuntamiento de Aras de los Olmos adquirió en propiedad este edificio en el año 2001, y es de agradecer la iniciativa de las autoridades locales al dedicar la instalación a exponer permanentemente los utensilios que utilizaron las generaciones anteriores para cultivar el cereal, los objetos utilizados para AMASAR y también los necesarios para confeccionar el PAN.
Por ser este inmueble uno de los lugares incluidos en el recorrido cultural del pueblo, es parada obligatoria para visitar su exposición permanente o cualquier otra muestra cultural.
Primeramente, y en particular para las generaciones más jóvenes, he considerado oportuno hacer un poco de historia de los orígenes del PAN, y después describiré la idiosincrasia del HORNO MEDIEVAL de la calle del Jueguecillo de Aras de los Olmos (antes Aras del Alpuente), apoyándome en los datos que publica el Ayuntamiento de Aras, así como otras fuentes consultadas que diré al final de este escrito, además de la valiosa colaboración de mi amigo Ramón Sánchez Castelló.

1
Es importante saber que, para conocer los orígenes del PAN debemos mirar hacia atrás, allá por la Época del Neolítico, cuando ascendientes del hombre descubren la agricultura, y saben que procesando las semillas y los cereales, como el trigo, cebada, avena, centeno, arroz, maíz, etc., es decir, moliéndolas y remojándolas, obtendrán alimentos básicos para su alimentación como carbohidratos complementados con proteína de las carnes.
La historia nos desvela que quizás el pan, el aceite y el vino fueron los primeros alimentos procesados en la historia de la humanidad, y también nos cuenta que, el PAN se descubrió por nuestros antepasados cuando uno de ellos después de triturar unos cereales, y mezclarlos con agua en un recipiente, no los consumió de inmediato y cuando fue a gastarlo pasado un tiempo se encontró con una especie de torta seca que, fruto de la casualidad dio paso al primer pan. Esta circunstancia fue el inicio del consumo de este alimento para otras civilizaciones, siendo sinónimo de alimento de muchas culturas que, además formaba parte de rituales religiosos y sociales, siendo la religión cristiana la que tiene referencias y simbolismos hacia el pan.
En EGIPTO, se han encontrado datos históricos que demuestran que habían hornos para cocer pan en el año 4000 a. de c., ya que su territorio era idóneo para el cultivo del cereal cerca del río Nilo dados sus constantes desbordamientos de agua. El botánico suizo Alphonse Candolle dice que el pan nace en la ribera de río Eufrates, sin embargo el ruso Vavilov parece haber probado que fue en Abisinia, pero lo cierto es que en Egipto 5.000 años a. de c. tuvieron las primeras grandes cosechas de trigo.
Fueron los egipcios los que descubrieron la fermentación, y el pan fermentado, proceso enzimático éste que obtiene un pan corpulento que, no dependía de una buena harina de trigo, sino de una serie de transformaciones químicas que comienzan en el amasado y termina antes de la cocción del pan.
Posteriormente perfeccionaron su fabricación por sus relaciones comerciales con el pueblo griego, pero los egipcios no dejaron de lado la fabricación de pan sin levadura, es decir, el “pan ácimo”, que se elaboraba con harina de algún cereal con agua, a la que se podría añadir sal.
El pueblo egipcio utilizaba más la cebada para la fermentación alcohólica, es decir, la usaba para la fabricación de la cerveza elaborada con cebada y levadura, hecho que se recogía en el Código Hammurabi, conjunto de leyes más antiguo de la humanidad promulgado por este monarca Babilónico en el siglo XVIII a. de c.
El pueblo GRIEGO, hace del pan un verdadero arte, primero lo considera como un rito religioso, pasando posteriormente a ser el alimento del pueblo, considerando el “pan ácimo” como una comida exquisita al no estar fermentado.
En el siglo III a. de c. confeccionaban diversidad de panes con diferentes masas elaboradas con variadas semillas, como el trigo, cebada, avena, salvado, centeno, y alguna otra semilla más de las que se cultivaba en su territorio. A las masas les añadían especias y otros aditamentos que le daban diferentes gustos al pan, como la miel, frutos, y aceites seleccionados.

3
La importancia del pan en Grecia es tal que, poetas y filósofos como Homero, Platón y otros más ensalzan sus virtudes en sus escritos.
Originariamente los ROMAMOS, le daban al pan otro tratamiento distinto a los que le proporcionaban los pueblos egipcio y griego, aquellos lo consideraban un producto consumible por los ricos, pero en el año 30 a. de c. ya habían profesionales griegos de la panadería que desempeñaban su labor en 300 establecimientos.
A medida que fueron adquiriendo experiencia, fabricaron el pan según su composición, forma y función. Dado el auge de esta actividad, en la época del emperador Trajano en el año 100, se fundó la primera Asociación de Panaderos, y actualizaron sus infraestructuras mejorando la importancia del pan en Roma, haciendo extensiva su cultura a todas sus colonias, excepto a Hispania donde los celtiberos en el siglo III a. de c. ya conocían las técnicas de fabricar el pan.
Tanto era el desarrollo en esta tarea que fabricaron un pan especial en panaderías exclusivas de larga duración para los militares que, denominaron “panis militaris”.
En la EPOCA MEDIEVAL, no se realizaron cambios sustanciales, solo que además de cultivar trigo y centeno se continuó con la cebada. En Europa descendió el cultivo de cereales bajando la fabricación del pan, convirtiéndose algunos monasterios en los principales productores de pan. Sin embargo la fabricación del pan blanco continuó siendo el pan de los ricos y de las clases pudientes.
En el siglo XVII aparecen los gremios de artesanos, en los que se asociaron los profesionales panaderos en estas organizaciones, y es el gobierno correspondiente quien regula la distribución de este alimento
Y ya en la EPOCA MODERNA, y a partir del siglo XIX, en Europa se producen cambios que mejoran la producción del pan, y eso es debido al progreso que ocasionan el avance técnico de los molinos que hacen que se consiga una harina de mejor calidad, además se perfecciona la aireación de la masa, también aparece una levadura nueva, y el trabajo de amasar con las manos pasa a ser función de las máquinas, todo ello unido a la mayor producción de trigo, lo que hace bajar los precios y que el pan blanco llegue a todas las economías domésticas.

5
En ESPAÑA, continuaba siendo el pan el alimento básico, bien el fabricado con harina al que llamaban pan blanco u otro que se confeccionaba mezclado con harina y salvado, al que llamaban “pan rojo”. Las mujeres eran las que amasaban en su casa, y después lo llevaban al horno público para cocer, previamente a meterlos en el horno se les hacía una señal para distinguir la pertenencia de los panes después del horneado.
En el siglo XIV ya se crearon leyes para regular el negocio de la panadería, distinguiéndose en la zona del mediterráneo los gremios panaderos que funcionan alrededor de 750 años.
Y antes de pasar a describir el Horno Medieval de Aras de los Olmos, hay que saber también que el pan fue símbolo del cristianismo, ya que Dios se encarna en el pan de trigo para quedarse en el mundo, y el pan fue el alimento de la última cena.

4
Y sin más dilación, seguidamente intentaré resumir la historia del HORNO MEDIEVAL DE ARAS DE LOS OLMOS, sito en la calle del Jueguecillo 26.
Comenzaremos diciendo que, Pascual Madoz e Ibañez (Pamplona 1806-Génova 1870), abogado y liberal español, fue gobernador civil de Barcelona, llego a ser Ministro de Hacienda y gobernador de Madrid, fue autor de la gran obra Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, llamado “Diccionario Madoz”, Diccionario alfabético que describe todas las poblaciones españolas y que fue iniciada en el año 1834 con la participación de más de veinte corresponsales y las aportaciones de más de mil colaboradores. Esta obra se terminó en el año 1850 después de 15 años de intenso trabajo, y como no podía ser de otra manera, también tiene un capítulo dedicado a ARAS, en el que narra la idiosincrasia del pueblo.
Cuando describe la urbanización del pueblo y sus calles dice:
……”la casa municipal espaciosa y cómoda y en ella una cárcel segura y ventilada, habitación para el alguacil, 1 hospital para enfermos pobres y transeúntes, 1 buena posada, 2 HORNOS DE PAN COCER, 1 tienda de abacería con algo de quincalla y ropa para vestir”………………
Como ya se sabe que, la economía de Aras dependía del cultivo de los cereales, entre ellos el trigo, materia prima indispensable para fabricar el pan, también habla Pascual Madoz en su diccionario de los MOLINOS y del cultivo de los CEREALES, dice así:
…..”Además de la expresada fuente de Santa Catalina, brotan en varios puntos del término, otras 23, de las que son las más abundantes las llamadas Cebrillo, y Fuente Grande, cuyas exquisitas aguas no solamente sirven para el gasto del vecindario, sino para regar algunos huertos y dar impulso a 2 MOLINOS HARINEROS que hay cerca de la villa; pues las del río Turia que cruza a 1 1/2 horas de ésta, se aprovecha para MOVER OTRO DE 3 MUELAS, construido en su orilla, y para fertilizar las tierras que hay en ese margen.”…
También relata el “Diccionario Madoz” que:
“los habitantes de Aras PENDEN DE LA COSECHA DE LOS CEREALES, es decir, del trigo, cebada, avena, centeno, maíz, miel, patatas, cáñamo, hortalizas, y mucho vino; sostiene algún ganado lanar y cabrío, con el vacuno, mular y asnal preciso para la labranza y transporte, y caza de varias clases”.

6
Vistas las explicaciones de Aras que nos facilita el famoso diccionario en sus citas, a continuación describiré el horno.
Como he mencionado anteriormente éste es un horno con 624 años de antigüedad , pues así lo demuestra su fecha de construcción en el año 1351, gracias a un “Privilegio otorgado por el rey Don Pedro por mediación de Pedro Boil, Baile General, de reedificar y construir hornos en ENFITEUSIS y cargar censales en Aras”. Este documento manuscrito en pergamino del Siglo XIV, se encuentra en el Archivo Municipal de Aras de los Olmos.
Según el Derecho español, la Enfiteusis es una figura contractual por el cual se realiza una Cesión por largo tiempo o perpetua del dominio útil de un inmueble mediante el pago anual de un canon a la persona que hace la cesión.

7
El horno estuvo funcionando más de seis siglos hasta el año 1975, pero hasta unos años antes de cesar su actividad se administraba de forma comunal. Este tipo de gestión usada allá por los años 1950-60 por varias personas, correspondía a tres propietarios de pueblo que, según un artículo publicado años atrás por José Luis Polo Debón en la revista “El Olmo” editada por el Hogar de Aras, correspondía a “Joaquin y Carmen – Pilar y Narciso y Florencio y Pilar”, dejando de funcionar posteriormente por cesación de sus horneros, que decidieron emigrar para buscar mejor suerte.

11
El servicio de cocer el pan que realizaba el horno medieval a los ciudadanos de Aras, tenía un costo que, casi nunca se retribuía con dinero, sino que, lo habitual era pagar a la hornera con un trozo de la masa proporcional a la que se llevaba a cocer, al cual se le denominaba POYA.

13
Con estas partes de masa (poya) utilizada para satisfacer el pago del servicio de cocer, la hornera formaba su propia masa, muy rica por cierto por estar formada con los trozos obtenidos de la Poya de cada participante. Con esta mezcla la hornera fabricaba sus panes que una parte la destinaba para su uso doméstico y la restante lo ponía a la venta a los habitantes del pueblo.

15
El horno cumplía varias funciones como tal, siendo su actividad principal la de cocer pan, producto indispensable para la dieta de los vecinos del pueblo, no obstante, también servía para hornear o calentar alimentos como patatas y verduras y en los días festivos se hacía una excepción para cocer carne y hornear dulces tan agradables al paladar como las magdalenas, llamadas “margaritas” en Aras, o rollitos, etc.
El funcionamiento del horno no difería mucho de cómo lo hacían en otras regiones españolas ya que todos cumplían tres hitos importantes en el proceso de la fabricación del pan, esto es, el AMASADO, preparación del HORNO y cocer el PAN.

17
¿Y de qué dependía para que esto funcionara?
Pues el principal factor es que hubiera cosecha de cereal y de que los molinos de agua fabricaran una buena harina, de trigo o de otros cereales.
El día anterior, las MUJERES que tenía necesidad de cocer pan, hacían la masa en sus casas a puño, apretando con los dos puños hasta conseguir la ausencia de grumos o coágulos, pero era imprescindible que tuvieran una “pella” de masa fermentada, lo que conocemos por LEVADURA, que era una masa unida y apretada generalmente de forma redonda que guardaban del amasado anterior que, una vez fermentada se convertía en la “levadura madre” que se guardada en un recipiente. También tenían la opción de comprar levadura de cerveza en las tiendas, pero este procedimiento ya es otra cosa distinta que no interesa desarrollar en este artículo.
La masa se formaba mezclando la harina con agua tibia, sal y la levadura. Todos los ingredientes se depositaban en un lebrillo o una ARTESA, que era un cajón hecho de madera de forma cuadrada con la base más estrecha que la boca.
Una vez terminada la masa, se rascaban bien las paredes y fondo de la Artesa con un artilugio pequeño de hierro para limpiarla, y después se colocaba en el ESCRIÑO ubicado en un lugar cálido de la casa, y debidamente tapado con la MASERA, lienzo cuyo cometido era cubrir la masa para que empezara la fermentación, y el MANDIL, delantal que utilizaban las mujeres en el horno.
El escriño era un cesto o canasta de mimbre que servía para transportar la masa al horno sobre la cabeza, protegida ésta con una almohadilla redonda con un agujero en el centro que se llamaba “rodilla”. Este cojín pequeño, habitualmente estaba terminado con bordados, generalmente de “ganchillo” con distintos dibujos y con el estilo y arte de las mujeres Serranas.

20
La PREPARACIÓN DEL HORNO la realizaban sus propietarios al atardecer para poder cocer al día siguiente. Para ello recogían leña del monte, preferentemente de sabina, que transportaban hasta el horno con caballerías. Con la leña que solía estar verde llenaban el horno, y en la boca también se ponían unos troncos de pino que se utilizaban para iluminar el interior, a estos palos se les llamaban LUMBRERAS, y una vez llenado de leña se procedía al encendido, y sellado de la boca del horno con una plancha metálica rejuntada con un amasijo de ceniza con agua en evitación de perdida de calor.

16
Ya en la madrugada se revisaba el fuego y se metía más leña hasta alcanzar la temperatura ideal que, se sabía cuándo las piedras de la bóveda del horno se ponían de color blanco debido a la energía calorífica producida por la combustión de la leña. Ha este momento, en otros lugares de la geografía española se le llamaba “Poner el horno en pompa”, desconozco si en Aras se le llamaba así.
Llegado el grado de calor idóneo, se retiraban las brasas, cenizas, y lumbreras al lado izquierdo del horno, y con un palo largo y un trapo mojado en el extremo se fregaba el piso quedando la parte derecha libre y expedita para empezar a cocer, momento en el que la clientela podía entrar al horno con sus escriños y depositar las masas en una mesa situada en el centro. Acto seguido preparaban y marcaban las masas con una CRECEDERA, artefacto que acuñaba o marcaba los panes para distinguirlos de los de otras familias.
Dada la forma a los panes y correctamente marcados se colocaban sobre las PALILLAS, instrumento a modo de palas pequeñas que se espolvoreaban de harina antes de colocar los panes sobre ellas con el fin de que no se pegasen, y acto seguido se depositaban en la pala de la hornera que los introducía en el horno ordenadamente, de dentro hacia fuera, y de forma que no se tocasen entre ellos a la espera de que estuvieran cocidos.
También se cocían otras cosas, como patatas cebollas, calabazas y CEBADA que, después de tostada, molida y mezclada con agua azucarada se convertía en MALTA, cereal que servía para aquellas personas que no podían tomar café por razones económicas o por razones de salud, ya que por ser una planta gramínea aporta muchas propiedades al organismo y no aporta nada de cafeína.

12

Espero que os haya gustado la exposición.
FUENTES CONSULTADAS:
-Ayuntamiento de Aras de los Olmos.
-Rebollosalcolea’s Blog
-Wikipedia
-Diccionario Madoz, autor Pascual Madoz.
-Aras en los Libros, autor Ramón Sánchez Castelló.
-Las fotos recientes son de mi propiedad excepto las tres de inicio de la publicación que las he bajado de internet, y las dos fotos correspondientes al Privilegio son propiedad de Ramón Sánchez.