¿PERO QUIENES SON LOS PIRÓMANOS?

La Calderona en llamas. Un incendió que parecía controlado pero el fuerte viento ha impedido un rápido desenlace . Más de 1.400 hectáreas se han quemado… y falta una valoración global de los daños.

incendio-calderona-U301686726197tG-U40201833166HAE-984x608@Las Provincias-LasProvincias

La Calderona. Foto Las Provincias

De pequeño recuerdo en el pueblo el repicar de campanas en verano que adelantaban algún mal acontecimiento.

Corre chiquillo, ves a casa que hay un quemao.

Eran años en los que el voluntariado no existía y la guardia civil iba por los pueblos afectados reclutando hombres mayores de edad para ir a intentar controlar el fuego. Eran años del Icona, eso de las transferencias autonómicas no existían. El forestal era la autoridad y coordinaba los efectivos de la mejor manera posible.

De más mayor recuerdo los veranos trabajando en Icona. Dias al sol componiendo paredes de piedra a modo de puzzle para evitar erosiones en los barrancos en forma de diques. Era la manera que tenía un estudiante de no cargar la economía familiar durante el largo curso escolar. El tío Pillín me enseñó a buscarle la cara a las piedras. Este trabajo en los barrancos lo compaginábamos con el de repoblar con pinos las laderas casi desiertas. Plantábamos pimpollos en unas marcas que previamente habían hecho no recuerdo como. Esto era lo que ahora llamamos reordenamiento forestal.

Hace dos semanas hice una bonita excursión. Cogí la moto y marché de Alcublas a Chulilla, de allí a Sot de Chera, Chera, Requena, Utiel, Benageber, pantano, Tuejar, Chelva, Calles, Losa del Obispo, Villar del Arzobispo y de nuevo a Alcublas. Os la recomiendo: la Serranía en estado puro. Pero a medida que me adentraba en zonas forestales la belleza se convertía en vergüenza. Las nieves de este invierno han dejado un panorama desolador, árboles caídos, otros tronchados, ramas secas, etc. Un perfecto caldo de cultivo o pólvora para hechos como el de la Calderona. Luego vendrán que si la mano del hombre…

De pequeño no se estilaba el reordenamiento forestal. Es más, se repoblaba con el denostado y poco glamuroso pino y no se tenían en cuenta las especies autóctonas. De pequeño los pastores entraban al monte y contenían la exuberancia del matorral. ¿Y ahora?

Ahora hay congresos forestales, técnicos en reordenamiento forestal, unidades del ejército (UMA), mientras que mi amigo Primitivo el forestal de Icona ya se jubiló. Y el monte está peor. La ecuación de incendio igual a cambio climático más despoblación rural se cumple a rajatabla. Gobiernos pasados, presentes y posiblemente futuros no hacen nada para evitar los grandes incendios. Luego la culpa es de quien enciende la cerilla. Pero, ¿qué grado de culpa tiene quien no pone las medidas adecuadas para que ésto no suceda?

La mano del hombre… ¿pero quién es el pirómano?

Enrique Domingo

 

Anuncios

CERREMOS LOS OJOS Y PENSEMOS EN LO RURAL

Todo es según el color del cristal con que se mira. Hace ya dos siglos que Ramón de Campoamor incluyó esta frase en uno de sus poemas. Aprovechando la cita me viene una reflexión: si cerramos los ojos y pensamos en el despoblamiento rural, ¿qué vemos? ¿qué color tienen esas imágenes?, ¿son cercanas o lejanas? Y lo más importante, ¿desde dónde las pensamos?

18766690_1018595611608838_5698548893385622537_o

Acueducto Los Arcos, Alpuente. Foto M. Ibáñez

Independientemente de si vivimos en el pueblo o en una ciudad, es muy probable que este ejercicio de visualización lo hagamos desde lo urbano. La ciudad, su poderío y todo lo que ello representa coloniza de una manera brutal tanto el territorio como nuestros pensamientos. Por ello debemos buscar y encontrar hueco para lo rural también desde las ciudades. Seguramente nos vendrán pensamientos de mujeres que se van, jóvenes que vuelven tras el curso académico, campos abandonados, polígonos que de ello solo tienen el cartel, viviendas rehabilitadas, carteles de se alquila, tiendas llenas en verano… Dinámicas todas ellas tan diferentes como iguales pero que terminan hablando un idioma propio que todos bien conocemos.

Ha salido recientemente la noticia  que dice que la Generalitat anuncia rebajas fiscales contra la despoblación en las zonas rurales. Se aplicará a municipios de menos de mil habitantes y en particular a los 72 pueblos con riesgo de desaparecer. Es un primer paso, un excelente primer paso. Antes de hablar de si son las medidas necesarias o no, vamos a esperar a ver cuáles son, cuando se ponen en marcha y la cuantía de las mismas. Está demostrado que “el café para todos” no da buenos resultados y es más rentable y eficaz el analizar la idiosincrasia de cada territorio para aplicar luego medidas individualizadas.

Cerremos los ojos y pensemos en lo rural. Pero tengámoslos bien abiertos para reclamar las medidas necesarias y apoyar todas las iniciativas que vengan en nuestra mejora y ayuda.

 

 

SON MUCHAS PERSONAS DOSCIENTAS CINCUENTA MIL.

… a la solana –  Ezequiel Castellano (Coordinador del CELS) 

Este fin de semana pasado han finalizado las trovadas de escuelas en valenciano en las que sumando todas las ediciones, se ha obtenido una cifra global de un cuarto de millón de personas las participantes de la misma, a pesar de los obstáculos que la caverna ideológica pretende poner para que este país no pueda vivir en libertad.

Imagen 079

Xarxa Jove en Ademuz (Foto MasTuria)

Estos encuentros son espacios de convivencia y una invitación a participar y a sumarse desde el respeto, la diversidad y la interculturalidad; tres puntos estos que no suelen practicar aquellas personas que han decidido situarse fuera del decreto de plurilingüismo y hacer todo lo posible para que no se aplique.

Un año más, la primavera valenciana que supone estos encuentros, ha contado con el apoyo de las instituciones públicas y ello es motivo de celebración, puesto que durante los últimos 20 años anteriores, el gobierno valenciano y sus acólitos, dieron la espalda a este movimiento voluntario de personas.

Desde la perspectiva de las comarcas castellanoparlantes, hemos de ver con amplitud de miras esta actividad e incluso, deberíamos aprender a promocionar un  movimiento parecido para que los más jóvenes de la Serranía, el Rincón de Ademuz, el Alto Palancia, Utiel – Requena, Hoya de Bunyol, Calle de Cofrentes, Canal de Navarrés, el Vinalopó y el Bajo Segura, valoraran en su justa medida el valor que tiene para nosotros el valenciano.

Sinceramente, no descartaría la posibilidad de participar en las “trobadas” de las comarcas vecinas, pero además, deberíamos poner en marcha encuentros similares. En este sentido, debemos aplaudir la iniciativa de los programas clave de la estrategia Valenciana de la Juventud, gracias a los cuales se ha comenzado a crear políticas de juventud, al menos entre la Serranía y el Rincón de Ademuz.

Un programa que tras meses de trabajo entre la técnico de Xarxa Jove (Sandra Antón) y los tomadores de decisiones políticas de los municipios (técnicos mancomunidad, AEDLs, alcaldes y/o alcaldesas, concejales y personal docente) hicieron posible que el 11 de abril, unos 83 jóvenes de ambas comarcas se reunieron en Ademuz para pasar una jornada de aprendizaje y puesta en valor de nuestro territorio.

Los jóvenes trabajaron de forma colaborativa y coordinada para mostrar lo mejor de sus municipios, analizar las Dificultades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades que ofrece el área y extraer ideas sobre el futuro de ambas comarcas.

Tras ocho meses de andadura del programa Xarxa Jove, se ha hecho evidente que el trabajo en red y la colaboración de los municipios es primordial para obtener resultados positivos, y más aún en temas de juventud, un tema tan transversal y a priori tan poco visible en los municipios que forman parte de las comarcas del interior.

He sabido que durante estos días se va a valorar este proyecto y no se debe tener ni una sola duda sobre su bondad. Los habitantes de estas comarcas del interior del País Valenciano hemos estado olvidados demasiado tiempo y va siendo hora de paliar políticas tendentes a la consolidación de la población actual. No nos podemos permitir más sangría en el éxodo de los más jóvenes. Ellos son los que han de afianzar la supervivencia en este territorio.

ARTE EN AHILLAS – 2017

Un año más, la Asociación de Vecinos de Ahillas ha organizado durante las fiestas de Pascua y San Vicente Ferrer su ya tradicional, y cada vez más prestigiosa, exposición internacional “Arte en Ahillas”. Exposición colectiva de arte contemporáneo que actualmente define a esta pequeña aldea de Chelva, en pleno corazón de La Serranía, como un lugar de artistas y arte.

(1) ARTE EN AHILLAS
Esta edición del año 2017 de “Arte en Ahillas”, organizada una vez más por la Asociación de Vecinos de Ahillas, con la colaboración del Ayuntamiento de Chelva y las empresas “La Imprenta”, “Charcutería Juan José Martínez” y bodegas “Terra D ́Art”, ha contado con un atractivo cartel, diseñado para la ocasión por Stewart Lowe, escultor y pintor afincado en Ahillas.

(2) CARTEL 2017
La exposición, que este año cumplía su decimocuarto aniversario, quedó inaugurada al público el pasado sábado 15 de abril en la antigua “Escuela de Ahillas”, reconvertida en 2008 en centro cultural y social de la aldea, y pudo visitarse de 12 a 14 horas y de 17,30 a 20,00 horas, durante los dos puentes festivos de abril, los días 16, 17, 22, 23 y 24.

(3) LA ESCUELA
En esta decimocuarta edición, expusieron como artistas residentes o vinculados de algún modo a Ahillas: Paco Sainz, Stewart Lowe, Vicent Ros, Alicia Torres Simón, Rachel McClure, Miguel Navarro y Lynda Haldane.

Siendo los artistas invitados para la ocasión: Helena López Calomarde, Andrada (Ma José Llatas) y Ricardo Catalá.

(4) Panel con los artistas
En la zona central de la sala de exposiciones se encontraban expuestas las esculturas sobre expositores verticales blancos, destacando en primer término una bonita escultura del artista escocés, antes ingeniero, Stewart Lowe, realizada en piedra natural y mármol.

(5) Stewart Lowe
A su lado, tres esculturas en madera de Miguel Navarro. La primera, a la derecha, sujeta a un soporte metálico y mármol blanco, que favorecía la sensación de encontrarse ingrávida en el aire.

(6) Miguel Navarro
Y a su izquierda dos escultura más de Miguel Navarro. Una, enteramente de madera, de buen tamaño y con formas geométricas muy definidas.

(7) Miguel Navarro-2
Y la segunda, combinando madera y piedra, reproducía de manera muy realista a una pequeña foca, en madera, descansando sobre una piedra natural pulida.

(8) Miguel Navarro-3
Al fondo a la derecha, se mostraba la última escultura expuesta: una pequeña figura humana sentada. Obra con hondas raíces clásicas, realizada en piedra por el reconocido escultor Paco Sainz, el primer artista llegado a Ahillas.

(9) Paco Sainz

 

Por otro lado, en las paredes se podían contemplar, en primer lugar a la izquierda, nueve pequeños relieves cuadrados geométricos blancos, formando una misma obra escultórica, de Rachel McClure.

(10) RACHEL MCCLURE
En el centro de esta pared, tres cuadros de Stewart Lowe, pintor además de escultor, el último en llegar a Ahillas: un paisaje y dos desnudos, que destacaban en la muestra por su fuerza expresiva.

(11) Stewart Lowe
Y a su lado, cuatro aguafuertes de tema taurino, de la serie titulada toros, de la artista Lynda Haldane nacida en Londres y residente entre España (Ahillas) y Escocia.

(12) Lynda Haldane
Lynda Haldane estudió Bellas Artes en la Facultad de San Carlos de Valencia y Litografía y Grabado en Arteleku, San Sebastián, y su obra recrea, en especial, escenas cotidianas de su aventura en la aldea de Ahillas, tanto en óleos sobre lienzo como en lápiz sobre papel. Aunque para esta exposición ha mostrado su faceta de artista del grabado.

(13)Aguafuerte-Serie toros
En frente, completando a los artistas ahilleros, un cuadro de Vicent Ros Soler, que aun siendo principalmente fotógrafo de todo el ecosistema serrano (montañas, árboles, flores, atardeceres), también ejerce, como en esta exposición, de pintor de estilo realista.

(14) Vicent Ros Soler
Y a su izquierda, una característica obra de Alicia Torres Simón, que aunque residente en Valencia, por su vinculación y amistad participa dentro del colectivo de Ahillas. Una pintura expandida que se aleja del soporte convencional, realizada en pan de oro y resina acrílica, de aspecto abstracto, a medio camino entre pintura, escultura e instalación.

(15) Alicia Torres
La muestra, aglutinada entorno a las obras de los artistas residentes o vinculados a Ahillas, contaba además con la presencia de otros invitados. En esta ocasión, con la joven Helena López Calomarde.

(16) Helena López
Con Ricardo Catalá, de Alfara del Patriarca (Valencia), conocido artista autodidacta especialista en collages.

(17) Ricardo Catalá
Y, por último, con obras de la artista de La Serranía, en concreto de El Villar, Maria José Llatas Molina (ANDRADA), licenciada en Bellas Artes en San Carlos, especialidad escultura- arte público. Expuestas en la pared del fondo de la sala, nos impactaron enormemente por su valentía y compromiso.

(18) ANDRADA
Esta nueva edición “Arte en Ahillas”, singular y muy interesante como las anteriores, ha dado a conocer la obra de un grupo de artistas contemporáneos que, venidos de diversos rincones, han revitalizado con su presencia esta aldea de La Serranía que se encontraba abandonada y que hoy goza de prestigio gracias a ellos y a su reconocida obra artística. Enhorabuena a todos por el éxito conseguido y esperamos vernos el año que viene en la decimoquinta edición de “Arte en Ahillas”…

Por: JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS