DIEZ PROPUESTAS PARA PROMOVER EL EMPRENDIMIENTO EN LA SERRANÍA

Partiendo de la base de las dificultades existentes en España para iniciar una aventura empresarial y sabiendo que estas se acentúan en las zonas rurales, vamos a intentar dar diez claves para la promoción del emprendimiento en La Serranía.

emprendimiento_rural

1.- SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA.-

La administración no puede ser algo que entorpezca el carácter emprendedor y la cultura emprendedora de los serranos, sino todo lo contrario, que la favorezca. En infinidad de ocasiones se ponen trabas, se paralizan los permisos, no se informa al emprendedor de si ha incumplido alguna norma, etc.

2.- ABRIR Y CONSOLIDAR LÍNEAS DE FINANCIACIÓN ESPECÍFICAMENTE RELACIONADAS CON EL EMPRENDIMIENTO EN LA SERRANÍA.-

La desaparición de Cajas Rurales, así como la emigración de entidades bancarias a zonas más rentables han dejado muchos de nuestros pueblos huérfanos de actividad bancaria. En muchos de los casos de posibles emprendedores serranos, hablamos de actividades que requieren una escasa cantidad económica para ponerse en funcionamiento. Las mancomunidades deberían, no promover políticas próximas a los microcréditos, sino conseguir condiciones preferentes para emprendedores serranos.

3.- PROMOVER COOPERACIÓN EN ÁMBITOS SUPRAMUNICIPALES.-

Los problemas o dificultades de un emprendedor en Alcublas son los mismos que los que se pueden dar en Titaguas, por lo que hay que tratar de buscar la cooperación entre emprendedores, entre territorios, entre lo público y lo privado. La ordenación territorial debe ir mucho más allá de lo local, es decir, hay que buscar fórmulas comarcales para toda La Serranía.

4.- PROGRAMA DE FORMACIÓN PARA POLÍTICOS LOCALES PARA QUE ACTÚEN COMO AGENTES PROMOTORES DEL EMPRENDIMIENTO.-

Hablamos de personas que, en ocasiones, no tienen formación ni capacidad de comprender lo que es generar desarrollo. Con la formación necesaria se pueden viabilizar muchos programas de desarrollo. Que entiendan que deben promoverse planes comarcales y no sólo los relacionados con las administraciones locales.

5.- PROGRAMA DE COMUNICACIÓN PARA RECUPERAR LA AUTOESTIMA COMO COMARCA.-

Muchos serranos consideran un éxito ver que sus hijos desarrollan su carrera profesional lejos de sus pueblos. Consideran en ocasiones “un fracaso” la vuelta al pueblo para trabajar en él.

Hay que romper el prejuicio de que La Serranía es un sitio sin oportunidades para los que allí vivimos, para nuestro hijos y para los que viven en la ciudad. Es necesario el hacer ruido, tener visibilidad y presencia en los medios de comunicación para que se despierte esa conciencia relativa a los cambios y la dinámica que puede llegar a tener nuestra comarca.

6.- DIFUSIÓN DE “BUENAS PRÁCTICAS” DE EMPRENDIMIENTO SERRANO.-

En La Serranía existen empresas, para muchos casi desconocidas, que crecen, crean empleo y se identifican con la comarca. ¿Por qué no difundir esos ejemplos? Hay que ofrecer, dar a conocer qué oportunidades puede una persona tener en su comarca, a parte de sus propias ideas.

7.- CAMBIOS DE LOS CONCEPTOS DE LA POLÍTICA RURAL.-

Existe a partir de ahora un nuevo escenario financiero en el que se va a jugar no solamente la distribución de fondos, sino una visión de lo que es el desarrollo de los territorios rurales europeos nuevos, y La Serranía debe estar ahí.

8.- DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE.-

Este es uno de nuestros grandes activos. Cuidándolo tendremos muchas más oportunidades de negocio.

9.- COMBATIR LA TENDENCIA A LA DESPOBLACIÓN Y AL AISLAMIENTO.-

Hay verdaderos tratados y estudios hechos en este sentido; no vamos ahora aquí a descubrir la pólvora.

10.- ELABORAR PROYECTOS ORIGINALES Y CREATIVOS: “NO HAY COMARCA SIN FUTURO, SINO COMARCA SIN PROYECTO”.-

No debemos olvidar que La Serranía, aún con todos los riesgos que amenazan incluso la supervivencia de alguno de sus pueblos, constituye un territorio con oportunidades para el desarrollo de actividades emprendedoras.

Conseguir sacar adelante estos proyectos va a depender también de cambios culturales y de mentalidad tanto en nuestra comarca (y sus propias preconcepciones sobre sí misma) como en la zona urbana (y sus preconcepciones sobre La Serranía). Es necesario establecer vías que consigan una adecuada “complicidad” entre el medio urbano y el medio serrano.

Anuncios

¿QUÉ PUEBLO ES?

La Serranía esa gran desconocida. Os comentamos una iniciativa surgida de forma espontánea por muchos de vosotros.

Sot de Chera, río

Sot de Chera, río

Hemos ido subiendo fotos de pueblos serranos a nuestra página de facebook con la pregunta ¿qué pueblo es?. La respuesta ha sido impresionante y las fotos de gran calidad. Os dejamos el link https://www.facebook.com/media/set/?set=oa.1671820159715232&type=1 donde podréis apreciar la mayoría de las imágenes. Os puedo asegurar que me ha costado acertar más de una, muestra del desconocimiento y de la poca visibilidad que tienen nuestros pueblos. Vamos a ir recopilando en el blog todas las imágenes recibidas pues consideramos que vale la pena poderlas observar tranquilamente.

Por otra parte, ya somos más de mil los Serranos y Rurales en el grupo de facebook, algo que me ha sorprendido gratamente, pues aumentamos día a día. Esto es sólo el comienzo, tenemos muchas cosas que hacer y cada vez somos más para hacerlas. Como decíamos el otro día en otra entrada del blog: ¿te animas?

PRÓXIMA PARADA… LA SERRANÍA

Parece que vivir en LA SERRANÍA significa renunciar a muchos derechos ciudadanos amparados por la Ley.

parada bus

Para que una comarca avance, progrese y se convierta en una atractiva alternativa para vivir ha de tener un mínimo de servicios esenciales, equiparables a los que pueda disponer cualquier ciudadano que viva en las áreas urbanas.

Esta obviedad no se ha tomado nunca en serio en nuestra comarca porque seguimos teniendo ese complejo atávico de ser “pueblos perdidos en las montañas”, “zona deprimida” y nos hemos resignado a ser los eternos olvidados de las administraciones que nos gobiernan.

Vivimos en un nuevo paradigma que ha rediseñado la comunicación y las relaciones sociales; somos una sociedad globalizada y resulta paradójico que, en cualquier pueblo serrano sea muy fácil comunicarse a través de internet con cualquier parte del mundo pero no se disponga de un servicio de transporte público que nos conecte con los núcleos urbanos más cercanos, en los que se aglutinan los servicios médicos, administrativos y comerciales. Seguimos soportando un aislamiento forzado que imposibilita nuestro desarrollo colectivo y personal.

No podemos seguir justificando lo injustificable, no podemos seguir asumiendo una situación injusta y discriminatoria y no podemos permitirnos seguir argumentando que en LA SERRANÍA la población no necesita este servicio porque ¡¡”es en su mayoría gente mayor”!!.  Tampoco se puede plantear esta cuestión en términos de rentabilidad económica porque los servicios a la ciudadanía nunca son rentables; la sanidad y la educación así se conciben, al igual que la seguridad, la protección civil o la extinción de incendios, por poner algún ejemplo.

Se trata de una cuestión que tiene que ver exclusivamente con la solidaridad, la igualdad y el respeto.

LA SERRANÍA no puede esperar más. Si queremos que nuestra comarca siga viva, tenemos la obligación de dotarla de servicios elementales que contribuyan a que la calidad de vida en nuestros pueblos aumente y atraiga a futuros habitantes. Pensar, planificar y diseñar un servicio de transporte público que conecte nuestros municipios con Liria, con regularidad y adaptado a las necesidades concretas, debe ser objetivo prioritario de los nuevos consistorios, de las Mancomunidades y de la Generalitat.

Es nuestro derecho. No podemos esperar más.

LO QUE ELLOS HICIERON LO TENEMOS QUE CONTINUAR

Cuando llueve, todo en la naturaleza cambia, parece que en cuestión de horas todo sea diferente. Para disfrutar de esta transformación y, tras estas últimas lluvias, bajé por el camino que lleva al barranco y pude ver la cantidad de paredes que se habían venido abajo, lo que me trajo recuerdos.

Paseando por Alcublas

Foto Ana J. Sobrasada

Cuando era pequeño, siempre me preguntaba por qué teníamos que ir el fin de semana a hacer esos portillos o por qué no dejábamos perder los cinco almendros que teníamos en la parte más alta del repecho del barranco, ya que no había camino para subir. Los mayores, lo abuelos siempre me contestaban lo mismo, que eran nuestros, que nuestras cosas las teníamos que tener bien y cuidar, sobre todo las cosas que nos daban de comer.

Yo no entendía que ese portillo o aquellos almendros fuesen tan importantes. Con el paso del tiempo me di cuenta que la pérdida de aquellos almendros significaba su propia dejadez, que cuando dejasen de hacer aquel portillo empezaría su decadencia y la perdida de parte de aquello por lo que durante tantos años habían luchado. Venimos de unos abuelos laboriosos, constantes y trabajadores; a los que nunca les regalaron nada, entre otras cosas, porque tampoco lo pidieron. Los que nos han contado historias de esfuerzo y trabajo, siempre con orgullo.

El desarrollo rural, los proyecto de reactivación de zonas rurales están continuamente encima de la mesa. En ocasiones han sido y serán los cambios que necesita un pueblo para invertir su suerte. Tenemos que tener en mente que las pequeñas cosas también importan en el desarrollo de las  zonas rurales, pequeñas cosas como pertenecer a una asociación que me permita seguir estando en contacto con mi pueblo, entrar en un blog y leer sobre los problemas que están dándose en mi pueblo o  habilitar aquella vieja casa de los abuelos a la que subía de pequeño. También grandes cosas que se han dado y se están dando en los pueblos, grandes cosas llevadas a cabo por agricultores, ganaderos, granjeros, apicultores, comercios, bares, restaurantes, casas rurales, etc. Mucha es la gente que sigue empeñada en volver a hacer esas paredes de piedra para no dejar paso a la dejadez, que sigue viendo las zonas rurales como un sitio diferente donde la vida es distinta.

Tenemos que quitarnos esa coraza de encima y pensar que hemos tenido la suerte de vivir en un pueblo y conocer lo que esto significa. Tenemos que saber de dónde venimos y a dónde queremos ir. Nosotros ya no somos “el mundo rural” como aquello olvidado, somos gente que vive o ha vivido en un sitio, donde la mayoría de la gente guarda sus mejores recuerdos.

Serranos y Rurales

CARTA DE BAEZA SOBRE PATRIMONIO AGRARIO

“La agricultura es la profesión propia del sabio,
la más adecuada al sencillo
y la ocupación más digna para todo hombre libre”.
Marco Tulio Cicerón. De Officiis (44 a. C.)

En esta mi primera colaboración para este blog SERRANOS Y RURALES, quisiera referirme a una interesante iniciativa originada en el mundo académico, y que trata de dar valor patrimonial a la agricultura y, sobre todo, posibilitar la dignificación de todas las actividades agrarias y, con ello, la de los hombres y mujeres que las han hecho (y siguen haciéndolo) posible: la llamada CARTA DE BAEZA SOBRE PATRIMONIO AGRARIO.
(1) PORTADA CARTA DE BAEZA

La Carta de Baeza sobre Patrimonio Agrario es un documento surgido de las reflexiones de los investigadores del Proyecto PAGO (El Patrimonio Agrario: La construcción cultural del territorio a través de la actividad agraria. Ministerio de Economía y Competitividad) y de los asistentes al Seminario El Patrimonio Agrario: razones para el reconocimiento cultural de los bienes agrícolas y ganaderos, celebrado los días 26 y 27 de octubre de 2012 en Baeza, y organizado por la Universidad Internacional de Andalucía, en el campus Antonio Machado.
(2) JORNADAS

Estas Jornadas Universitarias estaban dirigidas por el profesor José Castillo, de la Universidad de Granada, y coordinadas por Antonio Ortega, de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), contado con una treintena de participantes que, desde diversos ámbitos, que concluyeron en la necesidad y validez de la consideración y el reconocimiento social e institucional del patrimonio agrario, así como de su apropiada y específica protección.
(3) Participantes

A lo largo de las mismas se puso de manifiesto la importancia y relevancia nacional e internacional de los bienes generados por la actividad agraria, los valores culturales y naturales que poseen la mayoría de sus manifestaciones (paisajes agrarios, regadíos históricos, variedades genéticas autóctonas, patrimonio inmaterial…) y la necesidad de su reconocimiento a partir de la caracterización y protección de los bienes agrícolas y ganaderos. Todo ello teniendo como eje central que dicho patrimonio existe porque existe la actividad agrícola y el agricultor/ganadero, elementos imprescindibles como creadores del patrimonio.
(4) Ponentes

Las Jornadas culminaron con la presentación, debate y aprobación de la llamada CARTA DE BAEZA SOBRE PATRIMONIO AGRARIO, documento que pretende convertirse en referente nacional e internacional sobre el patrimonio agrario. Para ello sus firmantes proponen la creación de un nuevo tipo de bien cultural, el Patrimonio Agrario, que empiece a asumirse como tal tanto en la doctrina patrimonialista como en la normativa nacional e internacional, y que se convierta en una nueva categoría patrimonial como ha sucedido recientemente con el Patrimonio Industrial.

(5) Foto de grupo de los firmantes de la Carta de Baeza sobre Patrimonio Agrario

Los bienes agrícolas, ganaderos y silvícolas, como se recoge en todo el documento, disponen de una relevancia social, histórica, económica o medioambiental (destacamos especialmente su vinculación con la diversidad cultural y biológica y con el derecho a la alimentación) que no se corresponde con la absolutamente injusta consideración peyorativa o inferior que, por lo general, tiene la actividad agraria (especialmente la tradicional o histórica) respecto a otras actividades humanas más vinculadas con lo urbano o lo tecnológico.
(6) Cooperativa Agrícola de Chera

La Carta de Baeza sobre Patrimonio Agrario es un documento en el que se establecen los principios básicos para la definición, caracterización, valoración, protección y dinamización de los bienes culturales y naturales de carácter agrícola, ganadero y silvícola, con el objetivo de conseguir el adecuado reconocimiento y preservación de unos bienes, que si bien disponen de valores muy relevantes para la humanidad (desarrollo sostenible, soberanía alimentaria, diversidad genética y cultural, etc.) apenas si tienen consideración social o institucional.
(7) VIÑEDO JUNTO AL ACUEDUCTO DE ALPUENTEY que nace con el propósito de propiciar un debate público (científico, social e institucional) a partir del cual puedan consensuarse unos principios y mecanismos que permitan reconocer y preservar el valor de los espacios y bienes agrarios históricos y tradicionales, todo ello con el objetivo último de conseguir el reconocimiento y dignificación del sector agrario. La vocación de este documento es internacional, por lo que la pretensión de los firmantes es trasladarlo a los organismos internacionales con competencias en la materia (ICOMOS, FAO, UNESCO, etc.) para que hagan suya esta declaración de intenciones.
(8) CAMPOS DE OLIVOSEn el siguiente enlace podrá descargarse la publicación de José Castillo Ruiz (dir.), CARTA DE BAEZA SOBRE PATRIMONIO AGRARIO, documento editado por la Universidad Internacional de Andalucía en 2013.
www.patrimonioagrario.es/pago/CARTA_DE_BAEZA_files/carta.pdf
(9) PORTADALa presentación pública a la comunidad científica, instituciones y sociedad de la CARTA DE BAEZA SOBRE PATRIMONIO AGRARIO tuvo lugar el día 12 de junio de 2014, durante un acto solemne en el Palacio de la Madraza (Granada).
(10) Presentación CARTA DE BAEZAEl futuro de La Serranía depende de que sus propios habitantes logren un entorno que promueva el bienestar de ellos mismos, además de generar actividad económica. Y ello no significa el conseguir grandes inversiones externas (que lamentablemente no vendrán), sino de movilizar todos los factores productivos locales (agricultura, ganadería, silvicultura, agroalimentación, servicios a la población, turismo cultural, de naturaleza, gastronómico, etc.).
La agricultura y ganadería, además de la silvicultura, deben de seguir jugando un PAPEL CRUCIAL en la economía de la comarca. Son piezas básicas y su principal activo y fortaleza. Hay que valorarlas de modo que sirvan, como lo han hecho hasta hace pocos años, como su principal motor económico-productivo. Sin ellas posiblemente La Serranía carezca de un futuro viable…

Por
JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS

SERRANOS Y RURALES, ¿TE ANIMAS?

SERRAN@S Y RURALES es un proyecto optimista, innovador, joven y diferente. Somos muchos los que estamos comprometidos con esta comarca y no nos resignamos a ver morir lentamente a nuestros pueblos.  LA SERRANÍA tiene mucho que ofrecer y por eso en SERRAN@S Y RURALES apostamos decididamente por su FUTURO.

serraniaturia

La SERRANÍA es un buen sitio para vivir y para emprender, es un territorio con muchas posibilidades, pero es necesaria una nueva visión para encontrar nuevas soluciones. Ahora más que nunca TODAS y TODOS somos necesarios para darle vida y futuro a nuestra comarca.

SERRAN@S Y RURALES es un proyecto que nace desde el entusiasmo y nunca desde la conformidad. Este blog se pone en marcha para que todos los SERRAN@S Y RURALES participemos con creatividad e imaginación, compartiendo ideas, problemas e información, con un objetivo claro: CREAR FUTURO.

Las mejores soluciones son las que se aportan desde dentro. Hemos estado demasiado tiempo esperando que las soluciones lleguen desde fuera.

SERRAN@S Y RURALES  pretende ser un instrumento para:

  • compartir información
  • ser un banco de ideas
  • compartir artículos relacionados con nuestra comarca
  • ayudar a iniciar proyectos
  • promover la participación e implicación de los jóvenes
  • dar soporte a empresas y nuevas ideas de negocio
  • analizar necesidades y problemas
  • sumar fuerzas y establecer cauces de actuación diferentes

Os animamos a participar activamente para construir proyectos que contribuyan a que nuestros pueblos vuelvan a estar llenos de vida, a que LA SERRANÍA entre de una vez en el siglo XXI pero sin dejar de ser SERRANOS Y RURALES. Tienes mucho que decir ¿te animas?