¿Y LOS JÓVENES SERRANOS?

El siglo XXI es el siglo del capital humano.  El valor más preciado con el que cuenta una comunidad es el talento, por encima del poder económico o financiero. El talento transforma la sociedad, las relaciones personales y económicas, la forma de entender la vida, hace avanzar y mejora la convivencia. En nuestra comarca hemos ido perdiendo de manera sangrante nuestra mayor riqueza, nuestros jóvenes. La Serranía no ha ofrecido nunca buenas expectativas de vida ya que arrastra carencias históricas en infraestructuras y servicios y su motor económico sigue siendo una agricultura que, hasta hace muy poco, ha sido poco rentable y muy sacrificada.

encontrar_idea_7121

… Y los jóvenes se van. Y nuestros pueblos se van muriendo poco a poco… Y no hay un plan estratégico global para la comarca y no hay actuaciones reales que favorezcan el microempleo o el autoempleo o el emprendimiento. Y no hay una nueva visión de los problemas que facilite respuestas creativas, diferentes… porque no están los jóvenes, porque en LA SERRANÍA hemos prescindido de ellos, los hemos dejado ir sin más.

Los necesitamos ahora más que nunca. Necesitamos su energía, su manera de ver y entender la vida, sus conocimientos, sus potencialidades. Se van, pero nunca dejarán de ser de aquí a pesar de su aparente desinterés, de su supuesta falta de compromiso o de su nula implicación en la gestión municipal, por ejemplo.

Seguramente no están porque no se les ha dejado sitio, porque no se les ha querido escuchar o porque no se les ha tenido en cuenta. Se les ha considerado fuerza de trabajo, brazos para el campo, pero se les ha apartado, a veces sin darnos cuenta, de la gestión a todos los niveles. Seguimos viviendo en una comarca marcada por el “patriarcado” y eso determina que las estructuras familiares y sociales se perpetúen, evitando avanzar hacia formas más acordes con los nuevos tiempos. Necesitamos una renovación generacional que impulse la vida de nuestros pueblos, que regenere el tejido económico y social y que diseñe una nueva manera de vivir que sea atractiva para los que quieran quedarse o se planteen volver.

Se van a los 18 pero nunca dejarán de ser de aquí. Abramos los oídos a sus propuestas. Tienen mucho que decir, tienen mucho por hacer.

Anuncios

LAS ALDEAS DE ALPUENTE. ¿SABÍAS QUÉ…?

¿Sabías qué…?

La actividad eminentemente agrícola y ganadera de Alpuente y la dificultad que antiguamente suponía desplazarse a los lugares de trabajo, llevaron a la formación de numerosas aldeas, dispersas por todo el término: Corcolilla, La Almeza, Baldovar, Benacatácera, Campo de Abajo y Campo de Arriba, la Canaleja, el Collado, la Cuevarruz, las Eras, la Carrasca y el Hontanar.

Alpuente

Vista parcial de Alpuente

Alpuente y sus aldeas constituyen unos núcleos poblacionales con peculiaridades únicas dentro de la Comunidad Valenciana. Es momento, ahora en período vacacional, de visita por múltiples motivos: fin de semana fotográfico, ruta de los dinosaurios (con museo incluído), ruta de arte religioso, gastronomía…

Alpuente, Acueducto Los Arcos, por Chusa

Acueducto Los Arcos, Alpuente

La Almeza, Molino

Molino en la aldea de La Almeza

Para terminar nos desplazaremos a La Cuevarruz, a visitar su ermita de San José.

http://www.ermitascomunidadvalenciana.com/vsealp2.htm

Ermita de San José, La Cuevarruz

Se levanta en la plaza de la aldea, elevada sobre amplias gradas, y en perfecto estado de conservación. Es un bonito edificio de gruesa mampostería, coronado por ancha espadaña, a modo de campanario, con dos huecos desiguales que albergan sendas campanas, y remate de frontón triangular con cruz y veleta. Bajo ella se abre una ventana rectangular y, a su lado, hay un reloj de sol. La puerta es adintelada, enmarcada en dovelas con la fecha de construcción: 1745. En un azulejo se lee (sic)Hermita de S. José’, con un retablillo cerámico que representa al santo con el Niño. vsealp8b

El interior es rectangular, con piso de terrazo moderno. El techado tiene viga central y el espacio está dividido en tres cuerpos por dos arcos de medio punto apoyados en pilastras. Tiene coro alto a los pies, y bajo él, un poyo corrido de obra.
El altar del presbiterio es un sencillo retablo de obra, con una hornacina en la que se venera la imagen de San José, buena talla barroca atribuida a Ignacio Vergara. El resto de las imágenes son modernas.
Esta ermita contiene, sin embargo, un buen número de pinturas de gran importancia, varias de las cuales se remontan al siglo XVII y que urgen una pronta restauración.

LA MUJER RURAL, LA MUJER SERRANA

El papel de una mujer activa en las zonas rurales es fundamental para la sostenibilidad y el desarrollo de espacios en los que las estructuras económicas requieren cambios. El emprendimiento femenino se presenta como una opción importante que fomentar desde las entidades que operan en los pueblos.

falta de mano de obra masculina a causa de la guerra, mujeres voluntarias reparan las carreteras en la serranía de la región valenciana, 1938

Mujeres de La Serranía arreglando una carretera durante la Guerra Civil

Facilitar la inserción de la mujer rural en el mercado de trabajo es un ejercicio de búsqueda de igualdad y de justicia social. Desde hace siglos la mujer serrana ha desempeñado tareas no reguladas en los hogares realizando faenas cotidianas en la casa junto al cuidado de los hijos, sacando tiempo, además, para ayudar en las labores agrícolas y ganaderas, aun a costa de no poder disfrutar de autonomía personal.

Os dejamos ahora con unos datos y valoraciones muy significativas:

  • En la Comunidad Valenciaba el medio rural abarca el 90% del territorio y en él reside el 20% de la población.
  • Las mujeres que viven en núcleos rurales y semiurbanos (menos de 10.000 habitantes) suponen
    el 22 % de la población valenciana.
  • La falta de oportunidades ha impulsado a muchas de ellas a la emigración, creándose un problema demográfico por déficit femenino en edades activas y fértiles.
  • Hoy día siguen existiendo diferencias de género que son más visibles en el medio rural.
    Por ello es necesario abordar algunos retos pendientes todavía hoy al objeto de ir consolidando
    la presencia de las mujeres en el medio rural.
  • Seguir reivindicando el Derecho al Desarrollo personal y local (territorial) como un derecho de la
    mujer.
  • Visibilizar la importancia de las mujeres en las actividades económicas (agropecuarias, de servicios, industriales…) y sociales de nuestra comarca.
  • Luchar contra el mito de que hay empleos femeninos y masculinos en el ámbito rural.
  • Concienciar a las diferentes administraciones, principalmente autonómicas, nacionales y europeas, y a la sociedad en general, del imprescindible papel que el medio rural desempeña en el equilibrio territorial, no sólo como lugar de esparcimiento y ocio sino como reserva agroalimentaria y territorio donde es posible la existencia del espíritu emprendedor, como motor de crecimiento y de diversificación económica, especialmente por parte de las mujeres.
  • Reclamar, por ello, una política de desarrollo rural integrada, que tenga en cuenta explícitamente a las mujeres, su necesidad de formación, sus puestos de trabajo, su capacidad de emprendimiento para que permanezcan en los pueblos.
  • Localizar los obstáculos que se oponen a la plena participación de las mujeres en la vida económica y pública local, para así crear iniciativas específicas en su favor.
  • Estimular el asociacionismo productivo y la creación de redes, en función de las necesidades de la dispersión de negocios, el aislamiento y el tamaño de las empresas.
  • Divulgar los logros conseguidos por las mujeres en el medio rural, tanto en sus negocios y trabajos como en la participación en la vida política de su entorno y la formación de capital social.
  • Sensibilizar a los medios de comunicación para que contribuyan en la visualización del trabajo desempeñado por las mujeres en el medio rural así como en la expansión y consolidación de este espacio como opción de vida sostenible y saludable tanto en el ámbito laboral como personal.
  • En suma, hay que dejar constancia de que el futuro del mundo rural depende en buena parte del papel que se otorgue a las mujeres y de las medidas que se les ofrezcan para ejercer su vida profesional y personal, sin limitaciones.

Y terminamos con unas reflexiones femeninas:

“En el medio rural, la toma de decisiones de las
mujeres está relacionada con el deseo de ser
independientes económicamente, de realizarse
como personas y de poner en valor lo que saben
hacer”.
Luisa Mª Frutos Mejías

“Si las mujeres abandonaron los pueblos, fue por
no sentirse cómodas con ellos. Por carecer de
expectativas personales de futuro”.
Lourdes Arruebo de Lope

SERRANIA DEL TURIA, FINCA LA SALADA

En esta nueva colaboración para Serranos y Rurales quisiera retomar el tema de la agroalimentación como motor económico de La Serranía del Turia. Y qué mejor forma que dando a conocer a una empresa especialista en la producción, la transformación y la distribución de frutas y verduras: FRUILOMAR S.L.

(1) Logo FRUILOMAR S.L.Se trata de una empresa del sector hortofrutícola cuya actividad abarca la producción, la transformación y la distribución de frutas y verduras. Con más de 40 años de recorrido. Nació en la década de 1970 como una pequeña empresa hortofrutícola situada en el antiguo Mercado de Abastos de Valencia, abarcando en su actividad desde la producción hasta la comercialización de frutas y verduras, pasando por la recolección y manipulación de las mismas.

(2) Antiguo Mercado de AbastosEl 16/09/1997 se constituye legalmente con el nombre de FRUILOMAR, S.L., bajo la actividad CNAE (6431) de “comercio al por mayor de frutas y hortalizas”, estableciendo su domicilio fiscal y oficinas en MERCAVALENCIA, la mayor plataforma de distribución agroalimentaria de la Comunidad Valenciana. Su objeto social es <<La compra, venta, importación y exportación de toda clase de frutas y verduras. El cultivo y la producción, transformación y almacenamiento de frutas y verduras>>.

(3) MERCAVALENCIACuenta además con un moderno almacén hortofrutícola ubicado en el término municipal de Villar del Arzobispo (Valencia), y próximo a las Bodegas de Vanacloig (Chulilla), centro neurálgico de la actividad económica de la empresa. Y para la venta minorista FRUILOMAR, S.L. cuenta en la calle Maximiliano Thous de Valencia con Fruterías del Túria, un establecimiento de dedicado a la venta al consumidor de frutas, verduras, hortalizas y demás productos agroalimentarios, tanto de producción propia como de terceros. Además, Fruterías del Túria ofrece también reparto a restauración.

(4) Fruterías del TuriaEntre sus productos habría que destacar los cítricos (clementina, naranja); el kaki; y fruta de hueso (paraguayo, albaricoque y melocotón); además de sus apreciadas calabazas. FRUILOMAR, S.L. los comercializa bajo sus propias marcas, bastante conocidas dentro y fuera de nuestras fronteras, gracias a su esfuerzo continuo con la calidad: Mica© para las calabazas, Diamond© para el kaki y Tyris© para las frutas.

(5) MARCASEn la actualidad, FRUILOMAR, S.L. ha iniciado la comercialización directa de sus frutas de hueso ya envasadas en supermercados (personalmente los he podido comprar en CONSUM, desconozco si en otros establecimientos también estarán a la venta). Hasta el momento se están comercializando con un atractivo envoltorio melocotones y paraguayos con un peso neto de 900 gramos, y donde entran varias piezas de fruta según tamaño de las mismas.

(6) PESO y ENVASELos envases son pequeños cestillos cubiertos con una hoja de plástico transparente. En cada una de sus cuatro esquinas aparece impresa en colores la frase “Del campo a su mesa”, el nombre de “Serranía del Turia – FINCA LA SALADA”, la marca “Tyris” y un dibujo con la Senyera.

(7) ILUSTRACIONESLos he probado, y puedo asegurar que su calidad es excelente, notándose claramente que el tiempo entre la recolección y la puesta a disposición del consumidor final es corto, con lo que la fruta se ha recolectado en su punto de madurez. Se cumple con su eslogan “Del campo a su mesa”.

(8) MelocotonesHoy en día en que la globalización impone sus reglas en los mercados, y parece que los únicos canales de comercialización deben ser a nivel mundial y siempre por grandes corporaciones, también hay lugar para empresas, medianas y pequeñas, que apuestan además de por la exportación por los clientes de proximidad. Los productos locales comienzan a estar de moda y su utilización como marca resulta interesante comercialmente hablando.

(9) Paraguayos
Para concluir, hacer mención de que lo más importante de todo esto es el hecho de que una empresa comercial ya consolidada como FRUILOMAR, S.L. , decida dar valor añadido a parte de su producción de fruta utilizando el nombre de SERRANIA DEL TURIA como reclamo para vender sus productos al consumidor final. Ese es el camino a seguir…

Por
Juan Antonio Fernández Peris

TE VAS CON 18 AÑOS, PERO NUNCA DEJARÁS DE SER DE AQUÍ

Te levantas un domingo de septiembre, con la diferencia que ese domingo cogerás tus cosas y te irás. Te vas a empezar a vivir tu propia vida, a empezar a marcar las líneas de lo que en un futuro quieres llegar a ser. Empiezas una etapa de cierta independencia. Te das de bruces con lo que significa vivir solo o al menos vivir en un piso compartido, generalmente, con amigos de la infancia, pero lejos de la mirada de tus padres.

Alemania-anuncia-programa-jovenes-UE_EDIIMA20121001_0138_15

Con 18 años pasas de tenerlo todo hecho a tener que hacerlo todo, empiezas tu carrera y empiezas a tomar tus decisiones. En esta vorágine de sensaciones se nos pasa por alto que  has dejado de vivir donde has pasado los últimos 18 años y donde, probablemente, no vuelvas a vivir de forma continuada. Los pueblos empiezan a sufrir la migración de sus vecinos más jóvenes, con toda lógica nos marchamos para estudiar carreras o ciclos que, por lo general, nos harán encontrar un trabajo fuera de nuestra casa.

Nadie puede pedir que no empieces este camino, ni tampoco pedir que volvamos, porque nuestras circunstancias nos dirigen a que sea difícil volver. En muchas ocasiones nos motivan para que salgamos, pero se enfadan si estamos dos fines de semana seguidos sin pasar por casa. Por razones, estudiamos fuera y trabajamos fuera, pero no dejamos de querer estar, de dejar de ser de donde hemos vivido las primeras décadas de nuestras vidas.

Estos hechos se dan en todos los pueblos, y en todos los pueblos son el comienzo de la despoblación de las zonas rurales. Generalmente, el trabajo ancla a las personas a un lugar, pero en la actualidad se valoran cada vez más otras cosas, se valora cada vez más la calidad de vida. Algo muy subjetivo que cada uno aprecia de forma diferente. Pero somos muchas las personas que creemos que lo mejor de vivir en un pueblo es la calidad de vida que ofrece.

Junto a ésta, se valoran los servicios y la comodidad, y es ahí donde tenemos que mejorar nuestra oferta. Tenemos que reducir todas aquellas diferencias negativas de vivir en un pueblo con respecto a cualquier otra zona. Las zonas rurales carecen de  servicios que en las zonas urbanas se entienden como normales. Nos tenemos que preguntar si tenemos los servicios de transporte que nos merecemos, los servicios para nuestros mayores que nos merecemos o incluso los servicio a nuestros más jóvenes que nos merecemos. Seguro que nos contestan: “que para cuatro no es rentable” , pues a mi me vienen a la cabeza muchas cosas hechas en muchos lugares que no son rentables, y mucho peor, innecesarias.

Si preguntas entre los jóvenes si se quedarían a vivir en el pueblo, probablemente muchos dirían que no. Pero si les preguntases si quieren seguir subiendo al pueblo, si les gustaría tener una casa en el pueblo o volver a vivir en el pueblo cuando sean mayores, seguramente todos te dirán que sí.

No podemos obligar a que la gente se quede en las zonas rurales, pero si que podemos ponerles difícil la decisión o al menos que tengan las ganas de subir cada vez que puedan.

Tenemos que luchar para que los mayores tengan los servicios de atención que necesitan y que los jóvenes dispongan actividades extraescolares, de equipos deportivos y cualquier otra actividad  que tendrían en otra zona; tenemos que apoyar o participar con las personas o entidades que se encargan o desarrollan estos servicios y mejorar la oferta. El trabajo es una parte importante en el desarrollo de las zonas rurales y en la lucha contra la despoblación, pero cada vez es más importante los servicios que ofrecemos y la calidad de vida. Como he dicho antes, vamos a ponérselo difícil a la gente que tenga que decidir irse del pueblo, y por supuesto,  vamos a hacer que todos quieran tener una casa aquí.

PERO… ¿CONOCES LA SERRANÍA?

Llevamos ya unos días compartiendo fotografías serranas: panorámicas de sus poblaciones, rincones preferidos, arte religioso, etc. Las estamos organizando en carpetas y, la verdad, está quedando genial.

Desde aquí os lanzamos una pregunta: PERO… ¿CONOCES LA SERRANÍA?

La Almeza, Molino

La Almeza, Molino

De momento hemos confeccionado seis categorías:

1.- ÁRBOLES SERRANOS

2.- ARTE RELIGIOSO SERRANO

3.- CARRETERAS SECUNDARIAS

4.- NIEVE

5.- PERSONAS SERRANAS

6.- PUEBLOS SERRANOS

Pulsa sobre cada uno de los nombres y llegarás a los álbums correspondientes.