50 MEDIDAS PARA LUCHAR CONTRA LA DESPOBLACIÓN RURAL EN ESPAÑA

La Comisión de Entidades Locales del Senado ha aprobado recientemente el informe elaborado por la ponencia de estudio para la adopción de medidas en relación con la despoblación rural en España, el mayor problema que sufre el mundo rural en nuestro país, que será debatido de nuevo en el pleno de este mes para, posteriormente, que sea el Gobierno de España el que adopte las primeras medidas de actuación.

12063646_679895812145488_7278579298862990488_n

 

Con las 50 medidas planteadas, se pretende «configurar una política de Estado encaminada a asentar núcleos poblacionales estables que aseguren el porvenir social y económico de los medios rurales afectados por la despoblación».
Por la Cámara Alta han pasado expertos, responsables institucionales, organizaciones empresariales, asociaciones vecinales y otros agentes del sector rural, que han compartido su conocimiento y experiencias sobre un problema que afecta de manera especial a 15 de las comunidades autónomas españolas.

50 MEDIDAS CONTRA LA DESPOBLACIÓN RURAL

1.- El asentamiento y desarrollo poblacional mediante el apoyo a la natalidad con medidas específicas de conciliación familiar, laboral y social.
2.- Una política activa que garantice la permanencia de las mujeres jóvenes como eje vertebrador y de desarrollo demográfico en el medio rural.
3.- Hacer posible que el reparto de fondos de la Administración del Estado y de la UE no tengan como único parámetro la población.
4.- Que los fondos europeos, Feder, Feader y Fondos de Cohesión actúen coordinadamente y se apliquen con la metodología Leader.
5.- La habilitación y acceso a los fondos europeos, particularmente las ayudas regionales del Plan 2014-2020 de la UE.
6.- Que todas las administraciones públicas implicadas en el fenómeno del mundo rural actúen coordinadamente y con participación ciudadana, lo que supondrá el cumplimiento al Reglamento Feder.
7.- Que los municipios tengan entidad propia y necesaria para actuar como interlocutores de peso en Bruselas, de cara a solicitar ayudas a los Fondos Estructurales y del Fondo de Cohesión.
8.- Fomento de una política rural desprendida de las dependencias política y financiera de la Política Agraria Comunitaria (PAC), tal como se sugiere en el Libro Verde sobre la cohesión territorial de la UE de 2008.
9.- Adopción de medidas que impliquen discriminación legal positiva para generar empleo y actividad económica en el medio rural.
10.- Impulso del concepto de “comarca funcional”, mediante el fomento de la “centralidad comarcal”.
11.- Medidas para que mediante la “centralidad comarcal” se afronte la construcción y el
mantenimiento de determinados servicios de forma comunitaria entre varios municipios.
12.- Adopción de medidas específicas para que los propios habitantes del medio rural puedan
mantener y afrontar los problemas que se plantean en los territorios despoblados.
13.- Estudiar la conveniencia de, si bajo las nuevas formas de gobernanza territorial, tienen cabida o no las actuales diputaciones provinciales.
14.- Fomentar programas de desarrollo rural autonómicos gestionados por las CC. AA. con
participación de los núcleos rurales afectados por el fenómeno de la despoblación. 11880673_661363027332100_5403799800854547081_n

15.- Adopción de medidas fiscales, sociales y financieras con perfil específico para los núcleos rurales con despoblación, con el fin de apoyar a las personas, emprendedores y empresas que se quieran asentar de forma permanente en esos medios rurales.
16.- Entre las medidas fiscales, habría que afrontar la conveniencia de configurar desgravaciones en el IRPF, en un tipo más reducido del IVA, y en un tipo más reducido en el impuesto de transmisiones patrimoniales para apoyar a los habitantes, empresas y profesionales asentados en esos territorios rurales.
17.- Estudiar la conveniencia de modificar el sistema y los tipos tributarios recogidos en la vigente Ley de Haciendas Locales para apoyar a las personas, profesionales y empresas que se asienten en los núcleos rurales y para atender el distinto coste de prestar los servicios locales en función de la población.
18.- Estudiar la conveniencia de desgravar los tipos impositivos vigentes para la adquisición de viviendas en los medios rurales, con el fin de que los habitantes de esas zonas puedan arreglar sus viviendas, así como para aquellos que las adquieran como residencia habitual.
19.- Las medidas sociales de carácter especial para los territorios afectados por el fenómeno de la despoblación irían encaminadas básicamente a reducir las cotizaciones en la Seguridad Social para las empresas y trabajadores que se instalen en esos núcleos rurales.
20.- Las medidas financieras susceptibles de ser estudiadas y, en su caso, adoptadas, irían en un doble sentido: por un lado, a lograr incentivos para que las grandes empresas deslocalicen y asienten sus centros de trabajo en el medio rural y, por otra parte, a créditos y préstamos especiales con reducidos costos de reembolso para apoyar a emprendedores en el medio rural.
21.- También, entre las medidas financieras, hay que señalar la conveniencia de que se produzca una mayor financiación por parte del Estado y las CC. AA. destinado a políticas de desarrollo rural.
22.- Favorecer el autoempleo, mediante la adopción de medidas dirigidas específicamente a emprendedores, con préstamos, avales y asesoramiento técnico.
23.- Fomento de la creación y mejora de las infraestructuras que sirvan para un soporte más adecuado en el transporte y las comunicaciones entre territorios.
24.- Creación de un sistema transversal y vertebrado de comunicaciones dentro de los territorios rurales.
25.- Mejorar y fomentar las nuevas tecnologías de la información en los centros rurales, como medio de “fijar” población, con pleno acceso a Internet y completa cobertura de la telefónica móvil.
26.- Medidas de ejecución para mejorar los sistemas de redes y aguas potables; y de redes y teléfonos móviles.
27.- Sostenimiento de los servicios públicos básicos como medio de “fijar” la población. Estos servicios básicos son, entre otros, centros sanitarios, colegios, centros de recreo y ocio y deportes.
28.- Apoyo a la creación de los multiservicios, con el fin de que existan en cada municipio productos de primera necesidad, de fácil adquisición, sin necesidad de desplazarse a otros municipios. 11855684_1048516025159483_2757461399905082452_n
29.- Impulso del turismo rural en sus vertientes etnológica, de rutas, paisajística, monumental, idiomática y deportiva, con el fin de promocionar y dinamizar el sector de la hostelería y de casas rurales.
30.- Agilización de los trámites administrativos y burocráticos en materia de concesiones, licencias y autorizaciones, con el fin de remover obstáculos que dificulten el inicio y despegue de la actividad profesional y empresarial en los medios rurales.
31.- Apoyar el emprendimiento ganadero, agrario, forestal, medioambiental, agroalimentario y de hostelería en las zonas rurales.
32.- Adopción de medidas que vayan destinadas al fomento, explotación y extracción, en su caso, de elementos energéticos sitos en las zonas rurales.
33.- Apoyo y fomento de la formación práctica destinada al servicio del desarrollo social y territorial de los centros rurales. El apoyo de esta formación debe ir dirigida a los técnicos, cooperativas agrarias y de trabajo asociado y al personal de las entidades asociativas territoriales.
34.- Fomento y modernización de las infraestructuras de regadío.
35.- Invertir y dotar de personal en centros sanitarios, educativos y asistenciales para que los habitantes del medio rural tengan las mismas oportunidades que los habitantes del medio urbano.
36.- Medidas para la protección del medioambiente, con rehabilitación de los espacios naturales como generadores de recursos.
37.- Apoyo para revitalizar la vida cultural, tradiciones y costumbres que conforman ancestralmente el patrimonio histórico-cultural de las zonas rurales.
38.- Configurar un plan para recuperar los oficios tradicionales como medio de “fijar” población y atraer turismo.
39.- Medidas que incentiven que los funcionarios y el personal laboral al servicio de las administraciones fijen su residencia en el entorno en el que realizan sus trabajos.
40.- Adopción de políticas que apuesten por la creación de empresas en las cabeceras de comarcas para que actúen como eje centralizador del territorio. 11225443_1034724743205278_3063120429299190508_n
41.- Favorecer, mediante incentivos, a las personas que quieran trasladar su lugar de residencia permanente de la ciudad al medio rural con el consiguiente seguimiento del proceso de adaptación.
42.- Potenciación de las industrias agroalimentarias y las actividades agropecuarias tradicionales como medio para asentar población en los medios rurales.
43.- Diseño de un plan de escuelas infantiles de primer ciclo y de educación infantil.
44.- Diseño de un plan para crear una red de servicios destinados a mayores y personas discapacitadas.
45.- Fomento y mejora del transporte escolar.
46.- Configuración de una política específica dirigida a la igualdad de género en las áreas rurales.
47.- Promoción de los sectores emergentes de la economía rural, tales como los servicios de la vida diaria (cuidado de niños, proximidad, dependencia, etc.).
48.- (Local). Adopción de medidas para que la cultura celtibérica sea declarada y reconocida como Patrimonio de la Humanidad.
49.- (Local). Creación en Teruel de un Instituto de Investigación de Desarrollo Rural «Serranía Celtibérica».
50.- (Local). Considerar como sistema territorial integrado la «Serranía Celtibérica».