PREOCUPANTE ESTADO DEL PINO DEL SOMBRERO

Nuestro amigo y gran fotógrafo Miguel Ibáñez nos ha alertado del preocupante estado del Pino del Sombrero de La Yesa, aquejado de una plaga o enfermedad.

IMG_0340

Pino del Sombrero. Foto Miguel Ibáñez

El pino del sombrero se encuentra junto a la carretera que conduce de Higueruelas a la Yesa, muy cerca de ésta última.
Este ejemplar extraordinario, debe su forma achaparrada e inusual a su situación expuesta en la altiplanicie montañosa, siendo castigado por los fuertes vientos que azotan el lugar, especialmente gélidos en invierno. A esto se suma que las nieves del invierno hallan producido con su peso esta copa tan baja y achatada que toca el suelo.
IMG_0338

Foto Miguel Ibáñez

Declarado árbol monumental, se trata de un pino negral perteneciente a la especie “nigra Arnol”, y más comunmente llamado pino laricio. Su crecimiento es uno de los más lentos dentro de la familia de los pinos y puede llegar a vivir más de seiscientos años.
El pino del sombrero, tiene seis metros y veinte centímetros de altura, un perímetro de tronco de dos metros y cuarenta centímetros, y un diámetro de copa de quince a treinta metros.
Se le estima una edad aproximada de cien años.
(Sabinasyrayosblogspot)
Habrá que ponerse manos a la obra ya!!
Anuncios

TRANSPORTE PÚBLICO: ESTAMOS EN EL CAMINO ADECUADO

Hace ya un año lanzamos en el portal change.org una petición de TRANSPORTE PÚBLICO ADECUADO PARA LA SERRANÍA YA. Durante estos meses hemos recogido 4.000 firmas apoyando la petición y se las hicimos llegar a Carlos Domingo, Director General de la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Movilidad. El señor Domingo nos contestó con prontitud interesado, reconociendo la precariedad del sistema actual, y nos solicitó la propuesta que creíamos nosotros adecuada para la Serranía.

transporte publico serrania valencia

Nos consta que durante estos meses los técnicos de consellería han estado trabajando en la resolución del problema del transporte público en nuestra comarca y ahora salen los resultados de todo ello.

ENLACE PÁGINA DE LA GENERALITAT

Captura de pantalla 2018-03-02 a las 18.28.12

La CV 101 la Serranía-València, según publica el DOGV, contará con un mínimo de 21 autobuses para atender a una población de 22.807 habitantes de 30 poblaciones: Ademuz, Casas Altas, Casas Bajas, Castielfabib, Puebla de San Miguel, Torrebaja, Vallanca, Alcublas, Alpuente, Andilla, Aras de los Olmos, Benagéber, Bugarra, Calles, Chelva, Casinos, Chulilla, Domeño, Gestalgar, Higueruelas, Losa del Obispo, Pedralba, Sot de Chera, Titaguas, Tuéjar, Villar del Arzobispo, la Yesa, Gátova, Marines, Olocau.

La nueva propuesta presentan 9 ejes que configuraran la oferta de servicio regular en días lectivos con importantes mejoras en la conexión y la incorporación del transporte a la demanda que permitirá asegurar y garantizar el servicio a todos los municipios.

De esta manera, entre las novedades de este proyecto, según ha explicado el director general Carlos Domingo, destaca que en la línea principal, entre Villar de Arzobispo y València, el número de expediciones diarias aumenta en más de un 33%, al pasar de 3 de ida y 2 de vuelta por sentido a 4 de ida y de vuelta pasando todas por el Hospital de Llíria.

Por otra parte, con esta nueva propuesta de servicio los municipios que se encuentran al este de Titaguas, con un volumen de población inferior a 1.000 habitantes (excepto Ademuz – 1.137 habitantes) mejoran su nivel de oferta con respecto a la actual que no es diaria y se realiza a la demanda.

Además, el nuevo proyecto también contempla la incorporación de las actuales rutas escolares, a partir de 2020, lo que permitirá asegurar la comunicación directa con el Hospital de Llíria, la ciudad de València, la Universitat de Burjassot, las estaciones de Metrovalencia en Llíria, Beniferri o Campanar-València, y con la estación de autobuses de València.

Por último, para “dar una mejor cobertura y servicio a todos los municipios objeto se ha potenciado la coordinación de las líneas de preferencia escolar con la relación principal en cuatro puntos: Ademuz, Tuéjar, Villar del Arzobispo y Llíria.

Daros las gracias a todos los firmantes de la petición, pues cuatro mil serranos comprometidos en algo tan importante como el transporte público, hacen que nos sintamos orgullosos de nuestra querida comarca.

INNOVAR EN NUESTROS PUEBLOS SIN MORIR EN EL INTENTO

En ocasiones una suma de planteamientos sorprendentes ponen en entredicho muchas de nuestras verdades cotidianas. La Serranía se apaga ¿y si damos un cambio de timón?

las dueñas

Masía de las Dueñas, Alcublas. Foto M. Ibáñez

Hemos comprobado que las actuaciones gubernamentales son en su gran mayoría, tibias, poco eficaces y en ocasiones inadecuadas. La política de la subvención nos lleva muchas veces al absurdo: ¿para qué construir una pista de galotxa donde no se practica este juego? ¿para qué planificar un polígono industrial donde no se van a asentar empresas? La respuesta es siempre la misma: “es que nos han concedido el dinero para ello”. Después de ver casos así te da por pensar que el problema principal no es el dinero. Un ejercicio interesante sería el poder sumar todo el dinero que las diferentes administraciones han destinado a la Serranía en un trienio y analizar su oportunismo y eficacia. Tras ello nos podríamos plantear el ¿yo lo hubiera gastado así?

Visto lo visto la conclusión es demoledora. Si continuamos por el mismo camino, podremos enlentecer un destino inexorable, pero estos frenos que utilizamos son muy flojos, pobres e ineficaces. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Por otro lado está la iniciativa privada a la que solemos llamar de una manera muy fina emprendimiento. El emprendimiento no debería distinguir lo público de lo privado, debería estar en el ADN de ambos. Pero hasta que esto no ocurra, el ámbito privado de la Serranía debería reinventarse con actuaciones innovadoras e incluso incomprendidas o incomprensibles. Soy de la opinión que cuanto más incomprendida sea una propuesta en este sentido en nuestra comarca, mejor resultado tendrá. Como indico al principio, las verdades cotidianas son las que nos están llevando a nuestro declive. Cambiémoslas.

  • ¿Seria viable el convertir un pueblo serrano en un “pueblo inglés” para cursos de inmersión lingüística?
  • ¿Sería viable el tener varios centros-taller en la Serranía para rehabilitación de toxicomanías?
  • ¿Sería viable el crear al menos tres centros en la comarca de cuidado especializados en Alzheimer?
  • ¿Sería viable el crear al menos tres centros en la comarca de cuidado y rehabilitación de personas con Ictus?

Ya no se trata del cuidado de nuestros mayores, que es otro tema. Se trata de iniciativas empresariales rentables que generen oportunidades. Estas cuatro preguntas sobre viabilidad que he apuntado antes son la punta de la lanza en cuanto a inversiones privadas en el ámbito educacional y de atención ciudadana a día de hoy. Grupos de inversión europeos han visto esta ventana de negocio y se lo están repartiendo.

¿Por qué quedar fuera de juego como siempre?

Enrique Domingo

Que el 18 promocione la participación y limpie de polvo y paja

… a la solana

Ezequiel Castellano – Coordinador del CELS

Ahora que el nuevo año se acaba de estrenar, conviene hacer votos para que los próximos 365 días, sean capaces de continuar promoviendo la participación ciudadana en nuestros pueblos y aldeas hasta tal punto, que a partir de este año, nada se pueda decidir en las administraciones públicas de esta comarca, sin contar con la ciudadanía.

personas_ciudadana

Seguramente sueño rollos, dada la situación política por la que se pasa en estas semanas. en que a M.Rajoy le ha salido el tiro por la culata del 155. Para que la participación ciudadana tome cuerpo, en los diecinueve pueblos de la Serranía, se debería vivir una revolución social de tal calibre, que todos ellos, dispusieran de una Carta de Participación que regulara las relaciones más allá de la representatividad.

Pero además, los plenos municipales, tendrían que recuperar delegaciones que dejaron en manos de las comisiones de gobierno, con el fin de hacerlos más políticos y menos técnicos. Igual a los secretarios del cuerpo nacional, no les acabará de hacer gracia, porque estas relaciones tan abiertas, les deja fuera del marco legal establecido e impuesto por el régimen del 78 y sin armas “leguleyas” para aplicar.

Curiosamente, las personas adscritas a las asociaciones, grupos y entidades de la Serranía, entienden a la perfección lo que significa la participación ciudadana, pero resulta curioso que, si estas personas ocupan cargos de representación, pierden el norte de la participación y se suelen refugiar en la calidez que les proporciona la silla de concejala o concejal.

Este deseo expresado para el 2018, tiene fundamento en la necesidad de reconocer públicamente, que la Democracia se fundamenta en los principios básicos de la libertad, la igualad, la calidad de vida, el compromiso social y la solidaridad entre las personas. No hay otra posibilidad para romper la apatía generalizada, que la necesidad de potenciar la participación.

De esta manera, mientras se camina hacia ese punto, el 2018 ha de servir para restaurar y ordenar los canales necesarios para encontrar un lugar de confluencia entre las instituciones públicas y privadas de la Serranía. Esta comarca tiene vida y también tiene una vocación inexorable de supervivencia, demostrada incluso en las peores condiciones y a pesar de las dos mancomunidades que la dividen.

Resulta imprescindible llegar a la primavera de la participación, con objeto de conseguir limpiar de polvo y paja nuestros pueblos. No sólo en sentido real relacionado con la minería a cielo abierto, sino también, obtener los mejores representantes, para conseguir los más altos logros en relación a la cultura, la sanidad, la educación, el transporte, el ocio y tiempo libre, las políticas juveniles, el bienestar social, los mayores…  Que el 2018 ayude a promocionar la participación y a limpiar nuestros pueblos de polvo y paja.

A GRANDES MALES…

Esta mañana he leído un nuevo artículo advirtiendo que no parece que toquemos fondo en el tema demográfico en nuestras comarcas del interior. Un buen artículo de Rafa Montaner en Levante-EMV.

26232291_1499485130148754_7355150833520911386_o

Somos la “Laponia Valenciana” por nuestra densidad de población. Es un término éste, más o menos afortunado pues lo de lapones no les gusta mucho a los serranos, pero muy estético y llamativo. ¿Qué hacer ante esta situación? Es la pregunta del millón. Se han escrito cientos de artículos intentando dar con las claves para revertir el problema, pero seguimos en caída libre.

Llega un momento en el que te planteas que las iniciativas que se han puesto o se pretenden poner en marcha dan o darán un resultado limitado y en muchas ocasiones ineficaz. Te da por pensar que todo lo que está del anillo ciclista para fuera importa bien poco a estos políticos valencianos. En fin, un desastre.

A grandes males, grandes remedios, indicamos en el titular. Y podría ser así. Creo que ha llegado el momento de una repoblación en toda regla como ocurrió siglos atrás en nuestras tierras. En aquella ocasión los repobladores fueron los propios habitantes de la península llegados de otras regiones o comarcas, pero en este siglo eso ya no es posible. Debemos pensar que analizando el problema de forma globalizada, existe una importante masa de población que huye de sus territorios por motivos diversos. ¿Por qué no darles una oportunidad de asentarse en nuestras comarcas? Pensaréis que para eso hace falta trabajo, pero si echamos la vista a dos o tres generaciones anteriores a la nuestra, en la Serranía y el Rincón se vivía con un poco de tierra y animales. Más que trabajo, se precisa buena voluntad y espíritu de adaptación. No es una vida esta más indigna que la actual, simplemente es diferente. Nuestras dos comarcas serían capaces de absorber por lo menos 5.000 personas para darles la oportunidad de rehacer su vida en un entorno que por lo menos nosotros lo consideramos privilegiado.

¿Creéis que sería posible?

Enrique Domingo

SAN ANTÓN, NUESTRO PATRÓN

Celebramos nuevamente  en toda La Serranía las fiestas en honor de San Antón. Han sido siempre fechas para hacer un parón en nuestra actividad y disfrutar de unos días de encuentro que todos los serranos y serranas llevamos muy dentro de nosotros.

Este 17 de Enero servía a nuestros antepasados de escusa para poder hacer algo a lo que no tenían acceso el resto del año: comer con los amigos, disfrutar de la música, reírse junto a la hoguera, mudarse para las procesiones… Todo ello servía para dejar a un lado la escasez y austeridad presentes en su día a día. En el 2018 seguimos disfrutando de las mismas cosas.

Captura de pantalla 2018-01-08 a las 19.17.34

Programa de las Fiestas de San Antón 2018 de ALCUBLAS

Aunque todo cambia pero, si nos paramos a pensar, no tanto como parece. Ya no todos los habitantes de la Serranía nos dedicamos a la agricultura, ganadería y labores del monte. En nuestros pueblos el olvido y las pocas perspectivas de futuro han sido factores determinantes para la emigración. Mucho de nosotros residimos en lugares donde nuestros antepasados ni tan siquiera imaginaban. Pero las cosas no han cambiado tanto. Las fiestas de San Antón siguen siendo, para todos los serranos y serranas, la ilusión que nos reúne, nos une y nos hace afrontar el nuevo año con el orgullo de poder encender una hoguera y comer junto a nuestros familiares y amigos.

Nuestros pueblos se apagan lentamente. Basta ver el bullicio festivo de las fiestas con la soledad de sus calles fuera de las celebraciones. Debemos reflexionar al respecto. Un buen ejemplo es fijarnos en los niños, siempre nos están enseñando cosas. Los pequeños no tienen miedo a equivocarse y es por eso por lo que son realmente creativos. No parten de supuestos ni de prejuicios para abordar los problemas y nos recuerdan aquello que alguien dijo de “si continúas haciendo lo mismo obtendrás los mismos resultados. Para conseguir algo nuevo deberás hacer algo diferente”.

No sé si fue San Antón quien lo dijo pero fue ejemplo de ello. Alrededor de los veinte años de edad vendió todas sus posesiones, entregó el dinero a los pobres y se retiró a vivir a una comunidad local, durmiendo en un sepulcro vacío. Luego pasó muchos años ayudando a otros ermitaños a encaminar su vida espiritual en el desierto.

FELICES FIESTAS DE SAN ANTON 2017 PARA TODOS LOS SERRANOS Y SERRANAS Y UN RECUERDO EMOCIONADO Y AGRADECIDO PARA LOS QUE SE FUERON PARA SIEMPRE.

ASTROTURISMO EN ARAS DE LOS OLMOS

Hoy se ha celebrado una reunión en Aras de los Olmos con agentes del sector del astroturismo de la Comunitat Valenciana.

astronomia-aras-de-los-olmos

El astroturismo es un producto turístico que puede contribuir a dinamizar espacios rurales, ya que, es precisamente en estos espacios donde más fácilmente se puede observar un cielo limpio, sin contaminación lumínica.

Uno de estos cielos limpios es el de la Serranía, concretamente el de Aras de los Olmos, que junto a Titaguas, Alpuente y la Yesa, han recibido la distinción de Reserva Starlight que otorga la Unesco.

Ser Reserva Starlight no es cosa de poca importancia ya que esa distinción la ostentan sólamente nueve espacios más en todo el planeta. Evidentemente existen más espacios que podrían obtener la certificación si lo pidieran pero hay que otorgar el mayor valor a estos municipios, por su trabajo en conseguir dicha distinción.

¿Y para qué sirve esto? Yo diría que para mucho más que para atraer interesados en la astronomía, puesto que estos ya son conscientes del valor del observatorio de Aras y de la gran labor científica que desde allí se hace desde hace años.

Sirve para dotar a un territorio de un valor común, y muy valioso, para que sus vecinos lo conozcan, valoren, y difundan.

Para que los niños del Alto Turia conozcan al dedillo el nombre de estrellas, constelaciones, planetas… Para que todo aquel que llegue a Titaguas, a Aras, a Alpuente o a La Yesa se entere de que ha entrado en un lugar PRIVILEGIADO, donde mirar al cielo con un telescopio te puede hacer disfrutar de una experiencia increíble, donde existe la posibilidad de que un astrónomo te haga partícipe de su conocimiento y entusiasmo por la astronomía mientras te alojas en un hotel o casa rural, donde se celebren eventos a lo largo de todo el año en relación con la astronomía, donde se dé facilidades para acoger reuniones y congresos sobre la materia, donde se ofrezcan paquetes combinados de viajes para extranjeros, excursiones de un día para aquellos que están en la playa o en la ciudad de Valencia, tan cerca, donde se ofrezca la posibilidad de conocer la riqueza paleontológica, botánica, natural, gastronómica, patrimonial de la comarca y más allá.

Que estos municipios sean el punto de origen para hacer visitas a Galáctica, en Javalambre, que aunque sea en Aragón está a un tiro de piedra…

Todo esto se consigue con empeño, con ganas, con conciencia de que hay que aprovechar las fortalezas de tener un territorio rico en biodiversidad y en un cielo envidiable, involucrando a todo el mundo, reduciendo la intensidad lumínica, asociando esfuerzos, sumando voluntades, y apoyándose en quienes ya están trabajando en ello, ¡que ya son unos cuantos!.

La promoción turística, la comunicación, la formación, se puede asumir desde otras entidades, pero la ilusión, el empeño y la laboriosidad está en el territorio, creo yo.

Rosa Molins

Técnico en Turismo.