NACE UNA NUEVA ASOCIACIÓN SERRANA

Cuando empecé a colaborar con Serranos y Rurales nunca pensé que nuestros artículos y nuestras opiniones se leerían en muchas partes de la Comarca de los Serranos. Nuestra actividad nace en Alcublas, gran parte de nuestro colaboradores surgen de aquí, pero eso no significa nada.

Acueducto Los Arcos, Alpuente

No significa nada en el sentido que nuestra visión y nuestra misión es Comarcal. Hemos escrito artículos de opinión, reflexiones, sucesos y demás temas que nos parecían importantes o relevantes para la Comarca. Hemos hablado de jóvenes, de mayores, de trabajo, de deporte, de educación, de servicios, de oportunidades y de muchos temas más.

En todos estos artículos hemos recibido comentarios apoyándonos y en ocasones discrepando; de opiniones encontradas y desencontradas; pero sobre todo podemos decir que no hemos pasados desapercibidos. En aras de mejorar y seguir en búsqueda del objetivo principal de este “lugar de opiniones”, que no es otro que el desarrollo de la Comarca de los Serranos, vamos a dar un paso más, y vamos a formalizarnos como asociación.

11049658_1048516131826139_723918544576577136_n

Uno de los motivos de asociarse es darle el carácter jurídico válido a nuestra iniciativa. Es necesario a la hora de dirigirse a entidades públicas, privadas o demás interesados, hacerlo bajo el nombre de una Asociación que realiza una actividad totalmente voluntaria, sin ánimo de lucro y, por qué no, hasta filantrópica. Una asociación que cubra los requisitos democráticos y participativos; independiente de cualquier influencia política, particular o empresarial; y abierta al público en general.

Otro aspecto importante es seguir con nuestro progreso y dirigir nuestra actividad al total de la Comarca. Una asociación que busca encontrar pueblos y personas que quieran colaborar, proyectos e iniciativas a las que poder respaldar. Creemos en la Serranía, pero sobre todo creemos en los Serranos. Creemos en todas aquellas personas que llevan a cabo un proyecto, creemos en todos aquellos que tienen una idea, queremos conocer y dar a conocer a todos aquellos que siguen creyendo en la Serranía.

11225443_1034724743205278_3063120429299190508_n

Queremos que nuestra Asociación recoja las opiniones y problemas de todos los pueblos de la Serranía, queremos colaboradores que nos escriban sus artículos y nos expongan los proyectos de sus pueblos. Creemos que las sinergias que podemos alcanzar todos juntos, son mejores, que los resultados que podemos alcanzar por separado. No hay una sola manera de llegar al objetivo del desarrollo de la Serranía, hay multitud de maneras de alcanzarlo, hay multitud de ideas, pero sobre todo, hay multitud de personas con ideas válidas y diferentes para alcanzar esos objetivos. Buscamos una relación entre los pueblos, una relación entre las personas de los diferentes pueblos de la Serranía,con la finalidad de buscar entre todos la mejora común.

Este es nuestro proyecto que también puede ser el vuestro, en el que estamos trabajando y vamos a seguir haciéndolo. Trabajamos de forma desinteresada en una asociación que tienen cabida todo tipo de ideas y de personas. Si al final conseguimos ayudar a poner en marcha un pequeño proyecto en un pequeño pueblo, ayudamos a un comercio o tienda a darles un poco de publicidad y que puedan vender un poco más, ayudamos de cualquier manera a nuestros jóvenes o nuestros mayores a ser más felices en nuestros pueblos, ponemos en contacto a gente de la Comarca, si al final logramos alcanzar alguno de nuestros objetivos, por pequeño que sea, se habrá cumplido nuestra razón de ser… buscar la mejora de la Serranía., independientemente de donde surja la idea.

Ermita de Santa Catalina, Aras de los Olmos

Si te gusta el proyecto no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Hemos habilitado una cuenta de correo electrónico, serranosyrurales@hotmail.com para que toda persona que quiera recibir más información para asociarse, pueda ponerse en contacto con nosotros. Os seguiremos informando de los pasos dados para asociarnos, tanto a través del blog como por facebook.

Anuncios

EL DEPORTE, UNA OPCIÓN DE OCIO EN LA SERRANÍA

Las ofertas de ocio, y por desgracia las fiestas en nuestro pueblo, Alcublas, cada vez van a menos, en cantidad, por diferentes factores que no pienso comentar, ya que no son el objeto del artículo. Pero la cuestión es que la población, sobre todo los jóvenes, cada vez se ven menos incitados a subir al pueblo.

Alcublas, vista general

Muchas personas especulan sobre cómo hacer para que sigan subiendo los jóvenes a nuestras zonas rurales, o incluso hay gente que se alegra porque perturban la paz de sus descansos… Nosotros, por nuestra parte, hacemos lo que mejor sabemos hacer, DEPORTE3
Cada vez nos es más difícil conseguir que la gente suba a Alcublas, y por lo cual, cada vez es más difícil conseguir tan solo 10 personas, para poder jugar un partidillo de fútbol sala. Pero éste pequeño inconveniente sin querer nos ha salvado los fines de semana “vacios”. 1
Al ser tan poca gente, nos juntamos para poder jugar personas de todas las peñas y edades del pueblo, pudiendo coincidir un niño de 15 años, con un adulto de 30 años en el mismo partido. Eso, en un pueblo, en cualquier sitio, el realizar actividades de ocio gente de edades tan diferenciadas, es muy difícil de conseguir, y que además se disfrute como se disfruta ya es…casi imposible.
Eso es lo que hemos conseguido, unir a todos los jóvenes con el mismo interés. Cada vez cogemos a más niños para mantener la “cantera” y que dentro de 5-10 años se siga pudiendo jugar a futbol por aquí. En los partidos siempre recordamos viejas anécdotas de cuando éramos pequeños y los mayores no nos dejaban jugar con ellos, o nos decían que jugáramos de portero como mucho…como ha cambiado todo. Ahora, ellos son muy importantes, los mas pequeños, por eso el clima de compañerismo debe mantenerse siempre.
2Puede que lo mejor de esos partidos a 5 grados, un fin de semana de febrero que no llaman la atención a nadie, sea el quedar después de jugar, casi de forma improvisada a cenar todos juntos en algún bar, sin importar de nuevo, la gran diferencia de edad.
En nuestras manos está el lanzar eventos deportivos que arrastren a la gente a visitar nuestro pueblo, y que devuelvan el interés por subir a nuestros Alcublanos reacios a aparecer por nuestras calles.
Hace años que se vienen celebrando carreras de montaña por el término, gracias a los organizadores de “Alcublas Corre”, y al ayuntamiento que se mostró dispuesto a colaborar, que convierten, los días de carrera, en un reclamo enorme para la gente. Recuerdo, que el I Desafío Trail de Alcublas, un fin de semana de junio, con gente en exámenes, sin vacaciones ni nada, el pueblo estaba a rebosar de gente, incluso por la noche.

Jordi Muñoz

A PROPÓSITO DE LAS FIESTAS DE VERANO EN LA SERRANÍA

                               Mi comisión de fiestas fue la mejor

Pasado el bullicio de los días de verano, donde la mayoría de los pueblos viven una afluencia desbordada de gente, ocupando casi el 100% de las viviendas y alcanzando su punto álgido con las semana de fiestas de los pueblos, llega, la esperada por algunos, tranquilidad.

Festeros de Alcublas el día de las Jotas

En la mayoría de los pueblos la semana de fiestas de agosto, en honor a su patrón, son unas fechas señaladas en el calendario. Vemos como cada pueblo organiza estas fiestas por un sistema u otro. En algunos pueblos es el Ayuntamiento quien organiza estos días de fiestas, en otros son grupos de amigos o quintas que se formalizan en una Comisión de fiestas y el Ayuntamiento cede, de manera implícita ,la libertad de organizar las fiestas del año próximo.

En septiembre, con la llegada de la tranquilidad, también llega la nueva Comisión de Fiestas del siguiente año, vemos como empiezan a elaborar su trabajo y a planificarse el año para poder realizar una semana de fiestas como el pueblo se merece. Empieza la época de la venta de bonos de fiestas, loterías, rifa, organización de verbenas y discomóviles, celebración de eventos, reuniones cada fin de semana… Es una año de trabajo.

Es de especial admiración aquellos pueblos que organizan sus fiestas por Quintas, sobre todo si son quintas jóvenes, de 21 años. Estos jóvenes nos demuestran como trabajan, como se implican, como asumen responsabilidades, como ceden su tiempo en lograr su objetivo: que su año sea, un buen año de fiestas. Aquí tenemos el ejemplo, aquellos jóvenes que no pensábamos capaces de nada son los que nos solucionan la semana de fiestas. Los jóvenes son los que llenan, los últimos diez días de agosto, el pueblo de gente, de fiesta y de vida. ¿A cambio de qué? A cambio de nada o a cambio de mucho según como lo veas. A cambio de ver a sus padres orgullosos de la implicación de sus hijos con el pueblo, a cambio de ver que sus abuelos los miren con ojos vidriosos en la procesiones de fiestas, a cambio de pasar un año entre amigos, a cambio de ser el protagonista de lo que ellos han conseguido, cambio de ayudar a que su pueblo no sea gris en verano o simplemente a cambio de discutir con amigos de otras quintas que “mi comisión de fiestas fue la mejor”. A cambio de lo que queramos, pero la verdad es que los jóvenes festeros nos dan una clase magistral de como hacer cosas por su pueblo.

Pero, ¿Los cuidamos como se merecen?. Estamos hablando de: un grupo de personas que trabajan durante un año entero para que disfrutemos. ¿Los cuidamos bien?. Muchas de las Comisiones de fiestas de los pueblos desarrollan su actividad de una forma incierta, tenemos que empezar a preservar esta magnifica iniciativa que se da cada año en los pueblos. Los vecinos de los pueblos se vuelcan y colaboran con los jóvenes festeros, el fruto de todo esto son diez días de fiestas increíbles para un pueblo como el nuestro.

Con el fin de seguir disfrutando de este sistema de Comisiones de Fiestas, con el que cada año un grupo de jóvenes dan lo mejor de ellos, y el que nos ha hecho disfrutar de tantas y tan buenas Comisiones, la  Comisión de fiestas deben desembocar en una Asociación cultural o juvenil, la forma que nos permita seguir disfrutando de este magnifico sistema.

Tenemos suerte de tener en los pueblos jóvenes implicados , que consiguen esos días de fiesta, por eso es el Ayuntamiento quien tiene que velar por preservarlos, y preservar a aquellos que desinteresadamente se comprometen a organizarlas. En la actualidad los Ayuntamientos ceden de forma no explicita la celebración de las fiestas, asumiendo con un “nosotros estamos detrás” todo compromiso con la Comisión, tal vez ha llegado la hora de mejorar la protección a las Comisiones de fiestas, además de adelantarse a cualquier incidente que pueda surgir. Es el Ayuntamiento quien tiene que marcar el camino para que la Comisión de fiestas se conviertan en una Asociación. Manteniendo, por supuesto, la independencia y frescura que tiene la Comisión de Fiestas.

MUERE EL MECENAS JESÚS MARTÍNEZ GUERRICABEITIA

Día 08/09/2015 – 11.05h

El empresario y coleccionista nació en 1922 y ha fallecido en su domicilio de Valencia

Imagen de archivo de Jesús Martínez Guerricabeitia

El empresario, coleccionista y mecenas Jesús Martínez Guerricabeitia ha fallecido en su domicilio de Valencia según ha informado la Universitat de València. De acuerdo con las mismas fuentes, la capilla ardiente se instalará hoy martes en La Nau, en la Capilla de la Universitat de València, entre las 17 y las 21 horas (y el martes de 8 a 11). A las ocho de la tarde de este martes, la institución le rendirá un homenaje en La Nau. Martínez Guerricabeitia donó a la Universitat una importante colección de art contemporáneo. El funeral será mañana miércoles, a las 13 horas, en el cementerio general de Valencia.

Jesús Amor Martínez Guerricabeitia nació en la localidad valenciana de Villar del Arzobispo en 1922. Empresario, coleccionista y mecenas, recibió una primera educación de su padre, minero anarcosindicalista culto que le transmitió la curiosidad intelectual que le acompañó a lo largo de toda la vida.

Según la semblanza realizada por la Universitat de València, Jesús Martínez Guerricabeitia pertenece a aquella generación marcada ineludiblemente por la guerra y el carácter represivo del régimen franquista que llevó a su hermano José y a él a fundar la mítica editorial ‘Ruedo Ibérico’. Sufrió la cárcel junto a su familia, debido a sus convicciones libertarias. Una estancia en prisión traumática, pero que contribuyó a parte de su formación: allí recibió clases de profesores represaliados y mejoró sus conocimientos de inglés. Las últimas clases que recibiría, porque de la cárcel saldría convertido prematuramente en un adulto abocado a forjarse a sí mismo, sin posibilidad de seguir estudiando.

Debido a la Guerra Civil y a la dura represión franquista posterior que sufrió toda la familia se abrió camino en el comercio de pieles, hasta que en 1951 emigraron a Colombia, donde se dedicó al comercio internacional. Regresó a Valencia en 1965, estableciéndose en el negocio de la exportación de calzado alicantino a EE. UU. A partir de ahí, desarrolló su inclinación coleccionista además de colaborar con diversas fuerzas cívicas.

Fruto de su labor de coleccionista, decidió donar su extensa biblioteca especializada en pensamiento político a la Biblioteca Valenciana y su colección de pintura de temática social a la Universitat de València. En reconocimiento a estos mecenazgos, ha sido distinguido por la Universitat de València (1997), la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (1998), la Facultad de Bellas Artes (1999), el Consell Valencià de Cultura (2008), el Ayuntamiento de Valencia (2010) y el diario Levante-EMV (2013).

José Martín, biógrafo de Jesús Martínez Guerricabeitia, le describe como “una persona de rasgos admirables por la sorprendente recuperación del golpe que supuso para él y para su familia el fin de la guerra, por su capacidad de reponerse tras salir de la cárcel, las ganas de superarse y luchar por una vida mejor”. En su biografía, editada en 2013, por la Universitat de València (dentro de la colección Paranimf) y la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport, a través de la Biblioteca Valenciana, dejó patente que Martínez Guerricabeitia ha sido una persona “que ha sabido luchar con tenacidad y optimismo para sobreponerse a las dificultades hasta mejorar su estatus y poder volver a España, donde hizo realidad su amor por los libros, con la construcción de una amplia biblioteca, y por el arte, con una exquisita colección de pintura de temática social”.

http://www.abc.es/local-comunidad-valenciana/20150908/abci-muere-mecenas-guerricabeitia-201509081045.html

NUEVOS “VIGNERONS” EN LA SERRANÍA

Pequeños bodegueros están protagonizando una nueva “revolución” en España, según algunos expertos. Más habituales en Francia, estos profesionales piden paso en el mercado para sus productos de edición limitada. Son los “vignerons”.En nuestra comarca tenemos viticultores que trabajan la tierra y elaboran y venden ellos mismos sus vinos, unos profesionales muy asentados en Francia desde hace décadas, pero que en La Serranía apenas han emergido hasta ahora.

Vendimia en la Bodega Terra D´Art, Ahillas

         


Estamos hablando de TERRA D´ART viñedos y bodegas -Valle de Ahillas. Una pequeña bodega familiar dedicada al vino de autor asentada en la aldea de Ahillas (Chelva).

Ahillas, es una aldea situada poco más de 800 m de altura y a doce kilómetros al norte de la localidad de Chelva, a cuyo municipio pertenece, y cuenta con la particularidad de que estaría deshabitada la mayor parte del año, salvo las épocas vacacionales y los fines de semana en que regresan familias y amigos de los antiguos vecinos, si no fuera porque un pequeño grupo de artistas de diversas nacionalidades decidieron hace unos años instalarse a vivir allí permanentemente para poder crear en tranquilidad.

El primer artista que recaló en Ahillas fue el escultor Paco Sainz, originario de Portugalete, al que seguirían varios más. Y desde hace 11 años, gracias al apoyo de la Asociación de Vecinos, este grupo de artistas muestran al público algunas de sus obras en una interesante exposición, que se ha convertido en una esperada cita anual durante los
fines de semana de Pascua y San Vicente Ferrer: “ARTE EN AHILLAS”.


El Valle de Ahillas, zona habitada por moriscos hasta su expulsión en 1609, se encuentra lindando con el término municipal de La Yesa, bajo las últimas estribaciones de la Sierra de Javalambre, a una altitud de entre 820 y 1.150 m., y una superficie que no llega a las 1.500 has. de extensión. Durante los siglos XVIII y XIX se dio en esta zona el máximo esplendor del cultivo de la vid, y tras superarse la plaga de la filoxera a principios del S.XX la viña volvía a tomar auge en el Valle, funcionando dos pequeñas alcoholeras.

Sin embargo, como en otros lugares de La Serranía, la emigración fue ganando la partida y ya en la década de 1970 la aldea de Ahillas dejó de tener población estable. Hoy en día el viñedo, antaño muy mayoritario, ha pasado a ser casi testimonial, con tan solo unas 30 hectáreas de extensión. En su lugar se cultivan sobre todo cereal, almendros y nogales, entre extensas áreas forestales que inexorablemente van colonizando imparables las tierras de cultivo abandonadas.

Por su parte, la familia Martínez-Palmero descubrió hace 10 años este recóndito valle, apostando por instalarse en él para llevar a cabo su proyecto de producir vinos artesanales. Se trata de una zona donde el terreno es de roca arenisca con mucha grava y un microclima propio, resguardado de los vientos del Mediterráneo y con una gran diferencia térmica entre el día y la noche. Allí crecen, entre 850 y 1.200 metros de altitud, viñedos de montaña mediterránea en régimen de secano estricto. Materia prima que otorga una identidad propia y peculiar a sus vinos.

Para ello iniciaron la búsqueda de nuevas uvas tintas que se adaptasen a la zona, con las que obtener nuevos vinos, únicos y diferentes, realizando plantaciones de prueba en diversas parcelas del Valle de Ahillas, eso sí, siempre originarias de la Península Ibérica. Y a partir de las variedades que dieron los mejores resultados, la familia Martínez-Palmero ha ido llevado a cabo poco a poco las nuevas plantaciones para su bodega.

Al mismo tiempo, y después de tres años de trabajo y tesón, han conseguido recuperar y poner en producción varias parcelas de viñedo muy viejo que habían estado abandonadas varios años. Son cepas venerables, con más de 60 años de edad de la variedad de uva blanca Merseguera, autóctona de La Serranía, que al haber sufrido un gran estrés proporcionan unos racimos pequeños y sueltos con unas producciones por cepa inferiores a 2 kg., con las que elaboran un sorprendente vino blanco monovarietal.

Una de las características de TERRA D´ART viñedos y bodegas -Valle de Ahillas es la de trabajar todas y cada una de sus parcelas de forma ecológica, con medios mecánicos y con los mínimos tratamientos que permita la añada. En especial el cuidado de la viña es determinante, manteniendo la relación entre el racimo y la superficie foliar. Ello implica podas largas para conseguir racimos lo más pequeños posible, además de eliminar a mano en verde algunos de ellos para equilibrar la producción de cada cepa.

Para instalar parte de sus viñedos, y su pequeña bodega, la familia Martínez-Palmero se decidió por elegir las parcelas que anteriormente había cultivado Rafael “El Maldito”, un hombre peculiar que vivió y trabajo toda su vida en Ahillas y donde murió a la edad de 104 años. La construcción comenzaba a finales del año 2012 concluyendo a principios de 2014. El recinto cuenta con 3 edificios: la bodega junto con su sala de catas y su cava, el garaje agrícola y la casa de la familia. Todo ello integrado en el conjunto del paisaje a las afueras de la propia aldea de Ahillas en dirección a La Yesa.

En la actual campaña Terra D´Art tiene en producción 6,5 hectáreas de viñedo de las que esperan conseguir este año unas 7.000 botellas de vino blanco, rosado y tinto con barrica, para aumentar en 5.000 botellas más el año próximo. La sala de barricas se encuentra a 2,5 m. bajo el nivel del suelo, lo que la protege de los cambios bruscos de temperatura. Además, gracias a un pozo subterráneo en esta misma sala y las salidas naturales de aire se controla la humedad de la sala durante todo el año de una forma natural y ecológica. Las temperaturas en la misma varían entre los 12ºC del invierno, a los 19ºC del verano, un ambiente ideal en el cual los vinos reposan durante su crianza.

10438369_925736000804955_2868394090549056435_n 10666039_825916234120266_7184964028589452831_n 10712825_851483221563567_428960095345640398_n 11011940_975673725811182_4529771535973139796_n 11800528_996787570366464_7083350645698998846_n

Se trata de un ilusionante proyecto familiar donde todos ellos trabajan unidos y en sintonía para conseguir que sus vinos transmitan una sensación diferente y especial. Ambos hermanos Martínez Palmero son enólogos: Juan José ha trabajado en Burdeos, en Requena e Ibiza, y por su parte Casandra tiene experiencia en los viñedos de Chile. Asimismo, Juan José Martínez, el padre, es el viticultor junto a su hijo Juan José, mientras la madre, Amparo Palmero, está a la cabeza del departamento de ventas, y Carolina García es la responsable del área de comercio y marketing.

Conocedores de la importancia que tiene hoy día la identidad corporativa, la familia Martínez-Palmero confió al reputado estudio creativo de Juan Martínez todos los aspectos relacionados con el diseño de su imagen, lo que incluía además de la marca, el nombre, las adaptaciones gráficas y fotográficas, e incluso las etiquetas de cada uno de los vinos. Y a través de ello han querido que quedara patente tanto el valor de una joven bodega artesanal como la de sus vinos. En definitiva, una identidad propia para una nueva pequeña empresa familiar dedicada al vino de autor.

El nombre de la empresa rinde tributo tanto al Valle de Ahillas como a los artistas allí asentados: TERRA D´ART viñedos y bodegas Valle de Ahillas. Por otra parte, la ilustración para el símbolo de la marca fue realizada por Paco Roca, y según el propio Juan Martínez “Nosotros queríamos mostrar que se trata de una bodega que cuida el producto, que lo manipula con cariño en todo su proceso y que además, lo hacen con sus propias manos. Esta ilustración, realizada por Paco y basada en una imagen mía, no puede ser más fiel al objetivo original. Es absolutamente real. Se trata de Casandra Martínez, una de las dueñas de la bodega, trabajando en la última vendimia”.

De dicha fotografía en blanco y negro de Casandra Martínez, convertida en elemento conceptual de la filosofía de la empresa, ha derivado un símbolo ilustrado del que a su vez surgía casi directamente el logotipo de la marca que actualmente es seña de identidad de TERRA D´ART viñedos y bodegas Valle de Ahillas. Logotipo que impregna y es utilizado en todos los soportes de la bodega. Desde los trípticos de propaganda a las tarjetas de visita, por supuesto en toda la papelería, en el cartel de la entrada a las instalaciones de la bodega, en las cajas de empaquetado, en las etiquetas y en los tapones de corcho de las botellas de vino, y hasta en las cajas de 15 kg. que se usan para transportar con verdadero mimo la uva vendimiada hasta la bodega.

La papelería ha sido ideada por el estudio creativo con la intención de ser lo más novedosa y particular posible, y que a la vez mostrara de forma directa la propia filosofía de la empresa. “Nuestra intención era reflejar la cercanía y cariño que aporta esta familia a su bodega, a sus vinos, su dedicación, y eso nos llevó a intentar personalizar al máximo toda su identidad gráfica. Por eso, tanto el tríptico como las tarjetas de visita, cuentan con sus propias fotografías durante la pasada vendimia. Una manera de enaltecer su trabajo, su cercanía y al mismo tiempo identificarles rápidamente”, concluye Juan Martínez.

Las etiquetas de los vinos, cuatro modalidades por el momento, también dejan entrever la creatividad del diseñador y su toque personal: han sido elaboradas a partir de una imagen fotográfica realizada en el estudio en blanco y negro. En cuanto a los nombres, han tratado de plasmar de donde surgen. El tinto clásico recibe el nombre de “Ahillas”. El blanco y el rosado responden al nombre de “Flor de Ahillas”, mientras que su vino estrella, el reserva, recibe el nombre de “Finca el Maldito”, un pequeño homenaje al hombre que cultivó las parcelas en las que hoy se encuentra la bodega.


“Flor de Ahillas”
Blanco se elabora únicamente con la variedad Merseguera y de viñas viejas de 60 años. “Flor de Ahillas” Rosado es una mezcla única en esta zona del Alto Turia de las variedades Bobal, Monastrel y Garnacha. El vino tinto “Ahillas”, es un vino con una crianza elaborado con un coupage que sorprende, de las variedades Bobal, Tempranillo, Mencía, Marselans, Graciano y Garnacha. Sólo de las mejores añadas y de la gran selección de algunas parcelas puntuales surge el vino “Finca El Maldito´´, predominando la variedad Bobal pero también consta de un porcentaje mínimo de Tempranillo, Prieto Picudo y Mencía. Es un vino del que en la actualidad sólo existe una añada, 2012, y que saldrá al mercado con 230 botellas cuando los enólogos Juan José y Casandra Martínez Palmero, decidan cual es el momento óptimo para el consumo.

La prometedora trayectoria de esta joven bodega de La Serranía ha quedado respaldada por la obtención de un merecido galardón el pasado mes de junio en uno de los concursos de vino más atractivos del año en España. En esta 7ª edición de los Premios Nuevo Vino edición 2014, Concurso Internacional de Calidad de Vinos de nueva aparición en el mercado español, reconocido por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, llegaron a la final 126 vinos. De ellos se premiaron 40, siendo el palmarés de 3 Medallas Gran Oro, 12 Medallas de Oro y 25 Medallas de Plata, una de las cuales le fue concedida a TERRA D´ART viñedos y bodegas Valle de Ahillas. En concreto a su vino “Flor de Ahillas” Blanco 2013 en la categoría vino blanco sin madera.

Es de destacar asimismo el interés de la familia Martínez-Palmero por el turismo enológico. Para ello la bodega dispone de visitas guiadas de la mano de sus enólogos, los hermanos Casandra y Juan José Martínez Palmero, con cita previa los sábados y domingos de 11:00 a 14:00 horas, excepto la temporada del 1 de septiembre al 30 de noviembre en que la bodega permanece cerrada al público por vendimia. Además ofrece la posibilidad de sumar a la visita una cata de sus vinos más degustación de jamón y embutidos en su agradable Sala de Catas, y también poder comprar allí mismo algunos de sus diversos vinos. Para contactar enviar un correo electrónico a Contacta@bodegasterradart.com, también en los teléfonos 963143033 – 687806578 o en www.bodegasterradart.com.

Nuestra felicitación a TERRA D´ART viñedos y bodegas Valle de Ahillas por su prometedor proyecto que puede servir de revulsivo a otras zonas de la comarca, al mostrar las grandes posibilidades futuras y potencial de calidad, aun por explorar completamente, que pueden ofrecer los vinos de La Serranía.
Y por supuesto, desearle a la familia Martínez-Palmero toda la suerte del mundo en su difícil, y a la vez apasionante, andadura enológica.
Por
Juan Antonio Fernández Peris

SEPTIEMBRE SERRANO

El reloj es insaciable. Hace nada los pueblos serranos bullían con niños, turistas y serranos de vacaciones y sin darnos cuenta estamos ya en septiembre. Este año, la climatología estival ha hecho que uno de nuestros visitantes otoñales adelante sus fechas y ya esté entre nosotros.

Lactarius_deliciosus

Rebollón

El rebollón será el principal motivo para que nuestros pueblos revivan, aunque sea sólo ya los fines de semana. Un día tendremos que analizar cual es el extraño hechizo que hace que semejante seta atraiga a miles y miles de personas en su busca por el monte. Pero ahora nos quedamos con el recuerdo de la fiesta, de los días de fiesta que nuestros pueblos serranos han tenido en este pasado agosto y que incluso alguno todavía las disfruta.

10422120_821980117923408_2881264431141859758_n 11866446_819043218217098_7912955550507474982_n 11880344_1015706325129949_4205919402106839320_n 11885215_10204881865462803_5032345900065684049_n 11889543_1066702693354031_2427609183091562755_n 11889611_10203229224331421_8366010106919482340_n 11892169_10153110676748511_5234275367560604650_n 11896045_1468558533469461_7347709685342954903_n 11896076_864958210262487_2357395932145282258_n 11898768_821980341256719_7461483767901083888_n 11902430_10204881869062893_7584431616574393769_n 11902494_10203229224491425_7269129688359953008_n 11903701_451978701672929_4976961970154682265_n 11924545_10153110678238511_722829031665831181_n 11940715_10153894998112289_5415918610291817675_n

Todo pasa, y ahora son los tractores quienes sustituyen por las calles a las carrozas y las procesiones. Tractores cargados de almendras en unos pueblos, y camino de la vendimia en otros. No en vano se ha dicho “Cuando en Septiembre acabes de vendimiar, ponte enseguida en octubre a sembrar.”

Pero dejamos octubre para más adelante. Ahora queremos mostraros otra faceta más de Serranos y Rurales. Además del activo grupo de facebook SERRANOS Y RURALES hemos abierto un álbum de fotos virtual en FLICKR. Hay ya unas 200 fotografías subidas y nuestra intención es ir aumentando el número con vuestras aportaciones. Pulsando en el siguiente enlace tendréis acceso: https://www.flickr.com/photos/135875149@N03/albums

Pues nada serranos!! Os dejamos para que las difrutéis.